, mayo 18, 2022

0 resultados encontrados con esta palabra

La historia completa de JOSÉ SATURNINO CARDOZO (1988-2006)


  •   18 minutos
La historia completa de JOSÉ SATURNINO CARDOZO (1988-2006)

La Liga Mexicana puede contar en miles a los futbolistas extranjeros que han venido a jugar en sus canchas. Afortunada o desafortunadamente, los jugadores que verdaderamente han marcado una diferencia se cuentan en decenas.

Muy pocos foráneos han logrado destacar dentro de los equipos nacionales, incluso aquellos que llegaron grandes carteles. La mayoría sudamericanos de poca mota. Pero no cabe duda de que los que han explotado todo su potencial en el futbol mexicano son dignos de recordar por el resto de nuestros días.

Suscribete a nuestro podcast

José Saturnino en Club River Plate

José Saturnino Cardozo Otazú nació el 19 de marzo de 1971 en Nueva Italia, Paraguay. Dio sus primeros pasos en el Unión Pacífico, para después recalar en el River Plate de su país, donde jugó de 1988 a 1990. A finales de ese año se mudó a Suiza para jugar en el St. Gallen. En el club más antiguo de ese país jugó 30 partidos y anotó 12 goles.

Durante su etapa en el país helvético, Saturnino fue llamado por primera vez a la Selección Nacional de Paraguay. Anotaría su primer gol contra Argentina, en la Copa América de 1991.

José Saturnino en el Club Deportivo Universidad Católica

Regresó entonces a jugar a Sudamérica, esta vez con la Universidad Católica de Chile. Ahí logró llegar a la final de la Copa Libertadores de 1993, aunque sólo participó 8 minutos en el partido de vuelta y quedaría como subcampeón. En Chile jugó 56 partidos y marcó 26 goles.

Volvió a su país, ya con 23 años de edad. Con el Olimpia llegó a semifinal de la Libertadores 1994 y a pesar de anotar un gol en la ida, su equipo erraría dos penales y no le alcanzaría para pasar a la final.

También perdió la llamada Finalísima de la temporada 1994 en Paraguay contra Cerro Porteño. Ese partido lo jugó con una lesión de rodilla y de tobillo, lo que le pasaría factura meses después. Con La O, Cardozo participó en 50 ocasiones y generó 30 anotaciones.

Transferencia de José Saturnino a Toluca

A pesar de tener ofertas de Brasil, Japón y Argentina, el paraguayo fue traspasado a los Diablos del Toluca. Pepe no quería venir, pero al final accedió.
El 29 de diciembre de 1994 firmaba su contrato con el club. Instantes después de plasmar su rúbrica, entraba el médico a la reunión, para avisar que Cardozo no había pasado las pruebas y que traía indicios de rotura de ligamentos en la rodilla.

El presidente Jesús Fernández dijo “ya lo compré y hay que recuperarlo porque va a ser el mejor jugador de México”. Jugó algunos partidos e incluso marcó sus primeros dos goles ante Morelia y Atlante, aunque luego tuvo que parar y descansar por la lesión.

Copa América 1995

A pesar de todo fue convocado para jugar la Copa América de 1995. Ahí, curiosamente, se enfrentaría con México, donde anotaría un gol. También marcaba contra Venezuela, pero le saldría caro, ya que después de rematar el portero rival le arrollaba y lastimaba la rodilla, una vez más.

La lesión de José Saturnino

Volvió a México y el técnico choricero lo mandó a la cancha contra el América. En un esfuerzo para apretar al portero, Saturnino se rompía, ahora sí, los ligamentos de la rodilla izquierda.
Después de su operación tuvo que parar casi año y medio. Su contrato vencía, pero el presidente, confiando en el delantero y sus capacidades aún no probadas, le renovaba por otro año más.

Invierno 97

Fue hasta el Invierno 97 donde comenzó a afianzarse. Con su triplete frente a Veracruz empezó a sumar goles, hasta llegar a los 12, lo que le llevó al tercer puesto en ese rubro.

