, mayo 16, 2022

0 resultados encontrados con esta palabra

MÉXICO Campeón del MUNDO Sub 17 Perú 2005 - TODOS los partidos


  •   15 minutos
MÉXICO Campeón del MUNDO  Sub 17 Perú 2005 - TODOS los partidos

Todas las generaciones de aficionados al futbol en México tenemos un sueño en común: ver a nuestro país levantando la Copa del Mundo. Es un objetivo lejano, que incluso parece inalcanzable.

Década tras década, fracaso tras fracaso, nos hemos ido acostumbrando al «ya merito» y a la maldita frase de «jugamos como nunca y perdimos como siempre». 

Sin embargo, en el año 2005, un grupo de jóvenes que ni a los 18 años habían llegado, nos regalaron una pequeña probadita de la gloria, del reconocimiento internacional y de un trofeo que nos dio el título de Campeones del Mundo.

Primer Torneo Juvenil de la FIFA

El primero torneo juvenil que realizó la FIFA fue en el año 1977 en Túnez. Ahí México dio un excelente papel con la selección Sub-20. Primero vencían a los anfitriones con un contundente 6-0. Luego empataban a 1 con España, marcador que se repetía ante Francia.

En las semifinales se toparían con Brasil y con gol de Lalo Rergis, el encuentro volvía a quedar empatado a 1 y se definía desde los once pasos. México no se achicaba ante los sudamericanos y vencían, para llegar a la gran final. Contra la extinta Unión Soviética, Garduño abría el marcador, pero los europeos le daban la vuelta con goles al 52’ y 59’.

No obstante un joven Agustín Manzo ponía el del empate al 88’.

Suscribete a nuestro podcast

Después de una larguísima tanda de penales, incluyendo uno que repetía incorrectamente el árbitro, la Selección Mexicana perdía por 9-8 y se quedaba con el subcampeonato.

Parecía que los verdes tenían un gran futuro en las siguientes competiciones, aunque lamentablemente no fue así.

Primer Mundial Sub-16 China 1985

El primer mundial Sub-16 en forma se realizó en China en 1985. Ahí los seleccionados sólo lograban ganarle a Catar por 3-1, pero empataban a ceros con Hungría y Brasil los despedía del torneo con un lamentable 2-0.

Mundial Sub-16 Canadá 1987

Un par de años después, ahora en Canadá, México empataba a 2 con Bolivia y ganaba de milagro a Nigeria, pero luego los soviéticos masacraban al equipo juvenil con marcador de 7-0 y con eso se iban eliminados.

Los asquerosos directivos de la época no querían ver más fracasos y se les ocurrió la vergonzosa idea de falsificar fechas de nacimiento de algunos de los futbolistas que participaban en el clasificatorio rumbo al mundialito de 1989. 

Este hecho fue descubierto por el periodista Antonio Moreno y destapó una cloaca que no sólo acarreó la descalificación de la juvenil; también la FIFA expulsaba a México de torneos internaciones en todas las categorías, con lo que nos quedábamos sin la posibilidad de asistir al Mundial de Italia en 1990.

Mundial Sub-17 Italia 1991

Este suceso es uno de los más negros en nuestra historia deportiva, por lo que le dedicaremos un episodio completo. México volvía a participar en el mundial de 1991, justamente en Italia.

Las reglas cambiaron y la edad tope aumentó a los 17 años. Y a pesar de tener jugadores de más edad no hubo cambios en los resultados. Derrotas ante Australia por 4-3 y contra Congo por 2-1 hicieron inútil la victoria contra Catar.

La mala racha continuaría en las siguientes cuatro copas del mundo a las que se asistió.

Mundial Sub-17 Japón 1993

En Japón 1993 vencieron a la Italia de Totti, pero derrotas ante Ghana y los anfitriones eliminaban a México otra vez en primera fase. En Egipto 1997, con futbolistas como Fernando Arce, Luis Pérez y el Gonzo González, los mexicanos tampoco darían el ancho.

