, mayo 26, 2022

0 resultados encontrados con esta palabra

FÍRMALA GIO y el bicampeonato del TRICOLOR- México en Copa Oro 2011 - Campeón


  •   20 minutos
FÍRMALA GIO y el bicampeonato del TRICOLOR- México en Copa Oro 2011 - Campeón

La Copa Oro de 2011 era muy importante para la Selección Mexicana, ya que otorgaba un boleto a la Copa Confederaciones 2013, un año antes del Mundial de Brasil.

México perdió ese lugar cuatro años atrás y los Estados Unidos dieron un gran papel en Sudáfrica 2009, por lo que era indispensable recuperar el lugar de privilegio que se había ganado en ediciones anteriores.

Chepo de la Torre recién iniciaba su proceso en febrero de ese año, por lo que el torneo de la CONCACAF fue la primera prueba de fuego para el tres veces ganador del Balón de Oro al mejor entrenador de la Liga Mexicana.

Grupos y Sedes Copa Oro 2011

Durante 20 días seríamos testigos del futbol desplegado en nuestra área, que se suponía era el mejor hasta entonces. 13 estadios serían las sedes para el campeonato, dejando el mundialista Rose Bowl para la gran final.

Tres grupos de cuatro se armaron para la ocasión. México encabezaba el A, seguido de Costa Rica, El Salvador y Cuba. En el B se disputaron los partidos entre Jamaica, Guatemala, Granada y Honduras. El último pelotón lo formaban Panamá, Guadalupe, Canadá y Estados Unidos.

México armó un roster de 23 jugadores para dicho torneo, pero tendremos que repasarlo un poco más adelante, ya que cambiaría por circunstancias insospechadas. Cabe decir que era una de las selecciones mexicanas con más jugadores europeos hasta entonces.

México vs El Salvador - Grupos

El primer partido de grupos para los nuestros en Dallassería también el último para algunos. Curiosamente todos los de primera fase se jugaban en horario continuo, con dos encuentros consecutivos. El césped no se veía en malas condiciones, a pesar de las líneas del emparrillado mal pintadas.

De la Torre inició con Ochoa, Maza, Salcido, Giovanni dos Santos y Andrés Guardado como los ejes de su alineación, además del delantero del momento, Javier Hernández, que cumplía su primer año en Manchester United cansado de meter goles.

La primera fue salvadoreña, con un disparo de larga distancia que Ochoa despejó. Salcido quiso responder de cabeza, pero no le dio. Gio corrió hacia el centro y remató muy por arriba.

Zelaya se enfrentó al mundo entero y cayó dentro del área sin falta, para que luego Flores disparara muy chueco. Chicharito jamás se pudo acomodar de cabeza y terminó tendido en el pasto.

Instantes después Pablito Barrera repitió lo de Dos Santos, pero su tiro de izquierda sí fue a portería y rebotó en la esquina del marco. Los 80 mil asistentes al inmenso Estadio esperaban expectantes el primero mexicano, que tardaría en aparecer.

Al camiseta 14 lo amonestaban por absolutamente nada y el nefasto arbitraje de la zona hacía su primera aparición. Al 38’ Andrés Guardado falló una evidente con su educada pierna izquierda, que la mandó por encima del travesaño.

Poquito después Hernández recentró de forma poco ortodoxa y el del Deportivo La Coruña casi descalabra al salvadoreño, ante la desesperación del entrenador nacional.

No hubo más aproximaciones de peligro y los jugadores se iban a descansar: mexicanos desesperados y centroamericanos felices por el buen resultado. No obstante, el segundo tiempo sería una historia diametralmente opuesta.

Pare empezar por poco Zelaya la empuja, aunque el Maza estuvo atento. García estuvo a un buen remate de abrir el marcador, pero hasta ahí llegó El Salvador.

