, mayo 26, 2022

0 resultados encontrados con esta palabra

LUCAS LOBOS, el héroe que sacó a TIGRES de su miseria y luego desecharon (2001-2017) |


  •   9 minutos
LUCAS LOBOS, el héroe que sacó a TIGRES de su miseria y luego desecharon (2001-2017) |

Antes de la época dorada en que los Tigres consiguieran 4 títulos de liga durante el último lustro de la década de los años 2010, hubo un periodo, de 2008 a 2011, en donde un gatillero argentino de origen platense se consagró como ídolo felino.

Además de enaltecerse como una auténtica leyenda del club, y por supuesto, del Futbol Mexicano, le dio a los Tigres de la Autónoma de Nuevo León el tan ansiado tercer título de liga después de 29 largos años de sequía y fracasos.

Suscríbete a nuestro podcast

Lucas Armando Lobos Mack nació el 3 de agosto de 1981 en La Plata, Argentina, ‘La Ciudad de las Diagonales’, una metrópoli perfectamente planificada y muy conocida por el trazado geométrico de sus calles, donde se asegura, “no hay forma de perderse”.

Una característica que se alínea a la personalidad de Lobos, mediocampista que, con sus trazos, fintas, gambetas, rapidez mental e inteligencia, construyó su historia sobre jugadas de antología y goles dignos de apreciar como la mismísima arquitectura de La Plata.

Debut de Lucas Lobos en Gimnasia y Esgrima

De complexión muy delgada casi al punto de  la fragilidad, Lucas Lobos, animado siempre por su padre, probó suerte en las inferiores de Boca Juniors, Newell’s Old Boys, River Plate y finalmente Gimnasia y Esgrima, club que lo firmó a los 18 años para sus juveniles y en donde debutara solo tres meses después de su llegada.

Lucas Lobos en Cádiz F.C

El media punta se estrenó como futbolista profesional ante Banfield en 1999, jugando medio tiempo. En ‘El Basurero’ permaneció hasta 2005 cuando el Cádiz F.C. de España contrató sus servicios por tres años cuando ostentaba 24 veranos.

El sueño europeo se cumplía luego de unas silenciosas, pero grandes actuaciones en el futbol de la Argentina. Con Gimnasia y Esgrima anotó 9 goles en 43 partidos y se fue como la gran promesa al futbol español.

Con los gaditanos y a pesar de siempre estar luchando abajo en los puestos de descenso, Lucas Lobos mostró entrega, amor por la camiseta, y demostró que su mejor nivel futbolístico lo dio en el Estadio Ramón de Carranza, mismas gradas y pasillos donde se coreaba su nombre ya como una figura contemporánea del club amarillo.

Pese a las grandes demostraciones de Lobos durante 2 años y 15 goles en 61 partidos –números muy buenos para un jovencito recién llegado– no pudo evitar el descenso de su equipo y el Cádiz perdió la categoría bajando a la segunda división de España en los últimos meses de 2007.

Lucas Lobos en Tigres

Enrique Borja, quien en 2008 fungía como Director Deportivo en Tigres, ya tenía a Lucas bajo la lupa y deicidió convencerle de venir a Tigres a suplir el lugar que había dejado Walter ‘El Divino’ Gaitán.

La aventura de Lucas Lobos en tierras ibéricas terminó con su llegada a México en enero de 2008. No obstante, el cuerpo médico de Tigres se percató de una problemática en las rodillas del jugador que prendían las alertas.

La directiva felina se tiraba un volado: firmarlo y jugársela por su calidad y expectativas o contratarlo y no verlo sobresalir nunca gracias a su padecimiento.

En ese entonces Tigres tenía la obligación de revivir rápidamente y formar un buen equipo, ya que un torneo antes de la llegada de Lobos, en el Apertura 2007, se habían metido en problemas serios de descenso.

Entonces, bajo la urgencia de un talentoso, Tigres optó por ficharlo. Para esto se le dio un tratamiento basado en Visco-suplementación, que es la introducción de ácido hialurónico dentro de la rodilla, generando desinflamación, lubricación y nutrición del cartílago.

Solo así, y bajo mucha observación, es que Tigres mantenía a tope a Lobos, quien a lo largo de su carrera siempre se cuidó y desarrolló con total profesionalismo.

La afición y directiva felina rápidamente se enamoraron de las actuaciones y buen futbol del sudamericano ,viendo con buena cara los 3.5 millones de dólares que pagaron por él.

