, mayo 18, 2022

0 resultados encontrados con esta palabra

La vez que JOEL HUIQUI fue CAPITÁN de la Selección | MÉXICO en la COPA ORO 2013


  •   15 minutos
La vez que JOEL HUIQUI fue CAPITÁN de la Selección | MÉXICO en la COPA ORO 2013

En la gran final de la Copa Oro 2011 México fue testigo de uno de los goles más hermosos jamás fabricados por un futbolista de nuestro país. El Tricolor conseguía así su bicampeonato del torneo de la CONCACAF y nuevamente de la mano de José Manuel de la Torre se esperaba alcanzar el tricampeonato dos años después.

Sin embargo, el equipo nacional se encontraba en uno de los peores momentos de la historia. De los 12 partidos disputados de enero a junio de 2013, México acumuló 2 victorias, 2 derrotas y 8 empates, entre amistosos, eliminatorias mundialistas y la Copa Confederaciones, en donde sólo fuimos a dar pena ajena perdiendo con Italia y Brasil, además de ganarle a Japón.

Las oportunidades se extendieron todavía más para el Chepo que llevó a su equipo a la nueva Copa Oro esperanzado de volver a encontrar la senda correcta y no seguir cayendo por un desfiladero con destino al infierno.

A diferencia de la Eurocopa y la Copa del Mundo, que se realizan cada 4 años, la Copa Oro acostumbra a jugarse cada dos, así los millonarios ingresos para los bolsillos de los dirigentes nunca dejan de llover.

Antes de esto no se ganaba nada más que un gran trofeo y el pase a la Confederaciones en una sí y en la otra no, lo que provocaba que los países a veces mandaran a equipos alternativos al torneo de la zona.

Para darle un poco de sabor a estas ediciones intermedias, la confederación determinó que el pase al torneo FIFA del 2017 se jugaría entre los dos campeones de la Copa Oro 2013 y la 2015, obligando a todos a ponerse las pilas, relativamente.

Sedes y Grupos Copa Oro 2013

Como ya era costumbre, se utilizaron 13 sedes para todos los partidos de la competencia y una vez más fueron 12 las selecciones participantes, divididas en tres grupos de cuatro.

Canadá, Panamá y Martinica acompañaban a México en el primer sector. En el B se encontraban El Salvador, Haití, Honduras y Trinidad y Tobago. El último frente estaba conformado por Estados Unidos, Costa Rica y Cuba.

El Tricolor no pudo contar con sus mejores hombres, que habían tenido participación en la Confederaciones y necesitaban descansar, por lo que se llamó sólo a futbolistas de la liga local.

La lista incluyó a Jonathan Orozco, Raúl Jiménez, Marco Fabián, Chatón Enríquez, Adrián Aldrete y al flamante capitán mexicano: Joel Huiqui, ese defensa central convertido en meme años después.

La Selección Mexicana de futbol había tenido una edición 2011 muy buena, avasallando a todos sus rivales y se calculaba que podría pasar algo similar, a pesar de la mala racha.

México vs Panamá - Grupos

No obstante, pocos contaban con el poderío del combinado panameño, que sentaba ya las bases de una de las mejores selecciones de su historia, esa que calificaría su primer mundial un lustro más tarde.

Huiquidios saludaba a Torres, quien con un toquecito en el hombro le anticipaba la desastrosa noche que vivirían los de verde en el Rose Bowl de Pasadena.

Chepo de la Torre tomaba agua en tranquilidad y así comenzaba el juego. La escuadra centroamericana se adueñó del balón desde el primer instante y se fue acercando a la puerta de Orozco.

Tan importante era el asedio que Raúl Jiménez bajó hasta propia área a marcar y tumbó a Quintero, con lo que se señaló el penal. Gabriel Torres acertó a pesar del vuelo del Spider y así se abrió el marcador.

Raúl se quiso haciendo… esto y luego Rafael Márquez Lugo remató bien, aunque Penedo atajó. En ese tiro de esquina el mismo número 11 falló una clarísima con marco abierto.

En una jugada a ras de pasto Rodríguez y Castro se estrellaban frente a frente y la sangre corría por el rostro mexicano, sin consecuencias de gravedad.