Chicharito se enfrentó sólo a Miguel Montes, pero sorprendentemente se la estrelló en el cuerpo. Salcido le pegó feísimo y luego luego se rompió la mesa. Gio desbordó por derecha y con esa pierna mandó un centro a la llegada de Efraín Juárez. El del Celtic de Escocia le pegó mal y el portero expulsó, pero el balón rebotó en el hombro del mexicano, con lo que se coló a portería.

De la Torre mandó a De Nigris al campo y terminó por detonar las acciones. Guardado le entregó al delantero regiomontano, que después de un feo intento de pase se encontró la pelota y como pudo la mandó a guardar.

El mejor zurdo de la última década le pegó desde la yarda 20 y el guardameta atajó con inconvenientes ante el gran efecto del balón.

Fue en ese cobro de esquina que el mismo Guardado sacó un centro exquisito que Javier Hernández remató picado e incrementó el marcador a un matador 3-0.

Gio recibió y centró adecuadamente, pero Chicharito falló uno de esos goles que si le sumáramos a su cuenta ya tendría 100 con la Selección Mexicana. De Nigris también se lamentó por no poder clavar en el contrarremate.

Dos Santos corrió y corrió, pero su tiro a primer poste no llevaba buena dirección. Hernández midió un balón globeado y le pegó chorreado, sólo que su estrella le ayudó para que se le escurriera al portero después de tres botes en el césped y el poste.

Rafita Márquez entraba al campo para darle equilibrio a la media cancha y de pronto bajar para meterse entre los centrales. Pleititos Reyna ingresaba y se probaba de derecha, apenas desviado.

México se echó a la hamaca y la selección salvadoreña no tenía idea de qué estaba haciendo en Texas, aunque Shawn Martin más o menos lo intentó.

Fue en tiempo de compensación que Chicharito concretó el único hat trick que tiene con la casaca nacional. El capitán Marvin González derribó a Javier y se fue expulsado. Hernández se armó de valor y con una Panenka probablemente innecesaria acabó con la miseria salvadoreña.

Todo eran sonrisas y felicidad porque nadie tenía idea de lo que estaba por suceder.

Suspensión de Jugadores Salvadoreños

Dos años después de este partido, la Federación Salvadoreña de Futbol suspendió a 14 jugadores de por vida de cualquier actividad dentro del futbol, todos ellos acusados de amaños en partidos de su Selección Mayor. Esto por supuesto que incluyó la derrota 5-0 contra México, en la que participaron 8 de los castigados, incluyendo al capitán que cometió penal, en una vergüenza deportiva internacional.

Clembuterol en Selección Mexicana

Pero no fue todo. Unos días después de esa paliza, los seleccionados mexicanos fueron sometidos a exámenes antidoping. Antonio Naelson "Sinha", Edgar Dueñas, Christian Bermúdez, Francisco Javier Rodríguez y Guillermo Ochoa dieron positivo a clembuterol, una sustancia que incrementa la masa muscular y elimina las grasas.

Inmediatamente se anunció que los cinco futbolistas eran expulsados de la Copa, aunque la investigación apuntó a la ingesta de carne contaminada por dicho fármaco, algo que se repitió durante el Mundial Sub 17 disputado al mismo tiempo en nuestro país. Ahí fueron 109 jugadores los que presentaron restos de clembuterol en sus cuerpos.

A Memo Ochoa no le costó sólo la salida del torneo, si no que su traspaso pactado con el Paris Saint Germain se cayó de manera definitiva, debido a que la suspensión que les acechaba podría ser de hasta dos años. Sin embargo, en julio se anunció que no habría castigo y el portero recaló en el Ajaccio francés.

Debido a esto la CONCACAF autorizó la llegada de 5 refuerzos: Paul Aguilar, Héctor Reynoso, Hiram Mier, Luis Michel y Marco Fabián. Sólo dos de ellos tendrían actividad en el torneo.

