, mayo 18, 2022

0 resultados encontrados con esta palabra

La PEOR COLOMBIA echó a la Selección Mexicana - MÉXICO en Copa Oro 2005 - Cuartos de final


  •   12 minutos
La PEOR COLOMBIA echó a la Selección Mexicana - MÉXICO en Copa Oro 2005 - Cuartos de final

La Selección Mexicana de futbol derrotó a Brasil en la cerrada final de la Copa Oro 2003. Los dirigidos por Ricardo La Volpe tuvieron un torneo de altibajos, pero al final el buen futbol en el partido definitivo los llevó a conquistar el campeonato.

Luego de ello, el Tricolor tuvo un camino muy sencillo en las eliminatorias rumbo al Mundial de Alemania 2006, calificando con holgura al hexagonal final.

En el año 2005 comenzó dicho minitorneo y durante los primeros seis meses jugaron 5 de los 10 encuentros. Derrotaron de visita a Costa Rica, ganaron 2-1 a Estados Unidos en el Azteca, empataron en Ciudad de Panamá y también de visita fueron a vencer a Guatemala. En el último partido antes de la Copa Oro, derrotaron a Trinidad de Tobago en Monterrey.

Pero eso no era todo. México había viajado a Alemania para disputar la Copa Confederaciones 2005, en donde realizó un inmenso papel, quedándose en la orilla de avanzar a la final y jugando al tú por tú contra el anfitrión en el partido por el tercer puesto.

Es decir que el buen futbol mostrado por los elegidos del bigotón hablaba por sí solo y aparte de tener casi amarrado el boleto al mundial, se contaba con la casi seguridad de ganar el torneo de la zona.

Sedes Copa Oro 2005

La Copa Oro 2005 regresaba a jugarse en tierras estadounidenses, aunque ahora en más sedes que nunca. Foxborough, Los Ángeles, Carson, Miami, Seattle, Houston y Nueva York, ciudad que sólo recibiría las semifinales y la gran final.

Esta sería la última vez que veríamos a países extraños de la CONCACAF durante 16 años, ya que será hasta la 2021 cuando lleguen nuevos invitados.

Grupos Copa Oro 2005

Ahora sí se repartían en tres sectores de cuatro países cada uno, alargando un poquito la fase de grupos. En el A encabezaba Honduras, acompañada de Trinidad y Tobago, Panamá y Colombia.

En el Grupo B encontrábamos a Estados Unidos, Costa Rica, Cuba y Canadá, mientras que el C era el de México, Jamaica, Guatemala y Sudáfrica, el primer invitado africano de toda la historia.

Pocos de los jugadores asistentes a la Confederaciones repitieron el torneo local. Ricardo Osorio, Gonzalo Pineda, Sinha, Luis Pérez, Jared Borgetti y Carlos Salcido eran los principales referentes en ambas listas. Hubo más dobleteos, pero de futbolistas que no eran considerados para la Selección A.

México vs Sudáfrica - Fase de Grupos

El combinado azteca iniciaba el torneo el 8 de julio de 2005, enfrentándose al mismo rival que tendría 5 años después en la inauguración del Mundial 2010.

La Volpe se veía confiado y la afición presente ya esperaba empezar a celebrar los goles. Jared probaba de fuera del área luego de una triangulación y la mandaba apenas por encima.

Salcido se sumaba al ataque disparaba también, pero la defensa se revolvía para desviar a tiro de esquina. El equipo mexicano fabricaba un jugadón de videojuego, sólo que el poste se vestía de amarillo y le negaba su primer gol con Selección a Rafa Márquez Lugo, que tardaría siete años más en llegar.

Entonces llegó el de Sudáfrica. En un tiro de esquina José de Jesús Corona se amarraba y sumado a los errores de Francisco Rodríguez y Carlos Salcido, batían la puerta azteca. Un dolor de cabeza el juego aéreo para la defensiva mexicana.

En una jugada prefabricada el Maza, que todavía traía esa mata de estilo desenfrenado, no conseguía conectar el balón y se comía todo el puño del portero. Luego Márquez Lugo le metió un zapatazo de aire, pero Calvin Marlin se lució con tremenda atajada.

Parecía que el gol estaba cerca, pero los sudafricanos sorprendieron de nuevo. Otra vez los tacos de Chuy Corona se quedaban pegados al pasto y Elrio Van Heerden aprovechó para barrerse y anotar el gol a primer poste.

El mismo número once le rompía la cadera a Rodríguez y luego cedía a Lebohang Mokoena, que estuvo a nada de poner el 3-0 en el marcador, en la primera de peligro de la segunda mitad.

