, mayo 18, 2022

0 resultados encontrados con esta palabra

Cuando RONALDINHO hizo lo que quiso en la LIGA MX (2015)


  •   4 minutos
Cuando RONALDINHO hizo lo que quiso en la LIGA MX (2015)

Después de hacer brillar los ojos de todo el planeta Tierra con el Barcelona, Milán, Flamengo y Atlético Mineiro, Ronaldo de Assis Moreira, eternamente conocido como Ronaldinho, llegaba a la Liga MX.

De manera sorpresiva era anunciado como refuerzo de los Gallos del Querétaro el 12 de septiembre de 2014, para disputar el Apertura, que ya iba en su fecha número 7.

<
Suscríbete a nuestro podcast

Con el dorsal número 49, Dinho hacía su presentación en un partido de Copa ante los Tigres y mandaba a la tribuna el penal que pudo darle el empate al Querétaro.

Sin embargo, sólo cuatro días después se estrenó con los queretanos, marcando desde los once pasos y asistiendo a Sanvezzo en la paliza 4-1 ante las Chivas.

En el Apertura 2014 su equipo no logró calificar a la liguilla y el brasileño terminaba con 9 juegos disputados y tres goles anotados.

El Clausura 2015 iniciaba muy pronto y los Gallos dieron pocos días de vacaciones. La indisciplina del de Porto Alegre era conocida en todo el mundo y en México no fue la excepción, por supuesto.

El astro no reportó a la pretemporada el 8 de diciembre y se daba por hecho su salida del equipo. Tuvieron que pasar 29 días, un ultimátum, la Navidad y el Año Nuevo para que regresara con todo y su espectacular sonrisa.

No obstante, el técnico Víctor Manuel Vucetich no se compraría la falta de compromiso del Campeón del Mundo y lo castigaba un par de jornadas, por lo que el sudamericano se volvía a ausentar de algunos entrenamientos.

Sin embargo, el 18 de abril las cosas darían un giro brutal. El América recibía a los Gallos para la fecha 14 y el Estadio Azteca se abarrotaba con más de 70 mil asistentes que pagaban su boleto para ver a la gran figura que una vez puso de pie al mismísimo Santiago Bernabéu.

Era hasta el 82’ que Vuce lo mandaba a la cancha por Tito Villa. Todos los aficionados, locales y visitantes, le aplaudieron como a pocos.

El genio apenas tardó 4 minutos en lucir toda su magia. Con un contragolpe iniciado por Orbelín, Ronaldinho corrió como un jovencito en paralelo a Danilinho, quien cedía la pelota al hombre con más jerarquía de todo México.

El amazónico le dio un toquecito con poca fuerza, pero suficiente para vencer a Hugo González y volver a ser ovacionado por propios y extraños.

Los vítores y los olés de los americanistas contra su propio equipo llenaban el corazón de Dinho, que regateaba a la media cancha del América como si estuviera compuesta por niños de primaria.

El cuarto del Querétaro también tuvo la firma del carismático número 49. Recibía la pelota en tres cuartos de cancha y cedía para un compañero, quien devolvía la pared.

El maestro, sin voltear si quiera a la portería, cacheteaba el balón y metía un gol de billarista, para luego agradecer con una reverencia al Estadio Azteca que se rendía a sus pies.

Con 26 puntos el Querétaro finalizaba en sexto lugar de la clasificación, por lo que se enfrentaría a Veracruz en cuartos de final.

En la ida los Gallos vencían 2-1 y se iban con confianza a la vuelta en el puerto, además del excelente partido de Ronaldinho.

En la costa Querétaro empujaba con fuerza. Dinho disparaba, pero Melitón contenía. William sacaba un disparo muy débil, pero la defensa desviaba y se colaba a la puerta.

Luego Volpi salvaba un extraordinario tiro veracruzano y Melitón también se libraba de un potente disparo.

Ya en el segundo tiempo Edgar Andrade se inventaba un tiro libre exquisito y metía el de la esperanza jarocha.

No obstante Ronaldinho Gaúcho mandaba un tiro con poca fuerza y el arquero veracruzano se comía el gol más fácil de toda su vida, lo que hacía inútil el posterior empate de Furch.

Las semifinales contra Pachuca dieron mucho de qué hablar. Primero Cano aventajaba a los Tuzos y luego Rodrigo Salinas marcaba el 2-0.

El experimentado Ricardo Osorio planchaba a Ayoví y se iba expulsado. Vucetich decidía retirar a Ronaldinho de la cancha y el mago enfurecido agarraba su camioneta y se iba del estadio sin siquiera pasar por los vestidores.

Luego se disculpaba en redes sociales, aunque no sería considerado para la vuelta en donde sus compañeros sacaban la victoria por 2-0 y avanzaban a la Gran Final, para sorpresa de todos.

Ahí se encontraron con unos santos imparables. El Chuletita Orozco hizo el mejor partido de toda su carrera y con cuatro pirulos, sumado al de Diego González, aplastaba a un Querétaro invisible, con todo y el brasileño los segundos 45 minutos.

Ya con los Guerreros en extremo confiados, los de azul y negro lo intentaron. Primero de penal Osuna daba algo de esperanza, al minuto 10.

Marchesín ponía duro el guante y sacaba un cañonazo de Sepúlveda a primer poste. No obstante, en ese mismo tiro de esquina Yasser Corona cabeceaba y la metía a la puerta.

Al 38’ Sepúlveda corría por toda la banda y para disgusto de los laguneros, caía el tercero de los emplumados, que ponía el partido en extrema tensión.

Ronaldinho entraba al 69’ para jugar su último partido en tierras aztecas, pero poco o nada pudo hacer para evitar la derrota.

El fantástico jugador brasileño se despedía, a tan solo meses de su llegada. Con el club queretano jugó 29 partidos, dio 8 asistencias y marcó el mismo número de goles.

Le decíamos adiós, replicando su sonrisa en nuestro rostro, felices de haber tenido cerca de nosotros, al menos por poco tiempo, a uno de los más grandes exponentes del futbol mundial.

Noticias Relacionadas

Te has suscrito exitosamente a Leyendas del Futbol Mexicano
¡Genial! Ahora completa el checkout para el acceso completo Leyendas del Futbol Mexicano
¡Bienvenido de vuelta! Has ingresado exitosamente
¡Felicidades! Tu cuenta está activada, ahora tienes acceso a todo el contenido
Tu información de pago fue actualizada con éxito
Actualización de la información de pago fallida.
Tu link ha expirado.