México vs Cuba - Grupos

Luego de tremendo golpe, el Tricolor debía enfrentar su partido ante Cuba, que tampoco pintaba para algo tan complicado. Alfredo Talavera fue el encargado de suplir a Ochoa en la puerta, en la primera vez en la historia que México jugaba de negro una Copa Oro.

Hernández fallaba la primera con su pie derecho y Cuba quería responder de media distancia. Dos Santos volvió a probar lo de correr al centro y tirar, pero tampoco lo lograba. Luego tocó perfectamente al Chícharo que disparó de zurda y el portero rozó, pero no dieron saque de esquina.

Ángel Reyna casi se rifa un golazo y Cuba perdía a su mejor hombre al ataque. El que ya jugaba para el New York Red Bulls pudo repetir el gol que hizo en Sudáfrica, pero ahora la mandó por afuera. Moreno tuvo el suyo e igualmente erró.

Los isleños al fin respondieron con un tirito, pero Talavera quién sabe qué quiso hacer y por poco la deja ir. Chepo observaba en mediana calma, hasta que por fin cayó el gol. Guardado jugó en corto un tiro de esquina y rápidamente centró con puntería a la cabeza del Chícharo, quien le metió toda la frente para vencer a Molina.

Otra vez el capitán no logró ni concretar ni centrar y luego de derecha Guardado movió las redes por su costado externo. Más nada hubo en la primera mitad.

Ya con los lados intercambiados México acabó con las mínimas esperanzas cubanas. Barrera desbordó y envió una gran diagonal que Javier quiso volver a picar, pero el portero atajó correctamente.

El ex atlas seguía con su práctica personal con la pierna chueca y Chícharo casi hace un golazo de cabeza. El concierto azteca tuvo su segundo acto al 63, cuando Gio se desmarcó y con un toquecito leve desvió el balón a portería.

Dos minutos pasaron para que De Nigris tocara su primera pelota y se convirtió en gol con la buena asistencia del número 14. La cascada de goles no se detuvo. Juárez le mandó un dulcecito a Giovanni, que se dio el tiempo de desenvolverlo, olerlo y saborearlo, antes de celebrar su tercer y último doblete con Selección Mexicana. Un minuto más tarde el Chícharo la bajó como rey, pero la definió como plebeyo, hirviendo la sangre de sus nacientes detractores.

El Hernández caribeño se dio el lujo de fallar dentro del área y se la puso muy fácil a Tala. El quinto y último también tuvo la firma del 14, que fildeó y de volea la colocó en el poste más lejano del guardameta. Todavía De Nigris marcó otro, pero se lo anularon por ninguna buena razón.

México vs Costa Rica - Grupos

México superaba así el amargo trago vivido con el dopaje de sus futbolistas. A punta de goleadas se imponía en su grupo y ya calificado y con una diferencia de más 10, enfrentaría su último partido de grupo contra Costa Rica.

Era un reencuentro muy especial. Y es que el técnico de la Sele era el mismísimo Ricardo Antonio La Volpe, el entrenador que guio a México durante cuatro largos y exitosos años.

A pesar de la gran ventaja de puntos y goles, Chepo de la Torre mandó a lo mejor que traía y su equipo no le decepcionó. La primera intentona fue de Salcido, aunque Keylor Navas estaba bien posicionado. Después Gio centró, pero nadie llegó para cerrar la pinza.

Guardado condujo con calidad y tocó a Hernández, que le quiso meter el empeine, pero no inclinó su cuerpo y le regaló el balón a la tribuna. Al 17’ Rafa abrió el marcador. En un tiro de esquina se elevó con su número 4 en la espalda y con un remate certero en medio de dos ticos marcó, ante el gesto adusto del técnico argentino.

Corría el minuto 19 cuando Andrés Guardado le dio las gracias a La Volpe por debutarlo en Selección Nacional 5 años atrás. Se puso el traje de genio y sus ojos se fijaron en una diagonal elevada, para entonces pegarle de volea y parte externa, haciendo absolutamente inútil el lance de Navas. Un golazo espectacular de uno de los mejores futbolistas que ha tenido México en toda la historia.