Perdían 3-2 ante España con un penal de último minuto y a pesar de golear 5-0 a Nueva Zelanda, la sorpresiva derrota contra Mali les volvía a dejar eliminados en la ronda inicial. Justo en el país oceánico, en 1999, la nueva selección juvenil daba un pequeño paso hacia adelante.

El Tri derrotaba a Tailandia por 4-0, para después caer con el mismo marcador ante el equipo africano de Ghana.

No obstante un gol de Héctor Vallejo otorgaba la victoria sobre España y con ello el pase a cuartos de final.

Tristemente los de verde caían derrotados ante el Estados Unidos de Beasly y Beckerman, con un peleado 4 por 3.

Mundial Sub-17 2003

En 2003, con un profesionalismo más notable, la Selección Mexicana viajaba a Finlandia y daba una buena primera ronda, empatando con Colombia y China, además de derrotar a los locales por 2-0. México enfrentaría al seleccionado argentino que contaba en sus filas con Fernando Gago, Lucas Biglia, Ezequiel Garay y un joven Nahuel Guzmán. Los sudamericanos derrotaron fácilmente al Tri con goles de Neri Cardozo y Hernán Peirone. 

Después de esta extensa lista de fracasos internacionales, se veía difícil que esta categoría algún día diera frutos para el futbol nacional. Y sin embargo, así fue.

Chucho Ramírez a la Selección Sub-15

Después de trabajar como auxiliar en Atlante, Chucho Ramírez es invitado por Alejandro Murillo a participar en el desarrollo de la Selección Sub-15.

Un par de años después comenzó a dirigir la Sub- 17. Después de un largo proceso de elección de futbolistas, los directivos lograron armar un grupo sobresaliente, que pocas veces se podrá repetir en el futuro.

Nombres que hoy son reconocidos a lo largo y ancho del país, como Carlos Vela, Giovanni Dos Santos, Héctor Moreno, Adrián Aldrete, Efraín Juárez, Patricio Araujo y Omar Esparza, además de muchachos que dieron mucho de qué hablar durante el Mundial de 2005, pero que lamentablemente sus carreras no lograron sobresalir, como César Villaluz, Ever Guzmán, Sergio Arias, Enrique Esqueda y Edgar Andrade. Esta camada también se dio el lujo de dejar fuera a la promesa Javier “Chicharito” Hernández, que luego se convertiría en el máximo anotador de la Selección Mexicana. 

El filtro para llegar a la Copa del Mundo de Perú era el Torneo Sub-17 de la CONCACAF en Costa Rica. Ahí los mexicanos se quedaban con el primer lugar del grupo B, después de derrotar a Haití, Honduras y Canadá, sin recibir gol en contra.

Mundial Sub-17 2005

Esto le daba el pase automático al Tri al mundial de 2005 en tierras incas.

El primer encuentro del mini Tri sería contra Uruguay, escuadra que había quedado segunda en el campeonato sudamericano. Se jugaba el 16 de septiembre, una fecha ideal para el debut mundialista.

En los primeros minutos Giovani Dos Santos hacía un slalom por la izquierda, para después picar el balón, pero el portero charrúa respondía correctamente.

Minutos después el arquero sacaba del ángulo un zurdazo de fuera del área y aumentaba su confianza.

Sin embargo el segundo tiempo fue definitivo para la sub 17. Al 47’ Carlos Vela nos enseñaba su distinguido manejo de balón, con el que se internaba en el área y después de recortar al portero, definía pegado al poste el primer gol del torneo para los verdes.

Sólo unos instantes después, Dos Santos mandaba un centro raso que cruzaba toda el área y César Villaluz cacheteaba el balón para vencer la meta uruguaya y cerrar el encuentro.

