, mayo 16, 2022

0 resultados encontrados con esta palabra

Breve historia del Necaxa, un equipo legendario


  •   4 minutos
Breve historia del Necaxa, un equipo legendario

Fundado el 21 de agosto de 1923, el Club Necaxa es uno de los miembros más longevos y de mayor historia en nuestro futbol mexicano.

Con 12 títulos en su haber, son recordados como un equipo con dos grandes épocas: durante las décadas de los 30 y 40, y después, dominando el futbol mexicano a mediados/finales de los 90, en donde incluso, lograron alcanzar el tercer lugar del mundo en la Copa Intercontinental venciendo al Real Madrid.

Surgido de la fusión entre los dos equipos que tenía la compañía Luz y Fuerza del Centro, su nombre surge en honor al río con el que aquella institución eléctrica iluminaba a toda la Ciudad de México.

Durante su primer década de existencia, fueron conocidos por su juego vistoso, en donde la prioridad eran los pases cortos, rápidos y razos. Mismo estilo de juego fue lo que le dio sus primeros títulos, apenas a unos años de haber sido creado; con jugadores como Luis “Pichojos” Pérez e Ignacio “Clavera” Ávila, sus primeras glorias no tardaron en llegar.

Para principios de la década de 1930, surgiría una camada de jugadores con la que Necaxa se ganó el sobrenombre de los 11 hermanos. El club se fue ganando el apoyo de la gente con base en títulos y muchos jugadores como Horacio Casarín, que fueron ídolos absolutos en el futbol mexicano. Durante este periodo, obtuvieron 4 títulos de liga, dos Copa México y se convirtieron en el primer equipo en lograr el doblete de Liga y Copa en el futbol mexicano.

Todo parecía que el club de los electricistas continuaría cosechando éxitos, pero cuando se anunció la profesionalización del futbol en México, en 1943, a los directivos del Necaxa no les pareció que el deporte fuera comercializado y decidieron vender todo, desde el equipo, hasta sus instalaciones. Su regreso se dio hasta 1950, en donde empataron sin goles ante Guadalajara para marcar su regreso a la élite del futbol.

En las siguientes dos décadas, las glorias no llegaron como la gente esperaba. Solamente podían presumir de un par de Copas ganadas y un triunfo sobre el Santos de Pelé, sin embargo, el club comenzaba una crisis, tanto deportiva como económica. Tras varios meses de análisis, el dueño, Julio Orvañanos, decidió vender al club a un grupo de empresarios españoles que decidieron, como primer acción al frente de la institución, cambiar nombre y uniforme del equipo.

De 1971 a 1982, fueron conocidos como Toros del Atlético Español. Dicho cambio de identidad, provocó la rabia de muchos seguidores que prefirieron apoyar a otros equipos. Dicha etapa estuvo marcada por la irregularidad, aunque para 1975, lograrían obtener el título en CONCACAF, sin embargo, el casi nulo apoyo de la afición, y los pobres resultados terminaron por desencadenar un regreso a su antiguo nombre y sus tradicionales colores.

Durante gran parte de los años 80, Necaxa vivió una etapa de transición, en donde estuvieron más cerca de descender, que de la lucha por títulos. Esto cambió para 1989, cuando ficharon al joven mediocampista, Alex Aguinaga, a petición del entonces entrenador, Aníbal Ruíz. Esta contratación fue el inicio de la mejor época, al menos en la era profesional, del equipo.

El mediocampista ecuatoriano terminaría por convertirse en el estandarte de un equipo que los siguientes años, llegaría a 5 finales de liga durante la década, 3 de forma consecutiva, coronándose en 1995, 1996 e Invierno 1998.

Los mandatos de Manuel Lapuente y Raúl Arias, convirtieron al Necaxa en el equipo de la década sin lugar a dudas. Para principios de los dosmiles, la inercia del buen juego de Necaxa siguió rindiendo frutos, cuando lograron la mejor participación de un equipo mexicano en el Mundial de Clubes, en donde derrotaron al Real Madrid en penales para conseguir el tercer lugar en dicho torneo.

En 2002 lograron llegar a su sexta final en menos de 10 años, sin embargo, la historia no sería como la afición esperaba, luego caer derrotados en el Estadio Azteca por el Club América.

A partir del año 2003, Necaxa comenzó a vagar en la irregularidad, con la mala decisión de despedir Raúl Arias, entrenador con el que habían tenido temporadas fuera de la parte baja de la tabla. Cambio de sede y el abandono por parte de un gran porcentaje de su afición en la CDMX, terminó por generar inestabilidad en el equipo. Para el año 2009, Necaxa sufrió su primera pérdida de categoría en la historia.

El siguiente año estuvo lleno de un sabor agridulce para la afición necaxista, pues a pesar de regresar a la Primera División un año después de su descenso, no pudieron establecerse de nueva cuenta en la máxima categoría y vivirían su segunda caída al Ascenso MX. Misma estadía, duraría 5 años, en donde disputarían, varias finales, pero se quedarían a la orilla.

Fue hasta 2016, que bajo el mando de Alfonso Sosa, experto en ascender equipos, los llevó a la primera división de nueva cuenta, pero esta vez, para mantenerse a toda costa y alejarse de la zona roja del descenso.

Múltiples entrenadores han circulado por las filas necaxistas, también varias estrellas del futbol mexicano e incluso internacional han aceptado el reto de defender tan históricos colores.

Hoy en día Necaxa vive más de los recuerdos que de un buen presente, sin embargo, estamos seguros que el legado que Los Rayos han dejado en el futbol mexicano será imborrable.

Síguenos en Tik Tok

@leyfutmex

El ##Gol con más ##suerte del ##Chicharito en el ##manchesterunited 🇲🇽⚽ ##campeones ##premierleague ##chelsea ##leyfutmex

♬ SKY LOUNGE - Owen Chaim & The Element

Noticias Relacionadas

Te has suscrito exitosamente a Leyendas del Futbol Mexicano
¡Genial! Ahora completa el checkout para el acceso completo Leyendas del Futbol Mexicano
¡Bienvenido de vuelta! Has ingresado exitosamente
¡Felicidades! Tu cuenta está activada, ahora tienes acceso a todo el contenido
Tu información de pago fue actualizada con éxito
Actualización de la información de pago fallida.
Tu link ha expirado.