Venado Medina centró desde la banda izquierda y casi hace uno de esos goles de suerte que alguna vez le vimos con las Chivas. Bravo rescató la pelota y después remató en urgencia, pero no lo logró.

Pocos instantes después Jared Borgetti le falló a su propio apellido, realizando un remate de cabeza horrible, de esos que se cuentan con los dedos de las manos en su historial.

Entonces el Maza remató como si él fuera el del apellido italiano, elevándose con gran poderío y dando el testarazo con toda la potencia de sus piernas y su cuello. No obstante, el balón se fue desviado por un lado.

Como si estuviera planeado, Omar Bravo se puso una servilleta en el pecho, agarró los tenedores y se sentó en la mesa para devorarse un gol cantadísimo, que pudo significar el del descuento. Ese no se lo quitó el poste, ese se lo regaló al palo el delantero rojiblanco.

En ese mismo tiro de esquina volvió a elevarse el central mexicano con la misma furia que la ocasión anterior y por fin caía un gol para los nuestros. El Maza celebró con muchas ganas, a pesar de que la derrota de la Selección ya se había cuajado.

México vs Guatemala - Fase de Grupos

Para el segundo partido de grupos La Volpe le perdió la confianza a J J Corona y mandó a porterear a Moisés Muñoz, entonces guardameta del extinto Monarcas Morelia. El Memorial Coliseum recibía a México y Guatemala para ver cuál de los dos revivía en el grupo, ya que también los chapines venían de una derrota.

Luego luego los centroamericanos tiraban de lejos, muy mal. El técnico argentino tuvo que recurrir al guardarropa mágico y lució su corbata de dragones. Y vaya que sí permeó en el rendimiento de sus pupilos.

Jared Borgetti hacía una recepción dirigida de primer mundo y después con el empeine de su botín izquierdo venció la meta de Miguel Ángel Klée. Un golazo que abría la fuente de los deseos apenas al minuto 5.

El Zorro del Desierto quiso sentir que lo suyo era darle con el pie, pero erraba por mucho. Ah, pero 50 segundos después recibió en la orilla del área y gambeteó a Néstor Martínez, para hacerse un espacio y anotar su segundo, que alcanzó a tocar el portero.

Con este tanto celebraba su número 35 con el Tri y empataba al Matador Hernández y a Carlos Hermosillo.

El Pescadito Ruiz quiso hacer una de UEFA, pero le salió de CONCACAF. El mismo delantero intentaba de cabeza y se iba a las manos de Muñoz.  Carlos Morales también quiso sorprender, aunque se fue por encima.

Guatemala era la nada y México ya se estaba poniendo cómodo. En un tiro de esquina el balón rebotaba por todos lados hasta que le cayó a Jared, que ya no pudo con la diestra.

Cabrera quiso hacer una de recreo y el delantero de Pachuca siguió jugando con su efectividad con los pies, que subía y bajaba. El capitán Pando zancadilleaba a Carlos Zinedine Salcido Zidane y se señalaba el tiro libre. Borgetti regresaba a las andadas y daba un frentazo con el sello de garantía, pero Klée la paraba muy bien.

Se iban a descansar y al volver entraba Bravo por Jared, pero el mochiteco no tenIa ese guante en la cabeza. Sin embargo al nueve México triangulaba adecuadamente y el Jerry Galindo la empujaba solito por el centro.

Ya era una goleada bajo el fuerte sol californiano y Guatemala ya contaba los minutos para que se acabara esa monserga. Ruiz pudo anotar el suyo, pero no se tuvo confianza y la mano del Maza la mandó para afuera.

La Volpe era regañado por quién sabe qué y Paco Ramírez y Jorge Campos se reían en la banca. Unos instantes después Omar Bravo recibía un pase filtrado y como por su casa la empujaba por debajo del guardameta. Un gol muy fácil que parecía realizarse después de un fuera de lugar.

El resto del partido fue tan mal que no es digno de ser narrado ni hoy, ni mañana, ni nunca. Basta añadir que hubo una jugada que recuerda a aquella jugada del último haitiano en el área, que curiosamente no sucedería si no hasta tres años después.

México vencía 4-0 en otro soporífero partido de fase de grupos y se alistaba para el último de los tres, que no variaría mucho, en realidad.

México vs Jamaica

El partido iniciaba con un disparo directo a las manos y luego un intento de tres dedos por parte del Pity Altamirano. Jamaica ganaba una dividida en la media cancha, pero Bennet no la metió después de sacar a Muñoz.

Venado Medina recibía una filtración larguísima de Gonzalo Pineda, pero su centro de izquierda no encontraba rematador. Salcido repetía su enorme actuación por la banda, aunque tras el regate la mandó por fuera.