El segundo partido, ante Australia, sería un recital para los nacionales. Giovani avisaba con un tirocentro que se iba desviado. Al 19’ el jugador del Barcelona mandaba un centro que llegaba a los pies de Omar Esparza, quien disparaba colocado para poner el primero del partido.

El entonces jugador de las Chivas anotaba su segundo gol del torneo, después de un buen control de balón a pase del mismo Esparza. 

Después cazaba un rebote a tiro de Dos Santos y nos regalaba su tercera sonrisa del Mundial, con lo que se clasificaba a la segunda ronda.

En nuestro país la prensa empezaba a poner atención al grupo de Chucho Ramírez y la pareja de delanteros encendía las luces de esperanza. Contra Turquía el técnico le daba rotación a su equipo, para darle la oportunidad de jugar a todos.

Esta decisión sería la causa de la única derrota de México en el mundial. Y sin embargo se iniciaba ganando.

Héctor Moreno robaba un balón en media cancha y cedía filtrado para el moreliano Ever Guzmán, que en urgencia se barría para definir por abajo.

A partir de ese momento los jóvenes se relajaron y permitieron que los turcos empataran de cabeza, luego de que el arquero azteca escupiera la bola. 

El empate a 1 se mantuvo durante casi todo el encuentro y México tuvo su última de peligro al 85’, pero Guzmán no lograba concretar.

Al 91’ Caner Erkin se elevó para cabecear y poner el 2-1 definitivo. El gran equipo de Oriente Medio que terminaría en cuarto lugar del torneo, exigió al máximo a la Selección Mexicana y eso serviría de lección para las rondas de eliminación directa.

México vs Costa Rica Cuartos de Final

El primer escollo era Costa Rica. Apenas hacía 4 años del famoso aztecazo, en el que los ticos propinaron la primera derrota oficial en el Estadio Azteca a cualquier seleccionado mexicano. Ese resultado seguía calando en los aficionados, por lo que este era un buen pretexto para el desquite.

El primer tiempo era muy peleado y a pesar de tener algunos acercamientos de ambas escuadras, el marcador se abriría sólo hasta el 67’.

El gol cayó de tiro de esquina, pero de maneras insospechadas. Después del cobro centroamericano, Efraín Juárez intentaba despejar, pero la pelota rebotaba en su pie de apoyo y el que defendía el poste la mandaba a guardar. Autogol que pegaba fuerte en el ánimo mexicano.

Sin embargo el trabajo mental que los técnicos habían tenido con los muchachos rendía frutos. El primer acercamiento era al 68’ con un disparo que se iba desviado.

Un minuto después el arquero costarricense sacaba una gran atajada y luego Costa Rica metía miedo a la defensa en el 76’.

Ever Guzmán entraba de cambio por Sánchez al 77’ y México seguía empujando por todos lados.

Pero tuvo que ser a las últimas, en el minuto 88’, donde se empatara el marcador. Tras un saque de manos y el despeje de la defensa roja, Juárez se sacaba de encima su error y le pegaba de lejos, para que después de un desvío el balón llegara a las redes. El entonces jugador de los Pumas celebraba y la Selección Nacional desahogaba su tensión.

Costa Rica se cayó en picada y los tiempos extra iniciaron con un México imparable.

Apenas al minuto dos del alargue, Guzmán disparaba sin ángulo y metía un verdadero golazo, digno de Copa del Mundo. Luego el Pato Araujo, gran capitán de aquel equipo, lanzaba un impoluto pase largo y Carlitos Vela definía de cabeza ante la salida del guardameta.

Esta excelente victoria era un parteaguas para el seleccionado. Se rompía una barrera mental que ha permeado a lo largo de la historia en los equipos nacionales y los jóvenes entendían que ganar no era una tarea imposible, reservada para otros países.

México vs Holanda Semifinales

El rival de las semifinales se llamaba Holanda. El equipo neerlandés había perdido unos meses atrás la final europea ante los rocosos turcos y venía con mucha fuerza, preparado para acabar con los nacionales. Sin embargo la historia sería diferente.