Gio desperdició un regalito de la defensa blanca y Chicharito pedía un penal. Tuvo que ser otra vez Andrés Guardado el que diera el ejemplo. Se internó en el área por el lado izquierdo y fintó mandar el centro. Con la pierna siniestra le pegó muy fuerte al primer poste del considerado mejor portero de la CONCACAF y selló el tercer gol mexicano.

Otra vez Javier Hernández se equivocaba y volvía a entregar el balón al guardameta en una muy clara. Pocos minutos más tarde Salcido y Barrera se combinaban para que llegara el gol del jugador del West Ham. El 4-0 subía al tanteador y el partido prácticamente se acababa ahí.

Antes del pitido Keylor se lucía con una atajada, pero nada más.

El segundo tiempo en Chicago fue de trámite y sólo nos dejó más suspiros de La Volpe, otra falla del Chícharo, una dinamita marca ACME, un travesaño de Giovanni, una bomba de Guardado, otra atajada de Navas, el buen gol de Marcos Ureña y… sí, otra más de Hernández Balcázar.

Una mención especial a la memoria de Dennis Marshal, futbolista costarricense que falleció tan sólo 5 días después de anotar y forzar la prórroga en su partido de cuartos contra Honduras. Descanse en paz.

México vs Guatemala - Cuartos de Final

México cumplía con su obligación histórica de avanzar como primero de grupo y le tocaba otro rival incómodo, pero en el papel sencillo: Guatemala.

En el New Medowlands Stadium de Nueva Jersey aguardaban 78 mil espectadores para ver la victoria mexicana. Pero a pesar del primer peligroso acercamiento de Barrera, fue el histórico Pescadito Ruiz el que abrió el marcador.

Héctor Moreno medía de forma lamentable un balón elevado y tras el bote, el camiseta número 20 venció a Talavera por encima de su achique.

El equipo azteca intentó reaccionar pronto, pero la defensa chapina se revolvió con todo y un toque de suerte. Un par de segundos después el Chícharo se anotó otra rayita a su registro de errores desastrosos, con un cabezazo que debió ir hacia abajo.

Salcido se probó a la desesperada desde muy lejos. CH14 intentó conducir entre tres, pero no pudo ser. Gio hizo trabajar a Ricardo Jerez y la bola no salía del área azul, en donde la defensa se entregaba con alma y vida.

Guardado le pegó lo más feo que pudo, lo mismo que Dos Santos. México tuvo muchísimos tiros de esquina, más nada de provecho les sacó. Incluso Guatemala estuvo cerca de clavar el segundo, pero no supieron qué hacer en el contraataque 4 contra 2 y lo mismo en el 3 contra 2, minutos después.

Los centroamericanos se inundaron de confianza y hasta hicieron recostarse a Talavera, justo antes del descanso.

Chepo de la Torre sacaba a Israel Castro y le daba entrada a De Nigris que pedía concentración ante unos motivadísimos centroamericanos que se desinflarían rapidísimo.

El mismo atacante, que parecía no podía ganarse la confianza de su técnico, se encontraba un balón suelto dentro del área y con el olfato felino del goleador nato pateó hacia portería, empatando el partido de manera sencilla.

En una jugada intrascendente del medio campo, Gerardo Torrado entraba con su acostumbrada dureza y la Copa Oro nos regalaba el primer conato de bronca que en eso se quedaba y de los empujones y palabras fuertes no avanzaba.

No pasaron ni 5 minutos cuando Wilfred Velásquez tomó la decisión de barrerse con toda la suela por delante y se la enterró sin pudor a Rafa Márquez. Una plancha brutal que el árbitro jamaiquino vio de frente, pero que decidió castigar sólo con cartulina amarilla.

Aldo De Nigris no quiso dejar pasar la oportunidad de fallar un gol cantado en Copa de Oro y escribió su nombre en el libro que estaba lleno de autógrafos de Omar Bravo.