Verano 98

Y al torneo siguiente, ya con Enrique Meza al mando del Toluca, Cardozo y compañía explotarían, comenzando una época dorada en el club mexiquense. Con 13 anotaciones, José Saturnino ganaba su primer título de goleo y llevaba a su equipo a lo más alto de la tabla general.

Liguilla Verano 98

En cuartos de final Atlante sucumbía frente al Diablo, con 3 goles de Cardozo, uno en la ida y dos en la vuelta. El Toluca vencía con un aparatoso 6-1 global.

En semifinales se encontraban con el América. Pepe no anotaría en la llave, pero Alfaro en el Azteca y luego Abundis y Estay en la Bombonera, despachaban a las Águilas.

Final Verano 98


Necaxa, su último obstáculo antes del título, traía una inercia ganadora. Después de los dos títulos en mitades de los 90, quedaban en segundo lugar de este torneo, esperando vencer al gran líder.

La ida sería en el Azteca. Al 23’ el paraguayo casi provoca un autogol, después de un tiro centro que rebotaba en Ríos.

Al 56’ se abría el marcador tras un remate de Pedro Pineda entre los centrales choriceros. Toluca intentaba de lejos, pero sería Ruiz que empataba el juego, a pase del número 9.

Necaxa no se detendría en su reacción y mandaba un cabezazo al larguero. El partido era de ida y vuelta, con llegadas de ambos bandos. Pero tras un pase medido, Pineda se llevaba al portero y definía su doblete.

Ambas escuadras se iban calientitas a terminar la llave en La Bombonera de Toluca.

En la capital del Estado de México se viviría un partido de época, de esos que se guardaban en un VHS y se veían una vez al año.
Apenas al minuto de juego, Aguinaga cedía dentro del área a Montes de Oca, quien definía cruzado y ponía 3-1 el global, para tranquilidad de los Rayos.

No felices con el resultado, los necaxistas, en los pies del extraordinario futbolista ecuatoriano, marcaban el segundo al minuto 2 del partido, para poner una gran distancia en el marcador.

Y como si los aficionados que asistieron ese día al estadio no tuvieran suficiente, Taboada sacaba un tiro de fuera del área para marcar el gol que dejaba el global 4-2, apenas al minuto 3.

Instantes después Cardozo mandaba un cañonazo al poste y la final era una revolución impresionante. Los del Necaxa ya se peleaban entre sí y Toluca aprovechaba la confusión.

Al 32’ Saturnino tomaba ventaja de un grave error de Adolfo Ríos, pero su chilena se iba desviada. Cuatro minutos después, Abundis controlaba la bola y se la colocaba en la izquierda, para meter un gran gol y empatar el juego.
Al 39’ Cardozo recibía un buen pase filtrado, pero entre tres rayos desviaban su disparo.

Con eso se acababa el primer tiempo, pero el complemento no decepcionaría.

Al 52’ Víctor Ruiz ponía con un balón como con la mano y Abundis remataba para empatar el global. Fabián Estay avisaba con un potente disparo, pero el arquero desviaba a tiro de esquina.
Era el mismo chileno quien mandaba un preciso pase largo a José Manuel, quien recentraba para José Saturnino y así caía el cuarto del Toluca, que significaba la gran remontada.

Necaxa ya no tuvo respuesta, aunque lo intentaban en jugadas a balón parado. En una muestra de su desesperación, Montes de Oca le daba un codazo a Cardozo en el estómago y era suficiente para que se fuera del partido.

José Saturnino Campeón con Toluca

Al 88’ Estay se perdía de su gol al encontrarse una vez más con la base del poste, pero 40 segundos después el Príncipe Guaraní agarraba de aire una bola que venía de su portero y marcaba el 5to del partido, que hacía ganar la final al Toluca del Profe Meza.

Tras 23 años de espera, los choriceros ganaban su cuarto título de liga y la Perra Brava debía agradecerle a José Saturnino, que saldaba su deuda con la directiva y se enfilaba a convertirse en el máximo ídolo toluqueño.
Su enorme nivel no pasaría desapercibido Paulo Carpegiani, quien lo convocaba al mundial de Francia 98.