El calor parecía derretir las ideas nacionales y el partido era una monserga absoluta, mientras que De la Torre regañaba a alguien por no seguir sus claras instrucciones.

La afición presente silbaba y gritaba hacia un encuentro que no podía ver con claridad debido al potente rayo solar. Joel Huiqui daba clases de cómo no defender en la media cancha y se salvaba de una posible roja.

En una jugada inverosímil, Panamá se perdió del segundo, fallando como niños de secundaria ante defensas de primaria, donde ni unos ni otros parecían futbolistas profesionales.

En otra asquerosa cobertura defensiva, Cecilio Waterman ganó el balón y se quedó a 15 centímetros de salir a celebrar, tras su tiro al poste.

Al segundo minuto de tiempo agregado, Marquito Fabián se encontró un regalo inesperado dentro del área chica y sin el más mínimo mérito, México empataba el partido. Todavía Jiménez pudo remontar, pero su cabezazo no llevó buena dirección.

Gullit Peña y Juan Carlos Valenzuela entraban como refuerzos estrella para la segunda mitad, pero ni con tremendos baluartes el combinado azteca lograría evitar el ridículo.

Al 48’ Gabriel Torres anticipó a un Huiqui que parecía tener 70 años de edad y con facilidad clavaba el segundo. El medallista de Oro Piloto Jiménez probó suerte de tiro libre, pero al Tri nada le salía.

Fabián quiso lucirse de chilena y le robó el gol a Velarde, que entraba pleno. En la jugada inmediata no controló correctamente y luego se barrió en urgencia, pero tampoco concretó.

Waterman condujo por derecha y disparó muy cruzado.  Hasta el 67’ volvió México a tener alguna opción de relativo peligro, pero nada de real valor. El Topo se encontró un balón en el área, pero su testarazo se fue directo al cuerpo de Penedo, mientras que los panameños caían lesionados uno tras otro debido a su esfuerzo fuera de lo común, aunque también haciéndole un poco al cuento.

Chepo se enfadaba terriblemente con el espontáneo que entraba a la cancha, como si ese sujeto fuera responsable del asqueroso partido que entregó su Selección Nacional.

Después de tremendo bodrio México perdía, por primera vez en toda la historia de nuestro futbol, un partido ante Panamá. Y no sería el último, no señor.

México vs Canadá

En el segundo partido de grupos ante Canadá el Tricolor daría una exhibición menos lamentable, afortunadamente. El técnico nacional sentaba al Piloto y a Alejandro Castro para darle entrada a Miguel Layún y el Chapito Montes.

Primero Fabián probó a Borjan, que escupió. Luego Márquez Lugo se quedó a nada de empujarla al fondo. Los canadienses estaban lejísimos de ser un gran sinodal y poco podían aproximarse.

Márquez Lugo se probó de media distancia, pero el tiro fue tan malo que ni si quiera se mereció la repetición. Chapito de zurda también pifió y nada, pero en serio absolutamente nada le pasaba al partido.

Jonathan por fin se puso a chambear y con un buen manotazo sacó el cabezazo canadiense. Marquito hizo una buena individual, chutó de izquierda y Borjan le robó su gol.

No obstante, en la jugada inmediata Raúl Alonso Jiménez cabeceó a portería su primera diana como seleccionado mexicano, aprovechando la desastrosa marca del país de la hoja de maple, poco antes de irse a descansar.

Al volver el propositivo Marco Fabián tiro de lejos bastante suave. El partido fue tan mediocre como el primer conato de bronca, que Joel Aguilar disolvió en segundos.

Al 56’ el mismo Fabián de la Mora era trastabillado en la media luna y se señalaba un penal bastante dudoso. El camiseta número 10 se hizo de la bola y con un potente derechazo batía la puerta canadiense, ante la frustración del portero rival.

Los minutos siguieron avanzando sin una sola nueva aproximación de gol y De la Torre estaba más fúrico que nunca, soportando el odio de la fanaticada azteca, que crecía y crecía cada día que pasaba.