El que sí cumplió con las expectativas fue nada más y nada menos que Javier Hernández, que fijó su mirada en el balón y con un bonito taconazo de pierna derecha acaparó las portadas de los diarios.

Guatemala no tuvo la más remota idea de cómo continuar y pensó que a patadas empatarían las cosas, aunque el único talentoso hizo volar a Tala.

Sin embargo, México tampoco hizo mucho más. Hubo algunos otros acercamientos, pero la más peligrosa la provocaron los mismos guatemaltecos y Guardado no logró definir bien de pierna zurda.

México vs Honduras - Semifinales

Con un dominio prácticamente absoluto sobre su rival, pero con detalles groseros dignos de la CONCACAF, México superó la fase de cuartos de final y ahora tocaba chocar con Honduras, que finalmente sí pudo eliminar a Costa Rica.

La cita fue en Houston, en el que sería el partido más rocoso de lo que iba de Copa. La prensa hondureña había calentado el encuentro con las palabras de uno de sus ex entrenadores, que decía que Chicharito iba a tener miedo de los fuertes centrales centroamericanos.

Otra vez de negro saltaban a la cancha del Reliant los mejores hombres de la plantilla nacional y arrancaban las semifinales.

El zurdo número 18 dio inició a las hostilidades muy desviado. Luego Moreno ganaba bien por arriba, aunque la mandaba lejos. Chepo observaba de manos cruzadas y entonces llegaba el primer patadón del partido, digno sólo de la preventiva.

La pelea en media cancha se agudizaba progresivamente. Torrado picaba un balón exquisito, pero Barrrera no alcanzó a bajarla con el muslo.

El primer acercamiento más o menos importante para honduras acabó en las tranquilas manos de Alfredo Talavera. Guardado mandó un centro mordisqueado y Chicharito solicitaba un penal no marcado, con lo que acababa la mitad del partido.

El segundo tiempo se dejó venir y con él una jugada peligrosa a la orilla del área blanca, pero que terminó en absolutamente nada. Apenas siete minutos después el Chepo le daba entrada a su relevo de lujo, que no lograba quitarle el puesto al delantero del United y que otra vez le acompañaría en la punta.

Fue hasta el 67’ que Pablito clavó un tirito centrado y Valladares escupió hacia arriba y terminó por botar en el travesaño. En ese cobro de esquina De Nigris tuvo una en el aire y tampoco supo definir.

El delantero tapatío otra vez se equivocó, también de cabeza, pero en una jugada más clara que la de Aldo. No sólo él se lamentaba, si no todo el país que abría los ojos como platos, empezando a conocer las peculiaridades del que eventualmente sería el mejor anotador de la historia de la Selección.

El ingresado de cambio Carlo Costly hacía una de barrio y luego exigía un inexistente penal. Giovanni Dos Santos pudo terminar la eliminatoria al 88’ tras un buen pase de Hernández, pero el hijo de Zizinho cruzó demasiado su tiro, arrastrando a México a los tiempos extra.

El cansancio hizo mella en el equipo catracho y el combinado nacional aprovechó de inmediatamente. Barrera cobró un buen tiro de esquina y Aldo de Nigris se suspendió en el aire para ahora sí mandarla a guardar.

El número 7 condujo la bola e intentó a puerta, cuando tenía a Hernández en buena posición. Sin embargo, terminaron por combinarse. Al 99’ Pablo Barrera cobró otro tiro de esquina que remató Aldo. La pelota le cayó a Chicharito quien hizo bailar las redes con el muslo derecho.

Sus palabras a la cámara fueron “Miedo no”, con la seña más reconocida para indicar que no se le arrugó.

Paul Aguilar entró de cambió y su primera pelota fue un cañonazo que Noel Valladares supo desviar. Roger Espinoza se apuntaba la sexta tarjeta amarilla de Honduras y después de que Torres Nilo mandara un zapatazo al poste izquierdo del portero, se llevó la séptima, que se convertía por supuesto en la roja.