Mundial de Francia 1998

Cardozo viajaba desde Toluca a tierras galas para portar la nueve de la albirroja y debutaba frente a Bulgaria, donde empataban a ceros. Comió banca en el partido contra España, pero un nuevo empate sin goles obligaba a su técnico a ponerlo frente a Nigeria. Ahí los paraguayos por fin se liberarían y Ayala y Benítez ponían el 2-1 ante los africanos, a pesar del dominio rival.

Parecía que así acabaría el marcador, pero tras una fuerte presión de El Pepe, como le dicen en su país, el arquero nigeriano erraba y cedía la bola, que regresaba a los pies de Cardozo. Tras tomarse un tiempo, el guaraní cruzaba el balón y celebraba su primer y único gol en mundiales.

El pase de los Paraguayos sorprendía en el llamado grupo de la muerte y soñaban con vencer al anfitrión, que no podría contar con Zinedine Zidane.
Con un inmenso José Luis Chilavert en la puerta, los guaraníes plantaban fuerza ante los franceses, pero su resistencia caería en los tiempos extra, cuando Laurent Blanc anotaba su gol, tan sólo 6 minutos antes de la tanda de penales.

Invierno 98

De regreso a México y en el Invierno 98, Cardozo anotaba 13 goles una vez más, pero la impresionante campaña de Cuauhtémoc Blanco lo dejaba sin el título de goleo y su escuadra tampoco podría revalidar el mote de Campeón.
No obstante el Verano 99 también sería un torneo histórico para Saturnino y el futbol mexicano en general.

Liguilla Verano 99

Durante el torneo regular se empachaba de goles y cerraba su participación con 15, obteniendo su segunda bota de oro en el futbol nacional.
Luego, en liguilla volvían a encontrarse con Necaxa. En el primer partido el paraguayo cerraba la faena al 63’ y Toluca vencía 3-1. La vuelta casi terminaba en empate, pero Pepe volvía a hacerse presente al 68 y con eso avanzaban a semis.

Semifinales Verano 99

Contra el Santos de Borgetti Saturnino abría el marcador en la ida, que terminaba empatada a 1.

En la vuelta no firmaría ningún gol, pero Macías, Abundis y Alfaro contrarrestaban los goles de Ovelar y Jared, para dejar el marcador 4-3.

Final Verano 99

Las dos finales que se jugaban entre Atlas y Toluca también quedarán grabadas en nuestras memorias futboleras para toda la eternidad. Los Zorros tenían una camada épica muy bien dirigida por Ricardo La Volpe y soñaban con romper esa enorme sequía de títulos.

En el Estadio Jalisco y apenas al minuto 2, Carlos María Morales cerraba la pinza para anotar el primero de los que jugaron de blanco ese día.
Después de pelear con fiereza un balón en la banda, Cardozo cedía al centro del campo, para que Rangel disparara a las manos de Cabuto, quien le dejaba servido el balón al paraguayo.

Este no perdonaba y ponía el 2-0. Los rojinegros reaccionaron y al 21’ marcaban el del descuento, a pesar de la barrida toluqueña, que no evitaba el gol de Andrade.

Sin embargo Alfaro cabalgaba por la derecha y centraba para que Morales venciera a Erubey con una excelente media vuelta.

Cristante desviaba un potentísimo disparo de Osorno y con eso se terminaba el intenso primer tiempo.

Al 54’, tras una extraordinaria pared, Hugo Norberto Castillo se acercaba a un gol. Los atlistas estaban jugando por nota y no tardarían en empatar el juego.

Fue al 70’ en un tiro de esquina. Un jovensísimo Rafael Márquez se elevaba como lo hiciera todo el resto de su carrera, y remataba el balón de forma exquisita para clavarla sobre la cabeza de Ruiz, que defendía el poste.

Todavía Atlas tuvo el de la victoria, pero Omar Blanco salvaba a su equipo y ahí se terminaba el partido. Con un delicioso sabor de boca ambas escuadras se iban a descansar para encontrarse el domingo en La Bombonera.

No había pasado ni un minuto cuando Atlas ya se acercaba con un centro que se pasaba de largo. 30 segundos después el Misionero punteaba el balón y ponía el primero del partido.