Fabián y Montes hacían una gran jugada que terminaba en remate del número 8, pero para afuera, en lo que veíamos entrar a la cancha a otra legendaria estrella de nuestro balompié: Javier el Chuletita Orozco.

En lo último de un insípido encuentro, Canadá se quedó a nada de convertir un golazo. Orozco pudo meter un gol con Selección Mexicana, pero el poste se lo impidió. Y ya, eso fue todo lo sucedido en un partido que nunca nadie recordará.

México vs Martinica - Grupos

Para el tercer juego de la fase de grupos México necesitaba ganar a Martinica para amarrar su pase a cuartos, ya que una derrota lo podía dejar fuera incluso de los mejores terceros lugares.

El departamento de ultramar francés no debía representar grandes dificultades a un equipo con dos novedades: Moisés Muñoz en el arco y el uniforme mexicano, con camiseta y calcetas blancas y short en rojo. Por cierto, que esta bonita combinación ha sido utilizada muy pocas veces por la Selección Mexicana a lo largo de la historia.

Layún arrancaba con todo mandando un centro al que Jiménez no pudo llegar y poquito después enviaba un centro espectacular de tres dedos que su compañero en América tampoco logro mandar al fondo de la portería. REPETICIÓN MINUTO 8

Luego luego Márquez Lugo demostró que no era jugador de Selección, enredándose con el balón en los pies. El empuje no se detuvo y en un tiro de esquina el capitán martiniqués casi se hace el harakiri, aunque por suerte su portero la agarró.

Muñoz corrió hasta el tiro de esquina a recuperar un balón y falló de manera embarazosa, para terminar pidiendo un empujón al árbitro y disculpas a su defensa.

Luego tuvo que lanzarse para lavar los errores del Topo Valenzuela y México estaba para la lágrima. Fue hasta el 21’ y después de una peinada y otra pésima definición del otro Rafa Márquez que cayó el gol. El anotador fue Marquito Fabián, que quién sabe si así la intentó o fue de pura suerte el remate.

El mismo número 10 le puso un balón bien sencillo a Márquez Lugo que tampoco pudo empujar a la puerta.

De pronto el Chapito Montes, que para entonces demostraba su mejor nivel en León, se inventó un zapatazo de pierna zurda que voló perfecto en dirección a portería y se clavó

Chepo discutía alegremente con el cuarto árbitro, feliz él por irle ganando a la poderosa Martinica. pero de pronto Miguel Layún, que todavía no alcanzaba su mejor nivel, ni mucho menos, derribaba a un futbolista de azul y se señalaba el penal.

Moisés Muñoz se lanzó hacia el otro costado y fácilmente fue batida su puerta, todo esto a instantes de finalizada la primera parte.

De regreso los primeros 25 minutos fueron de lo peor que se ha visto en este canal y la primera de muy relativo peligro fue con un tirito de Layún al 72’.

Después Velarde y Sebastien Cretinoir chocaron cabezas y el juego se detuvo. El hoy comentarista de Fox Sports quiso enmendarse de tiro libre, pero sólo hizo el ridículo ante la fría mirada de De la Torre, que lo sustituía por el Chuleta.

Para maquillar, aunque fuera poquito el asqueroso partido nacional, el recién ingresado Miguel Ponce se lanzó para empujar el buen centro de Layún. 3-1 el resultado final.

México vs Trinidad y Tobago - Cuartos de Final

Después de estas dos victorias consecutivas México llegaba a los cuartos de final ante Trinidad y Tobago, donde se esperaba seguir avanzando con relativa facilidad, a pesar raquítico nivel mostrado en la fase de grupos.

Otra vez con Jonathan bajo los tres postes, el Tricolor se preparaba para otra exhibición de risa en el Georgia Dome de Atlanta.

Los de verde arrancaban con fuerza y apretando. Incluso anotaron gol, sin embargo, terminó anulado por fuera de juego. Unos minutos después la defensa azteca se ponía a perseguir gallinas y André Boucaud disparó, provocando la muy buena parada del entonces portero de Monterrey.