El gol cayó al 19’. Sinha y Pérez orquestaron una gran jugada y Alberto Medina mató de pecho para vencer al meta Shawn Sawyers.

Jamaica contestó con un disparo lejano que llevaba potencia, pero que se fue abierto. Otra vez México la tocaba en una baldosa y ahora sí Sawyers trabajaba adecuadamente. Los isleños no paraban de intentarlo, mientras La Volpe daba indicaciones.

Carlos Salcido se comía un drible como los que él acostumbraba ejecutar y Osorio tuvo que rifarse el físico para despejar en la última del primer tiempo.

Ya con los puestos intercambiados, Jamaica apretó a la defensiva azteca, poniendo los pelos de punta. En la devolución del golpe, Sawyer se interponía en el centro de Jared. Entonces Altamirano le pegó al balón con tanta furia que dejó semi inconsciente a Claude Davis, en una imagen terrorífica, pero que afortunadamente terminó bien.

Pero como si lo quisiera rematar, Borgetti le metía un empujón en la siguiente jugada y su portero le daba un electroshock como para que su corazón despertara. Definitivamente no fue el mejor día para el número 25.

Su compañero Daley cobró venganza y le metió un pisotón a Pineda, para irse expulsado. Moisés recibió un tiro libre con las manos y a decir del árbitro salió del campo. Al 33’ Pity Altamirano volvió a rematar durísimo y el guardameta hizo una atajada con gran talento, ese mismo que le robaron en el tiro de esquina inmediato.

Todavía Muñoz escupió un balón serpenteante y así se acababa un encuentro… curioso, por darle algún adjetivo agradable.

En cuartos de final nos tocaría enfrentar a una Selección Colombiana bastante promedio, para ser honestos. Sus nombres más interesantes eran Faryd Mondragón, Freddy Guarín y Aldo Leao.

En su camino en fase de grupos le fue bastante mal. Primero jugaron ante Panamá, que acabó venciendo con un gran cabezazo de Tejada, que la puso lo más lejos que pudo de las manos del portero.

En la segunda jornada se toparon con Honduras, que también defendió su honor concacafquiano. Chiquimarco les regalaba un penal y Tressor Moreno, que luego del torneo iniciaría su larga trayectoria en México, abrió el marcador.

Sin embargo, la defensa cafetera le regalaba una avenida entera a Wilmer Velásquez. El centroamericano no se achicó y de parte interna venció al grandote Mondragón.

Tres minutitos después el capitán marcaba su doblete con un golazo extraordinario, que incluyó un regate genial del hoy diputado de su país.

Colombia en Fase de Grupos

Después de dos derrotas, Colombia tuvo que ganar su pase a siguiente ronda en un partido malísimo contra Trinidad y Tobago. Primero anotaba Abel Aguilar con la pierna derecha y después de muchos rebotes en los que los trinitarios sólo veían pasar la bola, incluyendo al que quiso salvar en la raya.

El segundo fue del famosísimo Héctor Hugo Hurtado, que le pegó para ver qué pasaba y pasó el gol. Colombia se apuntaba a los cuartos de final como tercera de su grupo, quitándole el puesto a Canadá por diferencia de goles.}

México vs Colombia - Cuartos de Final

Y así llegamos al 17 de julio de 2005 en el Reliant Stadium de Houston. México con la confianza de las múltiples llegadas de peligro generadas y las ganas de mejorar en su contundencia, enfrentando a los cafetaleros que apenas y lograron avanzar. Todo estaba pintadito para enfrentarse a Panamá en las semis y llegar a la gran final ante Estados Unidos. Spoiler: eso no pasó.

A Márquez Lugo le metía un rodillazo en la espalda y salía en camilla, mientras Ricardo La Volpe observaba un primer vistazo de lo que sería el partido.

Al 10’ Colombia se internaba en el área y clavaban un gol que era anulado. De poco sirve mencionarlo, pero no el fuera de lugar jamás existió, ni en la primera, ni en la segunda jugada.

Poco después entre nerviosismo Salcido le dio de izquierda y la mandó al palo, pero de su portería. Luego Mendoza le pegó desde Barranquilla, pero Muñoz la agarró fácil.

Sinha quiso responder, pero le dio chorreadísimo y el Bigotón pedía calma. Los colombianos parecían estar jugando en Copa América y los aztecas estaban desconcertados, sacando las papas del fuego en otro casi autogol de Carlos Arnoldo.

Al minuto 19 Castrillón filtró a Rentería y la portería volvía a caer, pero ahora sí era una posición adelantada bien señalada. Moisés tenía que seguir trabajando, mientras su delantera no reaccionaba, seguramente porque la corbata no estaba bien ajustada ese día.

