, mayo 17, 2022

0 resultados encontrados con esta palabra

Por esta terrible lesión Cuauhtémoc Blanco no pudo brillar en Europa


  •   2 minutos
Por esta terrible lesión Cuauhtémoc Blanco no pudo brillar en Europa

Revive uno de los momentos más grises en la carrera de Cuauhtémoc Blanco: la lesión que lo dejó al borde del retiro y fuera de Europa.

Es incuestionable el lugar que Cuauhtémoc Blanco ocupa en el corazón de los aficionados y fervientes conocedores del futbol mexicano.

Sin importar los colores, debe reconocerse que el «Divo de Tepito» se ganó el respeto y la admiración de la gente.

Sus demostraciones fueron únicas. Repletas de calidad, creatividad, descaro, valentía y liderazgo.

Es incuestionable el lugar que Cuauhtémoc Blanco ocupa en el corazón de los aficionados y fervientes conocedores del futbol mexicano.

El Cuau hacía sobre el césped lo que muchos en el barrio llamarían futbol champagne.

La historia escrita con las águilas del América y las hazañas obtenidas con la Selección lo convirtieron en ídolo nacional y estandarte azulcrema.

Con la Selección Nacional de México, el Temo jugó un total de 120 partidos y festejó 38 goles. Fue campeón de Copa Oro en 1996 y 1998, además del título en la Confederaciones.

Asimismo es el segundo máximo romperredes histórico del América con 153, solo por debajo de Zague que ostenta 192.

El de Azcapotzalco jugó al futbol profesional también para el Necaxa, Tiburones Rojos, Chicago Fire, Santos Laguna, Irapuato, Dorados, Lobos BUAP, Puebla y Real Valladolid, de la liga de España.

Fue justamente con el Valladolid que Temo jugó de 2000 a 2002, equipo que lo firmó cuando estaba en el mejor nivel futbolístico de su carrera.

Pero sólo un par de meses después de su llegada, inició el calvario. Era el 8 de octubre, México se enfrentaba a una ridícula selección de Trinidad y Tobago.

El marcador era de 6 a 0 en la mitad del segundo tiempo. En un desborde por derecha, Cuauhtémoc se internó en el área, intentando recortar al defensa. La jugada le cambiaría la vida y su carrera futbolística.

Ancil Elcock, aquel trinitario que lo marcaba, planchó la rodilla de Cuauhtémoc, que se dobló y rompió.

Durante 8 meses fuimos privados de su magia, de sus recortes, taconazos y mentadas de madre al árbitro.

Su velocidad disminuyó considerablemente. Al volver era evidente que nunca sería el mismo de antes.

Regresó a las canchas y se dio el lujo de arruinar la quiniela de sus compañeros de equipo, que habían apostado perder contra el Real Madrid, anotando un golazo de tiro libre en el Santiago Bernabéu que significó el empate.

Lamentablemente la compra de su carta no se concretó y Cuauhtémoc Blanco nunca regresó a jugar con clubes europeos. En el Real Valladolid jugó 23 partidos y anotó 3 goles.

Si quieres conocer la historia completa sobre la carrera de Cuauhtémoc Blanco, te invitamos a ver este video donde te lo contamos todo.

No cabe duda que Cuauhtémoc Blanco es el americanismo en estado puro. Comparte este video con tus amigos cremas para que revivan las glorias del último tlatoani del futbol mexicano.

Sigue pendiente de todo nuestro contenido, déjanos tus comentarios y no dejes de seguirnos para más Leyendas del Futbol Mexicano.

Puede interesarte:

Noticias Relacionadas

Te has suscrito exitosamente a Leyendas del Futbol Mexicano
¡Genial! Ahora completa el checkout para el acceso completo Leyendas del Futbol Mexicano
¡Bienvenido de vuelta! Has ingresado exitosamente
¡Felicidades! Tu cuenta está activada, ahora tienes acceso a todo el contenido
Tu información de pago fue actualizada con éxito
Actualización de la información de pago fallida.
Tu link ha expirado.