Van der Kooij salía lesionado apenas al minuto 3 y Pieters entraba en su lugar.  Al 6’ los holandeses avisaban con un disparo lejano de Vormer y luego asustaban con otro cabezazo frente al marco. Parecía que la Naranja Mecánica tenía el juego controlado.

Sin embargo al 14’ Villaluz avisaba con un globito que rebotaba en el travesaño.

Cinco minutos después Giovani se llevaba a tres holandeses, pero disparaba muy flojo.

Tuvo que ser la joya cruzazulina quien abriera el marcador. Después de robar un balón en el costado de la cancha, se internó en el área y desde la esquina reventó la esférica para colocarla donde Krul no pudo llegar.

Al 40’ Dos Santos avisaba con un zurdazo, pero su balón se iba por arriba y con eso terminaba la primera mitad. Los subcampeones europeos dudaban al inicio del complemento y los mexicanos sacaban a relucir su buena forma física. 

Al minuto 50’, con una jugada de pizarrón, Giovani Dos Santos, con ese cabello largo y el acné adolescente en el rostro, driblaba a tres jugadores naranjas y mandaba un centro que entraba a la portería. Parecía autogol, pero la FIFA se lo dio por bueno a Moreno.

El asedio no terminaba y Hernández sacaba un disparo desviado. Luego el hijo de Zizinho amenazaba con rematar al arco, pero los defensas le tapaban correctamente.

Al 56’ los holandeses se comían el del encuentro, fallando una clarísima que pudo cambiar el rumbo del juego. El 2-0 no parecía suficiente y por eso los aztecas regresaron con la presión.

El guardameta holandés, que 9 años después sería figura en el Mundial de Brasil, regalaba una pelota a Vela, pero el cancunense la mandaba por fuera.

Al minuto 61 Carlitos cedía a Dos Santos, quien filtraba a Villaluz. El número 18 no perdonaba y con su doblete, México se iba adelante por tres goles.

Los tulipanes se marchitaron y sus pocos acercamientos fueron apagados fácilmente. Los de blanco no se detuvieron y las piernas izquierdas de Vela y de Giovani seguían guiando los avances.

Sin embargo era Ever Guzmán, el único jugador que había debutado en Primera División y que le ganó el lugar al «Chicharito», quien colocaba la pelota de manera exquisita, a la izquierda del portero, en el último minuto del tiempo regular. Con esto, el mini Tri calificaba a la gran final y los jugadores mexicanos empezaban a ser conocidos como los Niños Héroes.

Nuestros corazones rotos por tanto fracaso en el futbol del pasado empezaban a repararse y a latir a 1000 por hora, empezando a creer, no sólo con una falsa ilusión, con un gol de suerte o un regalo arbitral, si no con una Selección Mexicana que mostraba un nivel futbolístico de gente grande, que invitaba a la esperanza de ganar, por fin, un título ansiado por todos.

El 2 de octubre es una fecha que se recuerda por el lamentable suceso ocurrido en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco, Ciudad de México. Aquel día de 1968 el país lloraba la matanza de miles de estudiantes a sangre fría. Cada año se conmemora y en 2005 no fue la excepción, por supuesto.

Sin embargo también fue la fecha marcada en el calendario para la gran final del Mundial Sub 17 disputado en Perú.

Brasil en Mundial Sub-17 2005

Enfrente se topaban con la escuadra brasileña que en la primera fase había sorprendido al mundo con su derrota por 3-1 ante Gambia.

No obstante las subsecuentes victorias por 2-1 contra Holanda y la arrastrada de 6-0 que le metieron a Qatar eran suficientes para pasar a cuartos de final.

Ahí batallaron por vencer a los coreanos del norte; después de adelantarse en el marcador con gol de Ramón, Kim Kyong-il rescataba el empate para los asiáticos al 82’. Ya en el alargue los brasileños impusieron su calidad y Celso e Igor le daban el pase a su país. Las semifinales contra los impresionantes turcos fueron otra gran exhibición.