Raúl y Layún se conectaron por la banda derecha, pero otra vez Márquez Lugo erró con derecha. El potente delantero Kenwyne Jones recepcionó e intentó una chilena que resultó mal.

El Gullit Peña le pegó adecuadamente de pierna izquierda y engañó a la tribuna que gritó el gol, pero en realidad se fue por afuera. El joven Jiménez se lanzó para cabecear, pero no giró el cuello en el ángulo correcto y la mandó al fondo.

El Topo tuvo su oportunidad y ya se me están acabando las formas de narrar los errores, que por supuesto no dejaron de caer. Al 39’ llegó la clásica cámara húngara de las Copas Oro, que como siempre se acabó en un chasquido. Chapito cobró la falta, pero tampoco logró nada.

Antes del pitido intermedio Fabian recortó y disparó a las manos del portero, para que Joel Aguilar acabara las cosas entre sonrisas.

El segundo tiempo inició con un escupitazo del portero trinitario y 10 minutos después una tijera bien forzada de Jiménez, que terminó rebotando en el poste.

Al 62’ Layún hizo volar a Williams, que a pesar de su escasa técnica se convertía poco a poco en la figura de los cuartos de final, atajando nuevamente un minuto después, sonriéndole a medio mundo.

El delantero estrella nacional le cedía su puesto al otro emblemático goleador y sumaba otro partido en blanco más. MIN 74

Trinidad y Tobago generó otro acercamiento de cabeza, pero en verdad eran muy malos y poco le hacían a México, que tampoco lograba aproximarse con fuerza y después de 83 minutos parecía que tendríamos que aventarnos otros soporíferos 30 minutos de tiempo extra.

Afortunadamente para la historia del deporte el encuentro no tuvo que alargarse debido a que Raúl Alonso Jiménez toqueteó de parte interna un toque raso de Layún y venció por fin al número 21.

El Chuletita Orozco, que sólo metió cuatro goles importantes en toda su carrera, se comió otro más y Jiménez no llegó a cerrar.

Panamá en Copa Oro 2013

De manera agónica y causado por sí mismos, los seleccionados alcanzaban la clasificación a semifinales. La historia nos indicaba que México acostumbraba a llegar como fuera a la final y ahí entregaba su mejor exhibición para llevarse el título o al menos quedar subcampeón. Pero por fin el destino nos daba una buena lección rumbo al futuro y nos la mandaba en forma de la Selección de Panamá.

Después de derrotar a México en su primer encuentro de grupos, tocaba enfrentarse a Martinica, que les dio buena batalla hasta que Berdix se fue expulsado. Jairo Jiménez se internaba en el área y lo tumbaban, con lo que Torres volvía a celebrar desde los 11 pasos y le daba los tres puntos al equipo canalero.

Ya con la calificación en la mano jugaron ante Canadá, pero a pesar de practicar el tiro al blanco sobre la portería contraria no lograron anotar. Sin embargo, les alcanzaba para calificarse a los cuartos de final como primeros de grupo.

Su potencial ofensivo se destaparía hasta los cuartos de final contra la indefensa Cuba, que de manera muy curiosa iniciaba ganando con gol de José Alfonso.

Sólo les duró 4 minutos la ventaja, ya que Mark Geiger pitó una evidente y muy reclamada mano, para que Torres embuchacara una vez más. El número 9 celebró su doblete después de fildear y rematar una velita.

Ariel Martínez se volvía loco y le enterraba todos los tacos a Blas Pérez, lo que le acarreaba la expulsión en el segundo tiempo y Cuba se iba volando a Varadero.

Carlos Rodríguez, Pérez, Jairo Jiménez y otra vez el Conejo Blas, hacían pedazos las redes de Odelín Molina, que jugaba el último de los 122 partidos en los que defendió a su país y se retiraba de la internacionalidad con esta goleada en la canasta.

México vs Panamá - Semifinales

Así llegaban los panameños a la semifinal, con buenas victorias, pero tampoco con un paso súper arrollador, más allá de la goliza a Cuba. México no podía permitirse una nueva derrota contra los centroamericanos y estaba obligado a pasar sobre ellos para posarse en la final, donde ya estaban esperando los Estados Unidos.