Y como en la final contra Necaxa, las emociones no tardaron en llegar. Al minuto 3, José Saturnino Cardozo se convertía en el Diablo Mayor, bajando con maestría el pase largo y sin dejarla botar, inclinaba el cuerpo para mandar el balón al fondo.

Y aunque Atlas empujó, Toluca le daba la vuelta al tanteador. Tras un centro desde el costado, Cardozo recentraba a la llegada de Macías, que remataba después del desvío de Cabuto.

Castillo avisaba con buen disparo, pero Hernán desviaba con tranquilidad y se terminaba el primer tiempo.
Ricardo La Volpe hablaba fuerte con sus dirigidos y estos reaccionaban rápido con la cabeza de Zepeda que vencía a Cristante.
Abundis fallaba una clara dentro del área chica y luego Cabuto volvía a salvar a los suyos.

El portero argentino no se quedaba atrás y arañaba un disparo de Osorno.
Al 36’ Cardozo marcaba, pero el gol se anulaba por un inexistente fuera de lugar.

Los Zorros se salvaban de la última del paraguayo y La Volpe se iba expulsado, mientras le gritaba a lo lejos a Gilberto Alcalá.

El juego se iba a tiempos extra, tras el global 5-5. Morales le mandaba un excelso centro a Pepe Cardozo, que perdonaba de manera increíble el Gol de Oro que les daba el título. El guaraní tuvo otra, pero su disparo se iba desviado.

En la última del partido, Estay se sacaba la marca por derecha y mandaba otro centro preciso, pero el Príncipe mandaba su remate al travesaño. La final se definiría desde los once pasos.

El primero lo anotaba Taboada para los choriceros. El Chato Rodríguez estuvo cerca de fallar, pero vencía a Cristante. Víctor Ruiz esquinaba su pelota y Cabuto no alcanzaba a tocarla. Miguel Zepeda tampoco erraba y dejaba la tanda 2-2.

Fabián Estay, uno de los mejores jugadores de Toluca en la temporada, disparaba también a la derecha del portero, pero Erubey Cabuto no se vencía y le atajaba el penal.

No obstante Daniel Osorno quien también había deslumbrado en Guadalajara, mandaba su zurdazo al travesaño y las cosas se igualaban.

El croata Darko Vukić que había entrado de cambio no se complicaba y disparaba fuerte para meter el gol. Rafa Márquez también anotaba su gol y enseñaba con qué.

Como en los viejos tiempos, era Cardozo el último de los cinco tiradores y con mucha tranquilidad vencía la meta rojinegra. Montoya volvía a empatar el partido y era Chava Carmona el encargado de abrir la muerte súbita.

José Saturnino Campeón con Toluca

Ya con una inmensa presión, con toda la afición mexiquense encima, Julio Estrada le regalaba el balón a Cristante y así los toluqueños ganaban su segundo título en un año.

El delantero de 28 años, con su barba de candado y su 1.83 de altura, ya estaba consagrado y no dejaba de acumular éxitos.

En el año 2000 guiaba a su Toluca a las finales del Verano e Invierno.
Un verdadero fenómeno.

Verano 2000

En el primer torneo del año, los del Estado de México masacraban al Puebla en cuartos, con un global de 9-0 y tres goles del paraguayo.

En semifinales Cardozo se comía a las chivas con dos mordidas en la ida y otra en la vuelta, dejando en la lona a los de Guadalajara con otro global impresionante de 6-3.

En la final de ida, esta vez ante Santos, el guaraní no se haría presente, pero el equipo vencía por 2-0.

Ya en la vuelta el máximo referente de los diablos lidereaba a su equipo hacia un nuevo campeonato. Primero Morales al 16’, desviando un potente disparo de Ruiz con la mollera.

Luis Ramón Romero metía un gol de antología para dar esperanza a los laguneros, pero ya no había marcha atrás.

Al 61’ Pepe Cardozo martillaba el balón a segundo poste y el Grande Martínez sólo lo veía pasar.