Nada más sucedió y con el 2-0 México arribaba a su tercera final de Copa Oro consecutiva, la primera de la nueva década.

Estados Unidos en Copa Oro 2011

El equipo contrario era, casi por supuesto, Estados Unidos. Los vecinos incómodos llegaban a su quinta final de las últimas seis ediciones, perdiéndose sólo la del 2003.

Estados Unidos vs Canadá - Grupos  

Su camino inició contra Canadá, el único campeón de Copa Oro que no se llama México o Estados Unidos. Jozy Altidore le pegó con un periódico mojado y el guardameta norteño la dejó ir entre sus manos.

De Rosario tiró bien, pero no lo logró. Agudelo hizo trabajar otra vez al portero canadiense y Dempsey intentó un escorpión de genio que fue desviado a tiro de esquina.

La que sí metió fue de barrida a gran pase de Altidore. Gerba quiso iniciar la reacción, pero el lampiño Tim Howard atajó con oficio.

Lo mismo sucedió minutos después, en una triple intervención que le daban el papel de mejor jugador del partido y la victoria para su país.

Estados Unidos vs Panamá - Grupos

Sin embargo, la sorpresa llegaría en la segunda fecha ante Panamá. Dempsey disparaba de derecha, pero para afuera.

Howard tuvo ahora sí una mala intervención con mucho orgullo los panameños abrieron la cuenta. Después Jaime Penedo demostró por qué es el mejor portero de la historia de Panamá, poco antes de que Blas Pérez fuera derribado en el área. Los canaleros se iban al frente 2 goles por 0 y los norteamericanos tendrían que remar contracorriente.

En el segundo tiempo Woodson la empujó después de una peinada calva de Bradley. Altidore bailó a la defensa y trazó al centro, pero Wondolowsky la mandó a la Luna. En el último instante casi se empata el juego en una gran jugada colectiva, pero el mismo hijo del entrenador la envió para afuera, por lo que Panamá se quedaba con los tres puntos.

Estados Unidos vs Guadalupe - Grupos

Urgidos de victoria, los gringos tendrían que pelearse con Guadalupe, sotanero de grupo y que no aspiraba a nada. Poco pasó ese día.

Los isleños zapateaban por encima y luego su portero atajaba. Al 9’ Jozy Altidore sacó un bombazo que se coló por el ángulo de la portería para el único tanto del encuentro. Después de eso los Estados Unidos llegaron y llegaron, pero el buffette de errores no se terminaba, dejando a reventar a los futbolistas de blanco.

Estados Unidos vs Jamaica - Cuartos de Final

Jamaica llegaba a los cuartos de final como favorita sobre los locales, luego de un arrollador paso en fase de grupos y así lo demostraron desde el inicio, aunque fallaron una evidente.

USA respondió con un remate forzado que Donovan Ricketts echó fuera, al igual que en otro tiro de Dempsey, quien intentó de todas las maneras. Los vestidos de rojo nunca dejaron de empujar, aunque fallaron varias antes del final de la primera mitad.

Tuvo que ser hasta el complemento y con un desvío de la zaga que cayera el gol de Jermaine Jones, venciendo por fin la portería jamaiquina. Ricketts tuvo otra gran salvada y Chiquimarco echaba a Taylor, para dinamitar el partido.

Ya en un desorden absoluto, Clint Dempesey recibió y burló al portero para dar el pase a la red y finiquitar el compromiso.

Estados Unidos va Panamá - Semifinales

Estados Unidos y Panamá se reencontraron en las semifinales de Houston, aunque con los colores de uniformes al revés de lo usual y con los centroamericanos muy motivados para llegar a su segunda final de Copa Oro.