Con nuestro imponente capitán Huiqui a la cabeza, salían en fila india los seleccionados nacionales, saludando a sus colegas canaleros.

Chepo de la Torre y los hermanos Dely Valdés aguardaban serenos en sus bancas, atentos a los que sus 22 futbolistas realizarían a partir del silbatazo del árbitro jamaiquino Courtney Campbell.

12 minutos de inconsistencias acabaron en la primera jugada de gol, cuando a Alejandro Castro le robaron el dulce y Quintero cedió a Blas, quien, con toda la experiencia obtenida en sus múltiples Copas Oro disputadas, venció tranquilamente a Jonathan Orozco.

Este gol hizo explotar por supuesto las gargantas de la afición panameña y de sus narradores, que se desgañitaron al máximo.

Chepo de la Torre inmediatamente olió el peligro e inició con los gritos de regaño, más que de aliento, con ese “métele huevos cabrón” dirigido seguramente a Castro.

Layún cedió al centro del área y se la bajaron al delantero de las Chivas, que ya generaba una inmensa molestia por tantas pifias. El capitán Torres ganó por encima, pero no la pudo dirigir hacia abajo.

Marco Fabián cobró directo a las manos de Penedo y luego Huiqui despejó en propia área, mientras la banca azteca observaba en el mismo silencio que acechaba al estadio entero.

Al 23’ Gabriel Torres dio su primer strike fallando una que sólo debía empujar, pero la emotividad estaba definitivamente del lado rojo.

Sin embargo, tanta emoción les pasó factura y una faena de Fabián fue suficiente para que Montes cabeceara y volviera a encender a la fanaticada mexicana, apagando los impulsos panameños.

Con esto México debió concentrarse y enfocarse en retomar el control, sobre todo porque empataron cuando Panamá mejor jugaba. No obstante, la historia estaba cansada de ver a una Selección Mexicana tan promedio y decidió castigarla fuertemente.

Fabián no alcanzó una pelota ante la mirada atenta de los dirigentes de la Confederación. Castro estaba muy confundido y seguía con las faltas en medio del campo, lo mismo que nuestro indiscutible líder Joel Huiqui.

Los segundos y minutos transcurrían entre poco futbol y nada de control de pelota por ninguno de los dos protagonistas, provocando la frustración incontrolable de De la Torre.

Al 44’ Blas mandó un gran testarazo al travesaño, aunque se anuló por fuera de juego. Para no variar ni un poquito, lo último mexicano del primer tiempo fue otro pésimo intento de Rafael Márquez Lugo, que rápidamente hacía olvidar las grandes fallas del Chicharito una Copa Oro atrás, en donde erró muchísimo, pero al menos celebró 7 goles.

Chatón Enríquez sustituía a un fantasmagórico Guillit Peña y así iniciaba el fatídico complemento. Los canaleros inmediatamente inclinaron la cancha a su favor y presionaron fuertemente a la zaga azteca.

Castro otra vez hizo un foul absurdo y después intentó dar un rodillazo al rival, pero sólo se ganó la preventiva. México robó una pelota que se convirtió en el peor disparo de toda la carrera de Raúl Jiménez.

Layún ya estaba hecho un lío en zona baja, lo que provocó una falta peligrosísima para Panamá, que terminó en una chilena desviada. El corazón mexicano latía a mil por hora lleno de miedo. Y no se equivocaba.

Al 61’ Torres cobró un córner que el histórico Román Torres martilló con toda la potencia de su cuello, anticipando por supuesto a uno de los peores defensas centrales que han portado la camiseta de México, que a alguien se le ocurrió cederle el brazalete de capitán, confirmando todo el sarcasmo vertido en las anteriores líneas de este guión.

Aldrete ya quería que se acabara el juego y tiró horrible, mientras que los fans mexicanos ya se comían las uñas. Chepo miraba con una mezcla de incredulidad y odio, sacando del campo por fin a Alejandro Castro, pero dando ingreso a Javier Orozco que, spoiler alert, absolutamente nada hizo en el partido.