Luego el paraguayo metería su doblete, cerrando la pinza a un centro de Abundis. García y Martínez Íñiguez cerraban la cuenta, para dejar otro marcador imponente de 7-1 global.

Toluca ganaba con tremenda autoridad su sexto trofeo liguero y se preparaba para seguir engrosando su palmarés.
La cuota goleadora del de Nueva Italia no disminuía en absoluto y con sus anotaciones los Diablos sabían que podían confiar.

Liguilla Invierno 2000

Fue muy claro en los cuartos de final del Invierno 2000 ante América. Los choriceros habían ganado 2-0 en la ida, pero las águilas extendieron las alas y perforaban cuatro veces la meta del Toluca de visita, el último al 89’
Con eso los echaba de la fiesta grande, pero el Diablo Mayor llegó, tan sólo un minuto después, para poner el del empate global, que dejaba aniquilados a los americanistas.

En semifinales volvían a enfrentarse con los rojinegros del Atlas y empataban a 3 en la ida, con uno del paraguayo al 60’.
En la vuelta Saturnino Cardozo no tendría piedad y con un hat trick inmenso, al 21, 24 y 66, ponía a su equipo en una nueva final del futbol mexicano.

Final Invierno 2000

Se enfrentaron a un Morelia que no conocía de éxitos. Sin embargo los michoacanos vencían 3-1 en su casa, aunque el gol del guaraní al 69’ les ponía los pelos de punta.
Y ese sentimiento no sería en vano, ya que los toluqueños igualaban el marcador, con uno de Espinosa y otro de… ya saben quien.

Sin embargo y para sorpresa de todos los aficionados presentes en el Nemesio Diez, Sinha y José Saturnino, sus grandes ídolos, fallaban sus penales, con lo que Heriberto Ramón Morales definía el primer y único título para el extinto Monarcas Morelia.

Eliminatorias con Paraguay

Durante todo el año 2000 y el 2001, Cardozo viajaba a Sudamérica para enfrentar las eliminatorias mundialistas, en las que tampoco se cansó de meter goles, incluyendo un doblete ante Bolivia.

Clasificación al Mundial 2002 y nombrado mejor futbolista del año

Con esto su Selección se calificaba al Mundial de Corea y Japón 2002. En el 2000 fue nombrado el mejor futbolista paraguayo del año.

Libertadores con Cruz Azul

En el primer semestre del año 2001 la Máquina de Cruz Azul había tenido una excelente fase de grupos de la Copa Libertadores y solicitaba el refuerzo del paraguayo para los dos partidos de octavos.

¿Dos partidos? Preguntó Cardozo. ¿Qué no son 8 hasta la final? Con esa inmensa confianza, el Príncipe Guaraní pausaba la playera del Toluca y durante dos meses se vestía de azul celeste.

En la Libertadores anotó cuatro goles. Primero un doblete frente al Cerro Porteño de su país, en el partido de vuelta.

Luego cerraría el marcador en los cuartos de final ante River Plate, equipo que también lo quería contratar para la fase final del torneo.

Su última anotación como jugador de Cruz Azul llegó el 7 de junio de 2001 en el Estadio Azteca y contra Rosario Central.

Saturnino era uno de los pateadores en la lista para los penales de la final contra Boca Juniors, pero los azules sólo anotaban uno y con ello se despedían del certamen. Con Cruz Azul, Cardozo jugó 7 de los 8 partidos y anotó 4 goles.

La participación de los cementeros y del Diablo Vestido de azul en esa Copa Libertadores fue histórica, así que te invitamos a ver nuestro documental, que te dejamos en la descripción y al final de este video.

Mundial 2002

Cardozo asistiría a su segundo mundial en 2002, donde su Selección volvería a quedarse cerca de avanzar a cuartos.

En el primer partido no tuvo actividad, pero luego fue titular en la derrota frente a España y en la victoria ante Eslovenia.

Contra Alemania en octavos de final los férreos sudamericanos se plantaban a defender, pero una vez más su muralla caía cerca del final, con el gol de Neuville al 88’. Paraguay se despedía del Mundial, una vez más en el cuarto partido.