Lucas Lobos junto a Torres Nilo, Danilinho, Damián Álvarez, Juninho y compañía, lograron conjuntar un buen plantel y lograron salir de los puestos de descenso con miras en lo más alto.

Apertura 2008

Para el Apertura 2008 Tigres y Lucas Lobos se colocaron en la fase final al terminar sextos de la general, pero sucumbieron en cuartos ante el Atlante.

No obstante, durante el año y medio siguiente se vivió otra época gris en la historia de los Tigres.

Clausura 2009

En el Clausura 2009 los Tigres no vivieron un buen torneo pues acabaron décimo sexto solo por encima de Cruz Azul y Necaxa, que a la postre descendería. En el Apertura 2009 mejoraron un poco y fueron décimos; en el Bicentenario 2010 tristemente quedaron quinceavos y para el Apertura 2010 novenos.

Clausura 2011

Sin embargo, para el Clausura 2011 los Tigres dejarían rastros de lo que vendría más adelante en el futuro cercano.  En la Jornada 1 frente a Querétaro Lucas marcó un golazo de pierna izquierda luego de una majestuosa jugada de pared.

Contra el América, equipo cliente de Lobos, Acosta desbordó y filtró para Lucas quien definió ante la salida de Ochoa. El argentino volvería a marcar 11 fechas después, en la jornada 14, ante los Tuzos del Pachuca, luego de una faena tigre dentro del área visitante.

En la 16 ante los Monarcas Morelia, Danilo Verón Bairros, mejor conocido como ‘Danilinho’, le bajó la pelota a Lucas Lobos quien doblegó a Federico Vilar.

Una fecha más adelante, ante el Atlas, Lobos dejó solo a Mancilla luego de un pase filtrado digno de enmarcar. El delantero chileno se enfiló dentró del área pero estrelló su disparo en la humanidad de Pinto. El rebote le cayó a Lobos que no perdonó para poner el uno a cero.

Al finalizar este torneo, Lucas conoció su primera distinción individual en México al consagrarse con el Balón de Oro al mejor jugador del Clausura 2011. Además, terminó la justa con 5 goles y Tigres se posicionó como super líder con 35 puntos, 10 juegos ganados, 5 empatados y apenas dos perdidos. Héctor Mancilla, también Tigre, fue campeón de goleo con 9 dianas, mayormente asisitido por el argentino.

Desgraciadamente para la causa Tigre, las Chivas del Guadalajara los dejaron fuera en los cuartos de final de dicho certamen. En la ida, en el Omnilife, el Guadalajara se impuso 3 a 1 y en la vuelta empataron a 1, dejando el marcador global 4 a 2 y el pase para los tapatíos.

Apertura 2011

Después de la tormenta siempre llega la calma y Tigres se preparó arduamente para el Apertura 2011, donde se sabían como grandes contendientes al título por lo realizado durante los seis meses anteriores.

Acompañado de Juninho, Ayala, Torres Nilo, Álvarez, Viniegra, Salcido, Mancilla, Danilinho, Dueñas y un joven Alan Pulido, todos ellos comandados por el ‘Tuca’ Ferretti, Lucas Lobos y los Tigres se coronaron campeones de liga, comenzando así la gran época dorada del club norteño.

Con gran liderazgo y trabajo duro fue que Lucas Lobos se entregó a la camiseta de Tigres en dicho torneo. Tal fue su gracia que fue reconocido nuevamente con el Balón de Oro por ser el mejor jugador de la Primera División de México, además del mejor medio ofensivo.

Los Tigres empezaron con empate ante Cruz Azul, Querétaro y Toluca, equipo al que le marcó de cabeza al minuto 61. Derrotaron a Estudiantes Tecos, Atlas, y San Luis por la mínima y luego igualaron con el América. A los Tuzos del Pachuca los golearon por abultado marcador de 5 a cero y Lucas anotó nuevamente de cabeza segundo.

Tigres cayó en la fecha 9 ante el Atlante y una fecha después Lobos anotó el uno a cero momentáneo en el empate con los Jaguares de Chiapas. Mismo marcador se repitió ante los Xolos de Tijuana y el platense celebró el único gol felino.

A los Pumas de la UNAM, en el Volcán de San Nicolás de los Garza, el argentino marcó el 2 a cero después de convertir con violencia un tiro libre directo. El cotejo culminó con un 4 a 1 en favor de los Tigres.