A Márquez Lugo le quitaron la que pudo ser su mejor intentona y luego Enríquez disparó chorreado de zurda, haciendo trabajar a Penedo. Nuestro número 10 le pegó como número 84 para perderse una clara. Rafael Márquez Lugo se marchó del campo para nunca más volver a la Selección Mexicana de futbol, a la que sólo le pudo entregar un gol en 17 partidos jugados.

Chapito Montes condujo con calidad y trató de izquierda, aunque curveó de más. Al 77’ Panamá volvió a acercarse, aunque su trabajo estaba centrado en defender el resultado.

De nuevo Montes remató, pero Penedo contuvo con calma, lo mismo ante la más evidente oportunidad mexicana, que Isaac Brizuela no supo definir ante el gran guardameta, que por esas fechas no contaba con equipo.

Los centroamericanos pudieron matar, pero les faltó experiencia en un contragolpe que debió ser fulminante, lo mismo que sucedió con el tiro de Waterman unos instantes más tarde.

El resto de los minutos transcurrió entre acercamientos verdes en los que nada sucedía, demostrando la fuerte inoperancia de este combinado, mezclado con la profunda desesperación de la tribuna.

México ya no contó con más oportunidades y Aldrete tuvo que emplearse a fondo para evitar el tercero del contrario, que no permitió nada más que una última falta de Joel Huiqui.

Se acabó el encuentro y Panamá consiguió su segunda victoria ante algunos de los peores representantes que hemos tenido. Y también por segunda ocasión, conseguían llegar a una final de Copa Oro, que tristemente perdieron ante los Estados Unidos, reiniciando la alternancia de campeonatos.

Los dirigidos por José Manuel de la Torre exhibieron a nuestro futbol a nivel internacional y muchos de ellos nunca más volvieron a vestir la camiseta verde. El técnico sólo dirigió otro amistoso más y uno oficial: el del hexagonal final que de manera bochornosa perdió en el Estadio Azteca ante la Selección de Honduras y que definitivamente le costó el puesto.

A Víctor Manuel Vucetich le dieron sólo dos encuentros para tratar de salvar la calificación a Brasil. Jiménez nos dio aire con una grandiosa chilena ante los mismos panameños, pero luego se dio un vergonzoso episodio en la visita a Costa Rica. Fueron los vecinos incómodos del norte quienes, con su agónica remontada a Panamá, nos salvaron el pellejo.

México calificaba al repechaje intercontinental y dejaba entre lágrimas a los canaleros, que más méritos tenían para haberse quedado con ese boleto.

Finalmente, el Piojo Miguel Herrera tomó las riendas y con una base de su América campeón superó con facilidad a Nueva Zelanda y llegó a Brasil, en donde otra vez se dio una buena actuación, pero para sorpresa de nadie, nos quedamos en octavos de final.

Otro año más le duró el gusto a Herrera como director técnico de México. Dirigió y ganó la Copa Oro 2015, con asquerosas y nefastas ayudas arbitrales, para luego golpear a Christian Martinolli ser despedido. Pero esa es otra historia de Leyendas del Futbol Mexicano.

¿Qué te pareció tremendo vómito futbolístico? ¿Crees que esta edición 2013 sea de las peores etapas que ha tenido la Selección Mexicana en casi 100 años de historia? Déjamelo saber en tus comentarios.

Si te gustó el video, regálanos un like y compártelo con tu amigo al que le gusta ver los fracasos del Tricolor. También te invito a recorrer nuestra lista de reproducción con todas las Copas Oro de la historia, para que evalúes cómo ha sido el camino futbolístico nacional de los últimos 30 años.

Y por supuesto suscríbete, para que sigas recordando a todas las Leyendas del Futbol Mexicano.

Noticias Relacionadas

Te has suscrito exitosamente a Leyendas del Futbol Mexicano
¡Genial! Ahora completa el checkout para el acceso completo Leyendas del Futbol Mexicano
¡Bienvenido de vuelta! Has ingresado exitosamente
¡Felicidades! Tu cuenta está activada, ahora tienes acceso a todo el contenido
Tu información de pago fue actualizada con éxito
Actualización de la información de pago fallida.
Tu link ha expirado.