Apertura 2002

Ya de regreso a casa, José Saturnino rompería todas las quinielas. Ningún campeón goleo en la historia de los torneos cortos había superado los 20 goles.

El que más lejos había llegado era Sebastián Abreu, con los 19 que marcó en el Verano 2002.

El magnífico Cardozo no sólo superó las dos docenas, si no que estuvo a punto de alcanzar la tercera. Con sus 29 goles anotados durante el torneo regular del Apertura 2002 se confirmaba como una bestia del área y ganaba su segundo título de goleo.

Sólo no pudo anotar en 3 de las 19 fechas de ese torneo. Logró cuatro dobletes, dos tripletes y un magnífico póker de goles ante Pachuca, para no dejar dudas de que iba a superar a Borgetti, quien acabó con 16.

Después de él, absolutamente NADIE ha aspirado a alcanzar su marca. El que más cerca ha estado, entre comillas, fue Alfredo Moreno, que marcó 18 en el Apertura 2007.

Incluso, con sus 29 anotaciones marcadas entre el 3 de agosto y el 24 de noviembre de 2002, Pepe Cardozo superó a 45 de los 58 campeones de goleo que hubo en los torneos LARGOS de la historia.

En ese pequeño periodo de tiempo también igualó la marca de Cabinho de la 75-76 y la 80-81, además de la de Sergio Lira de la 88-89.

Los adjetivos para describir a este jugador de futbol se terminan cuando das un repaso a sus estadísticas individuales.

Liguilla 2002

Ya en la liguilla y a pesar del gol número 30 de Saturnino, las Chivas ganaban el partido de ida. A pesar de ello, Carmona, Cardozo y Vicente Sánchez ponían las cosas en su lugar para avanzar a semifinales.

Los esperaba el poderío santista con Borgetti en la punta de lanza. La ida fue una feria de goles.

Primero Jared al 18’. Luego, de penal, Cardozo anotaba el empate y luego aventajaba a los diablos al 32’. Sánchez marcaba el 3-1, pero Johan Rodríguez descontaba.

Luego el Pity Altamirano marcaba el del empate a 3, aunque Cuberas y Sinha ponían el 5-3 final.

En la Bombonera Jared volvía a hacerse presente, pero el Diablo Mayor hacía lo suyo remontaba el marcador con dos goles, al 31 y al 82.

El global 7-4 le metía miedo a Morelia, el otro finalista. Javier Saavedra adelantaba ponía el 1-0 definitivo en la ida, frenando las ofensivas mexiquenses.

Pero la vuelta sería un pan de dulce que el Infierno derretiría. Y es que a pesar del gol del Bofo al primer minuto de juego, los choriceros respondían con cuatro goles.

Primero Chiquis García fallaba un penal frente a Moi Muñoz, pero luego Chava Carmona finalizaba una buena jugada del uruguayo Sánchez.


Luego Israel López reventaba un balón imponente y lo dejaba lejos del alcance de Muñoz. Al minuto 51, José Saturnino Cardozo anotaba su último tanto en las finales del futbol mexicano, dejando su marca en 9 goles.


La cuarta anotación, que sellaba el cuarto título de Pepe con el Toluca, llegaba con el pie izquierdo del Chiquis, a pase del paraguayo.

José Saturnino Campeón con Toluca

El Diablo Mayor ganaba su último trofeo liguero con los Escarlatas y ponía su nombre en lo más alto de los ídolos del club. El guaraní será recordado por siempre como el mejor jugador de la historia choricera, superando incluso al gran Vicente Pereda.


Ese año era nombrado el mejor jugador de México en el Apertura y nuevamente el mejor futbolista paraguayo, pero también el mejor del continente.

Campeón de Campeones

Todavía ganó el Campeón de Campeones contra Monterrey, pero Toluca ya no podría volver a robar en liguillas.

Clausura 2003

A pesar de ello, Cardozo ganaba su cuarto y último título de goleo en el Clausura 2003, esta vez con 21 anotaciones. Cerraba el 2003 con 58 anotaciones en año calendario, para convertirse en el mejor anotador de Primera División de TODO el planeta Tierra y ganaba por tercera vez el trofeo al mejor futbolista paraguayo.