Maza Rodríguez se barría perfectamente y salvaba otra más, justo antes de que Rafa Márquez 2 se fuera de cambio por el Pity. La primera de más o menos de peligro fue sin que los mexicanos la tocaran con contundencia y terminó en la nada.

Otra vez Mendoza tenía el tiempo y el espacio para sacar el escopetazo, provocando el enojo del portero mexicano. A Osorio se lo llevaban facilísimo y luego Tressor Moreno no supo como definir, pero era cuestión de tiempo ante la inoperancia tricolor.

En la primera del complemento Lucho Pérez era tacleado en el área, pero no se marcaba nada y luego Pineda le daba horrible, mientras La Volpe observaba molesto.

Era turno del mismo 23 de pegarle, pero también la mandaba para afuera. Una vez más el del Monterrey desbordó por izquierda y cedió a Medina, que le dio con el periódico mojado y se la regaló a Mondragón.

Hasta ahí llegó la reacción mexicana, pues en la siguiente de peligro sudamericana Patiño mandó un centro muy bueno y Castrillón cabeceó con mucha categoría ante la pésima marca de Francisco Rodríguez. El técnico se comía las uñas y mandaba a Bravo a la cancha, pero ya no habría marcha atrás.

Osorio metió la manota y 15 años antes del VAR México se salvaba del penal que los mataría, para que un par de jugadas después empataran el partido. Gonzo Pineda se encontró un rebota en la entrada del área y con la pierna mala disparó para el 1-1.

Parecían buenas noticias para el combinado nacional, pero los siguientes minutos siguieron generando cero llegadas y esto les costó la calificación.

Al minuto 30’ Colombia tocaba intentando entrar en juego y en un rebote cayó el gol más feo con que nos pudieron eliminar de un torneo internacional. Patiño quería rebotársela a Galindo e increíblemente superó por arriba a Moisés Muñoz, que no logró caminar lo suficiente hacia atrás y la pelota lo venció.

Como no podía faltar en la Copa Oro se armó una bronquilla, que como siempre terminó en muchas palabras y poco más. El Gerry disparó correctamente, pero Mondragón la mandó a tiro de esquina.

Ahora era a México a quien no le daban el penal con un empujón sobre Galindo, jugada en la que Salcido no remató hacia portería.

Ricardo Antonio se acababa la cajetilla rápidamente, mientras al Venado lo expulsaban producto de la desesperación y luego hubo un tiro de esquina que soñaba con ser el empate épico, pero terminó convirtiéndose en el pitido final y en la eliminación mexicana.

Colombia avanzaba a semifinales, en donde vencería Panamá. Los canaleros se toparían con Estados Unidos, país que otra vez levantaría el gigantesco trofeo y que iniciaba la alternancia de títulos con nuestro país, misma que no se ha detenido hasta la fecha.

Por tercera vez en las cuatro Copas Oro del siglo XXI, México era enviado a su casa en cuartos de final. De nuevo una participación desastrosa, infumable, nefasta y con tintes de ridícula. Ricardo La Volpe se dio cuenta de que no tenía una selección alterna y que sólo podría contar con sus hombres fuertes para el resto de la eliminatoria, pero como siempre confiado de que llegaría caminando al Mundial.

Algo que logró, por supuesto, aunque tampoco fue él quien nos llevara al mentado quinto partido, a pesar de sus casi perfectos cuatro años al frente del Tricolor.

Y a la Selección Mexicana todavía le restaban dos Copas Oro más en esa década fatal, en donde trataría de retomar el rumbo ganador que dejó la generación de los 90. Pero esa es otra historia de Leyendas del Futbol Mexicano.

¿Piensas que hoy en día contamos con suficientes futbolistas de buen nivel para armar dos selecciones medianamente competitivas? ¿Te parece que el dominio azteca sobre la CONCACAF ha ido disminuyendo irremediablemente o sólo se trata de rachas naturales del deporte? Déjamelo saber en tus comentarios.

Si te gustó el video, regálanos un like y compártelo. También te invito a que te eches un clavado en nuestra lista de reproducción con todas las Copas Oro de la historia, para que revivas el camino mexicano en el torneo de la zona. Y si todavía no te suscribes, dale clic al botón rojo y activa las notificaciones, para que no te pierdas de ninguna Leyenda del Futbol Mexicano.

Noticias Relacionadas

Te has suscrito exitosamente a Leyendas del Futbol Mexicano
¡Genial! Ahora completa el checkout para el acceso completo Leyendas del Futbol Mexicano
¡Bienvenido de vuelta! Has ingresado exitosamente
¡Felicidades! Tu cuenta está activada, ahora tienes acceso a todo el contenido
Tu información de pago fue actualizada con éxito
Actualización de la información de pago fallida.
Tu link ha expirado.