, abril 24, 2024

0 resultados encontrados con esta palabra

Luis Hernández, ¿héroe o villano en el Mundial de Francia 98?


  •   3 minutos
Luis Hernández, ¿héroe o villano en el Mundial de Francia 98?

Luis Hernández, ‘El Matador’, se ganó un lugar en los anales mundialistas al desplegar un futbol de primer nivel durante la Copa del Mundo de Francia 1998.

Pero también mucho se dice del tanto que pudo haber anotado –y que no hizo– para dar el pase mexicano a los tan anhelados cuartos de final en Francia 98, el quinto partido que, después de 22 años, se nos sigue negando.

Parece ser que a México lo persigue una malaria, una maldición que no le deja superar la prueba del quinto partido, que solo ha conseguido como anfitrión en 1986.

En la justa de Francia, el melenudo jugador con la banda en la frente demostraba que había nacido para que su nombre se recordara para siempre en la historia de los mundiales.

México arrancaba el primer partido perdiendo contra Corea del Sur, pero Peláez entraba al campo para lograr el empate.

Ricardo sigue debatiendo hasta el día de hoy que el segundo gol nacional debió contar como suyo, pero la FIFA se lo acreditó al Matador después de ese remate en el área.

El 3-1 llegó después de un desborde de Cuauhtémoc Blanco por la izquierda, cediendo a Hernández y buscando la pared, pero el veracruzano, con cierta lentitud, se daba media vuelta para rematar al portero Kim Byung-Ji.

En el segundo partido, ante Bélgica, el combinado nacional logró el empate a 2 con un golazo de Blanco.

Para el tercer encuentro, el Tri sufría contra una poderosa Holanda. El primer tiempo terminó 2 a 0 y México tuvo que remar contracorriente. Bélgica se jugaba su pase en París contra Corea del Sur, e incluso lo ganaban desde el minuto 7, pero los coreanos lograron el empate en el 71.

Mientras tanto, en Saint-Étienne, los mexicanos sacaban fuerza de flaqueza y otra vez el necaxista Peláez le devolvía el aire a su equipo, marcando el 2 a 1 en el 75.

México, con 4 puntos, amarraba la calificación, pero un gol de Bélgica en el otro partido, nos dejaba fuera.

A las 10 de la mañana con 50 minutos, hora de México, Ricardo Peláez, el héroe anónimo de ese partido, tiró un pelotazo al área holandesa. Un Ave María que llegaba al minutó 4 de la prórroga, a unos segundos de que el árbitro pitara el final.

Jaap Stam, uno de los defensores más rocosos de la historia y que para esa época era reconocido como uno los mejores del mundo, no supo medir el balón, que botó cerca de la media luna.

Edwin Van der Saar, otra leyenda, corrió a achicar, pero el Matador Hernández se barrió con la pierna zurda por delante y anotó el gol más icónico de toda su vida. En el festejo, el cuerpo técnico le hizo saber el marcador del otro partido a los jugadores tirados en el suelo.

Y si el épico empate contra los Países Bajos ya ponían en el pedestal de ídolo a Luis, su gran partido de octavos contra Alemania, lo confirmaba.

El gran error de Matador contra Alemania

Es una lástima que algunas veces se recuerde más una falla que una actuación histórica. Pero tristemente, en este caso, la falla le costó a México la calificación al quinto partido, el mismo que 22 años después se nos sigue negando.

Después de un pase del Temo que otra vez deseaba convertirse en pared, el de Poza Rica decidió acarrear el balón, driblar al defensa alemán y levantar el balón para que ingresara a la portería a media altura.

Gol de México que estaba jugando un excelente partido. Pero llegarían los minutos decisivos.

Se cumplía recién el primer cuarto de la segunda mitad. El Cabrito Arellano arrastraba el balón por la banda derecha, con esa gran habilidad que eventualmente narraremos en su propio video. Hernández corría del centro a la derecha para jalar la marca, pero los tres defensas alemanes siguieron al regiomontano.

A pesar de la marca, Arellano sacó un disparo que se estrelló en el poste. En el rebote, Blanco centró de primera intención a un Matador que había aniquilado a cientos de rivales, pero que, con un débil remate de zurda que se fue a las manos del portero, no mató a los alemanes.

El resto es historia y con dos goles cerca del final, México se iba a casa, derrotado, pero con la cabeza en alto.

Con la casaca tricolor, Luis se convirtió en el primer jugador en marcar 4 goles en justas mundialistas, marca que no ha sido superada hasta el momento, y que se vislumbra muy difícil que pueda serlo.

¿Crees que Luis Hernández pudo haber hecho más en ese remate contra Alemania para calificar a México a los cuartos de final?

¿El Matador debe ser considerado como una Leyenda del Futbol Mexicano?

¡Déjamelo saber en los comentarios!

Puede interesarte:

Noticias Relacionadas

Te has suscrito exitosamente a Leyendas del Futbol Mexicano
¡Genial! Ahora completa el checkout para el acceso completo Leyendas del Futbol Mexicano
¡Bienvenido de vuelta! Has ingresado exitosamente
¡Felicidades! Tu cuenta está activada, ahora tienes acceso a todo el contenido
Tu información de pago fue actualizada con éxito
Actualización de la información de pago fallida.
Tu link ha expirado.