Monarcas le pegó a Tigres en la décimo tercera jornada, empató a ceros en el Clásico Regio, luego las Chivas se impusieron por la mínima, vencieron a Santos 2 a 1 y en la última fecha le ganaron al Puebla uno a cero.

Ya en la Liguilla los Tuzos del Pachuca querían cobrar venganza de lo sucedido en la campaña regular pero no pudieron cumplir con su objetivo.

En el partido de ida en la Bella Airosa, Héctor Mancilla anotó para tigres el único gol del partido y en la vuelta en casa hicieron valer la localía con un contundente 3 a cero.

Viniegra anotó primero, luego Lucas Lobos condujo el esférico como por su casa alrededor del área grande y definió cruzado. El 3 a cero final lo convirtió su compatriota, Damián Álvarez.

Postrado en Semifinales, los Tigres y su líder licántropo derrotaron a Querétaro con global de 1-0 y en la final se impusieron a los Santos de la Laguna por 4-1 redondo.

Por fin el esfuerzo y profesionalismo del camiseta número 16 cobraban frutos. De la mano del delgaducho pero talentoso media punta y capitán, los Tigres volvieron a ganar un título de liga después de 29 años de espera.

La fanaticada felina festejaba nuevamente las mieles de la gloria y los universitarios daban la vuelta olímpica frente al jubilo de su gente.

Convocatoria a Selección

Algunos directivos ya lo habían convencido de nacionalizarse mexicano y así lo hizo. Víctor Manuel Vucetich lo convocó en 2013 a la Selección para el Hexagonal final de cara al mundial de Brasil 2014 pero nunca vio acción.

En diciembre del mismo año Miguel Herrera también lo llamó pero Lobos se negó por motivos personales.

Lucas jugó para los Tigres durante 13 temporadas, del Clausura 2008 al Clausura 2014, torneo donde conseguiría el título de Copa al derrotar con aplastante 3 a 0 a los Alebrijes de Oaxaca de la liga de Ascenso, incluyendo un soberbio golazo de tiro libre por su parte.

Lucas Lobos en Toluca

Finalmente, y a pesar de no querer salir de la institución, Lucas Lobos fue vendido en el Apertura 2014 a los Diablos Rojos del Toluca, equipo donde no supieron tratar su problema de rodillas y fue ahí donde comenzó el declive de su carrera.

De regreso a casa

Con Toluca jugó muy poco tiempo y luego en 2016 regresó al equipo que lo vio nacer, Gimnasia y Esgrima. En su andar se veía un Lucas Lobos mermado por unas rodillas debilitadas. A pesar del talento y calidad del futbolista, el argentiino no podía soportar el trajín del ritmo de la primera división.

Regresó con la expectativa del hijo pródigo que vuelve a casa y aunque en sus primeros juegos demostró buenas cosas, en 2017 dejó de ser futbolista profesional. Hoy en día juega para el Olmos Unidos de la Liga Amateur Platense.

Lucas siempre fue un jugador que prefirió la discreción y tranquilidad en lugar de la fama y los reflectores. Su única pasión era jugar al futbol y derramar sobre el césped calidad y talento.

Derecho natural pero con una zurda educada, Lucas Lobos nos deleitó durante mucho tiempo con su destreza, finura y delicadeza dentro del campo. Y es que el platense trataba  la esférica con tal pulcritud que hacía ver fácil lo que realmente es muy difícil.

Lleno de visión y con una técnica individual impecable en movimiento y a balón parado, Lucas Lobos escribió con letras de oro su lugar en lo más laureado de Tigres y con ello se consolidó como una Leyenda del Futbol Mexicano.

¿Cuál es tu top 3 de mejores jugadores históricos de Tigres? ¿Crees que de no sufrir tantas lesiones en las rodillas la carrera de Lucas hubiera sido más exitosa de lo que fue? ¡Déjamelo saber en tus comentarios!

Noticias Relacionadas

Te has suscrito exitosamente a Leyendas del Futbol Mexicano
¡Genial! Ahora completa el checkout para el acceso completo Leyendas del Futbol Mexicano
¡Bienvenido de vuelta! Has ingresado exitosamente
¡Felicidades! Tu cuenta está activada, ahora tienes acceso a todo el contenido
Tu información de pago fue actualizada con éxito
Actualización de la información de pago fallida.
Tu link ha expirado.