En el Apertura 2003 el Toluca marcó un gol de antología al América, que dicen es uno de los mejores de la historia. El partido lo ganó Toluca por 6-0. Escuchemos la narración del autor.

Juegos Olímpicos 2004

En 2004 asistió a los Juegos Olímpicos de Atenas, en donde anotó 5 goles y aunque perdió la final ante Argentina, logró ganar la primera medalla olímpica para su país. Un hecho histórico.

José Saturnino en Pachuca

En mayo de 2005 reforzó al Pachuca para la llave de octavos de final contra las Chivas en la Copa Libertadores.

Sin embargo no pudo pesar y el Rebaño los eliminaba. Con los Tuzos sólo jugó esos dos partidos.

Eliminatorias al Mundial

El paraguayo de 34 años viajó a Sudamérica para jugar las eliminatorias mundialistas con su Selección. Anotó su último gol contra Dinamarca en un amistoso.

No era convocado al Mundial de Alemania debido a una lesión muscular, por lo que se despedía del seleccionado nacional. Con Paraguay jugó 82 partidos y marcó 25 goles.

Adíos al Toluca

El 31 de mayo de 2005, en conferencia de prensa, anunciaba que se iba del Toluca. “El presidente Rafael Lebrija no aceptó renovar mi contrato por dos años más”, dijo. Su último año había estado lleno de lesiones y bajas de juego, por lo que la directiva prefirió decirle adiós.

En Toluca ganó 4 títulos de liga, 4 títulos de goleo, y 1 campeón de campeones.

Es el segundo máximo goleador extranjero en la Liga Mexicana con 249 tantos, por detrás de Cabinho, que logró 312. Entre ellos se encuentran Hermosillo con 294 y Borgetti con 252. Es también el máximo anotador en liguillas, con 43.

Los números no mienten. José Saturnino Cardozo se pelea el puesto a mejor extranjero de la historia sólo con Evanivaldo Castro “Cabinho”. Después de ellos vienen los demás. Con el Club Deportivo Toluca, el Diablo Mayor jugó 351 encuentros y se convirtió en el máximo anotador de la institución, con 258 dianas en todas las competencias.

En la actualidad no existe un jugador toluqueño en activo que rebase los 25 goles.

José Saturnino en San Lorenzo de Argentina

Firmó con el San Lorenzo de Argentina, donde sólo estuvo un año. Jugó 23 veces y marcó 5 goles.

Intentó fichar por el Olimpia de su país, pero la Secretaría de Deportes frenó la transacción, al estar fuera de tiempo. Con esto, Pepe decidió finalizar su carrera futbolística y con esto iniciar su trayectoria como director técnico.

Partido de despedida en Toluca

El 28 de junio de 2008, en un partido de estrellas en el Nemesio Diez, Cardozo se despedía de su fiel afición choricera.

Se nos iba un grande, que dejó recuerdos imposibles de borrar, mucho menos de superar.

Poderoso, implacable, disciplinado, decisivo, leal, exigente, referente, ejemplar; un goleador histórico, así fue José Saturnino Cardozo, un extranjero Leyenda del Futbol Mexicano.

¿Crees que Cardozo pudo dar más en Toluca si lo dejaban quedarse? ¿Quién crees que es el mejor jugador extranjero que ha venido a nuestras canchas? Déjamelo saber en tus comentarios.

Si te gustó el video dale like y compártelo con tus amigos futboleros, a ver que tienen qué decir sobre la carrera del Príncipe Guaraní. Y también recuerda suscribirte para más Leyendas del Futbol Mexicano.

Noticias Relacionadas

Te has suscrito exitosamente a Leyendas del Futbol Mexicano
¡Genial! Ahora completa el checkout para el acceso completo Leyendas del Futbol Mexicano
¡Bienvenido de vuelta! Has ingresado exitosamente
¡Felicidades! Tu cuenta está activada, ahora tienes acceso a todo el contenido
Tu información de pago fue actualizada con éxito
Actualización de la información de pago fallida.
Tu link ha expirado.