Penedo le arrebataba el gol a Agudelo y luego el número 9 remataba pésimo, aunque al travesaño. Los de blanco tuvieron contadísimas aproximaciones, pero no las aprovecharon, la más clara en una diagonal por delante de los centrales que no pudieron empujar y después otra con un atajadón de Howard.

El gol de la victoria cayó con una increíble asistencia de Landon Donovan que Dempsey convirtió. Con eso fue suficiente para acreditar su pase a la gran final a disputarse en Pasadena, California.

Estados Unidos vs México - Final

Llegaba pues el 25 de julio de 2011. Los Estados Unidos de América y México aventaban a la cancha a sus mejores hombres, a diferencia de las finales anteriores. Es decir que el choque definitivo enfrentaría a las mejores selecciones de la CONCACAF con sus representantes más importantes, después de varios fallidos intentos.

Los capitanes Bocanegra y Márquez se saludaban con los hombres de verde y arrancaba el partido. Después de un tiro de esquina Torrado filtró a Hernández, que no pudo controlar.

Gio condujo de pura zurda y disparó, aunque se fue abriendo sin entrar a portería. Instantes después los anfitriones cobraron un tiro de esquina que el calvo hijo del otro calvo remató muy bien y le dobló la mano a Talavera, para poner el 1-0.

Antes del córner Steve Cherundolo se lesionó y luego de los festejos dejó su lugar a Jonathan Bornstein. Dos Santos le envió un gran centro al Chícharo, que remató rarísimo e ineludiblemente se fue por encima.

Después Barrera le tocó al espacio y ahora sí lo intentó bien por encima, pero acabó en el poste. México continuaba con la buena presión y parecía que los gringos se confiaban al marcador favorable.

Pero no sólo se confiaron, si no que en la siguiente de peligro rompieron la valla de Talavera. Landon Donovan se deslizó como serpiente por en medio de la defensa nacional y con un sencillo toque anotó su diana, misma que lo convertía en el máximo anotador de la historia de la competición.

El sudor frío de la derrota tempranera recorrió por la espalda de los jugadores y la afición mexicana, que veía en el horizonte otra dolorosa derrota contra el enemigo colectivo de la Selección.

Adu quiso incrementar la ventaja y disparó ante las piernas congeladas de los defensores. Carlos Salcido nunca pudo superar una lesión que arrastraba y Chepo tuvo que sustituirle por Torres Nilo.

Justo ahí cayó el del descuento, después de una grandiosa asistencia del Chicharito que Pablito Barrera definió muy bien al poste más cercano. Justo ahí era donde USA le dijo adiós a la final de la Copa Oro.

Dos Santos condujo por derecha y en su acostumbrada diagonal intentó disparar. En el rebote se barrió Andrés Guardado y con una pizca de fortuna el balón rebasó la línea de gol. Chicharito festejó con furia el empate, que era el principio de una tarde noche de placer azteca.

La única mancha que empañaba la gesta fue la lesión de Rafa Márquez, que ya para entonces era un veterano y que tenía que marcharse del partido antes del descanso, dejando su lugar al Sansón Reynoso.

Todavía Gio tuvo una importante, aunque de derecha la cruzó demasiado y ahora sí se fueron a refrescar.

Con todo igualado se visualizaba un segundo tiempo peleado, pero no fue así. Chepo observaba satisfecho y Bradley dubitativo. El número 10 mexicano probó su suerte en el drible como anticipación a lo inesperado, aunque ahora falló.

El último gol de Barrera con la casaca nacional llegó al 50’, en una escena que se vio por televisión tapada por un globo color verde. Pablo Edson se perfiló al toquecito de Guardado y con la parte externa disparó para hacer rotar la pelota a lo bola de boliche. Un golazo que enmarcaba la remontada mexicana.

El mayor de los Dos Santos tuvo su segunda oportunidad en materia de recortes, pero también se estrelló con la defensiva norteamericana.

Freddy Adu quiso empujar a los suyos desde el balón parado, sólo que su disparo no tuvo el final esperado. Dempsey se encontró un balón suelto y de zurda hizo vibrar el larguero.

Guardado centró y ni Torres Nilo ni Hernández alcanzaron a empujar, mientras que Zavala entraba para darle equilibrio al mediocampo. Justo ahí ocurrió la magia.

Chicharito peleó con todo una pelota que le cayó a Torrado y este filtró a Gio. El futbolista que estuvo algún día destinado a llevarnos a niveles jamás soñados sólo pudo alcanzar este hermoso momento de gloria. Con estos múltiples toques de su extraordinario pie izquierdo, que hicieron arrastrarse a un gran portero, Giovanni Dos Santos alcanzó el punto máximo de su carrera deportiva. Un golazo en toda la extensión de la palabra que inspiró una de las mejores narraciones de las últimas décadas para Enrique Bermúdez de la Serna.

Esta brillante obra de arte aniquiló al espíritu competitivo de los gringos como pocas veces se ha visto. El gol le hizo justicia al número que portaba su anotador y ayudó también a limpiar las múltiples heridas mexicanas provocadas por la subida de nivel del balompié estadounidense en la década anterior. México regresaba por fin al lugar que le pertenecía.

Fue tan brillante el gol que ninguno de los asistentes ni los 22 futbolistas sobre el campo pudieron pensar en nada más durante los minutos restantes. El futbol le dio las gracias a Giovanni por su mejor día como jugador profesional y le entregaba el silbatazo final.

La Selección Mexicana repetía el título y se ponía al frente de la lista de ganadores de Copa Oro con un nuevo bicampeonato de este formato. Los abrazos y elogios eran definitivamente para el Campeón del Mundo sub 17, quien devolvía el serio saludo a Howard antes de continuar con la algarabía.

La Copa Oro hacía su entrada triunfal con todo y presentador en español. Rafa Márquez y Javier Hernández ganaban premios individuales, para que al final el Káiser elevara el trofeo en una parafernalia mucho más grande que el mismo torneo.

Por primera vez desde 1991 México hacía un torneo redondo, con buenas actuaciones en todos los partidos de la Copa, algo que nunca había sucedido, siempre sumergidos en malos encuentros y fallas a raudales de decenas de sus jugadores.

Todo apuntaba, otra vez, a un ciclo mundialista tranquilo, sereno y sencillo. No obstante, el Chepo de la Torre soltó el timón y su barco se fue hundiendo poco a poco, quedándose a nada de dejarnos fuera del Mundial de Brasil.

La Copa Confederaciones de 2013 también fue un desastre y el combinado nacional regresó a casa a las primeras de cambio. Los federativos le otorgaron una nueva oportunidad en la siguiente Copa Oro, un mes después del torneo FIFA.

El técnico para nada pudo retomar el rumbo y falló terriblemente en la repetición del campeonato, lo que le costó el puesto. Pero esa es otra historia de Leyendas del Futbol Mexicano.

¿Crees que el gol de Giovanni se encuentra entre los mejores 5 de toda la historia de nuestro futbol? ¿Por qué piensas que Dos Santos jamás pudo explotar todo su potencial? Déjamelo saber en tus comentarios.

Si te gustó el video, regálanos un like. También te invito a echarle un vistazo a nuestra lista de reproducción con todas las Copas Oro de la historia, para que veas que la de 2011 fue de las mejores hasta entonces. Y si te gusta lo que hacemos, suscríbete a este canal para seguir conociendo todas las Leyendas del Futbol Mexicano.

Noticias Relacionadas

Te has suscrito exitosamente a Leyendas del Futbol Mexicano
¡Genial! Ahora completa el checkout para el acceso completo Leyendas del Futbol Mexicano
¡Bienvenido de vuelta! Has ingresado exitosamente
¡Felicidades! Tu cuenta está activada, ahora tienes acceso a todo el contenido
Tu información de pago fue actualizada con éxito
Actualización de la información de pago fallida.
Tu link ha expirado.