Al segundo 13 Celso vencía la meta rival, luego en una gran cabalgada, Anderson ponía el segundo en el tanteador.

Marcelo, enorme figura mundial años después, lanzaba un centro que el arquero turco desviaba a su portería. Parecía que el 3-0 era suficiente, pero Turquía salió al complemento con hambre y Caner Erkin sacaba un zapatazo contundente que iniciaba la remontada.

Al 70’, en un tiro libre donde el guardamenta se amarraba, Tevfik le ganaba a su marca para poner el 3 por 2. Tan sólo seis minutos después, Nuri Şahin, futbolista que llegó a jugar en el Real Madrid, Liverpool y Borussia Dortmund, marcaba un gol épico, con una pierna izquierda educada, elevando el balón y venciendo al guardameta amazónico. Lamentablemente para la causa euro-asiática, Brasil marcaba el de la victoria al 90’, aunque los de rojo reclamaban una falta de Anderson antes de mandar el centro.

Los cariocas alcanzaban la final con la confianza a tope, luego de superar las dos previas, aunque dejando algunas dudas en la prensa de su país.

México vs Brasil Sub-17 2005

El Estadio Nacional de Lima, con su cancha sintética y 40,000 espectadores, recibía al equipo Tricolor, que en esta ocasión iba vestido con pantaloncillo verde y camiseta blanca.

La alineación histórica tuvo a Sergio Arias en la puerta. Araujo, Valdez, Sánchez, Esparza y Héctor Moreno conformaban la zaga mexicana. En medio vimos a Aldrete, Hernández y Villaluz, dejando a Giovanni y Vela adelante, con mucha libertad de movimiento gracias a sus jóvenes piernas de magos.

Con el trofeo de campeón como testigo, iniciaba el encuentro. Al 4’ Villaluz sacaba un disparo que se iba desviado. Instantes después Dos Santos robaba el balón, pero no se concretaba la sorpresa.

México quería terminar todas las jugadas, pero Vela no tiraba correctamente.

Una fuerte barrida de Sánchez sobre Anderson inhabilitó al brasileño, quien tuvo que salir de la cancha para ser atendido. En ese tiro de falta, Marcelo probaba a Arias, pero su tiro se iba desviado.

Giovanni también lo intentaba, pero se iba a las manos del guardameta. Esparza ablandaba a Marcelo y los mexicanos enseñaban los dientes. Al 13’ Vela tuvo una clarísima, pero se lanzó de media tijera y la pelota botó muy alto. 

Anderson ya no podía más y sólo daba tiempo para que su compañero calentara. Al minuto 16, entre lágrimas, se marchó la estrella brasileña, que algún día llegó a jugar para el Manchester United, aunque su carrera se apagó antes de lo esperado. Con el ánimo por los suelos, Brasil cedía el control del balón a México, que se veía con gran confianza.

Sin embargo las faltas sobre los habilidosos seguían llegando y al 29’ los sudamericanos tuvieron un peligroso tiro libre, que Celsinho mandaba al travesaño.

Pero sería esa la señal para el despertar azteca. Luego de un saque de manos de Esparza, Giovanni desbordaba a su marca y con la pierna menos hábil mandaba un centro exacto, para que Carlitos Vela se tirara de paloma y anotara el primero de la gran final.

Pocas veces en su carrera el delantero ha corrido para festejar un gol, pero aquella vez fue a abrazar a toda la banca, con los brazos extendidos y esa sonrisa perpetua que lo hizo famoso.

Los mexicanos abrían el marcador con un excelente gol y los niveles de emotividad se elevaban a los cielos.

Cuando todavía se celebraba el primero, Vela recortaba a un par en media cancha, para luego ceder a Villaluz. 

Éste intentaba colocar de izquierda, pero era tanta la gracia nacional, que Dos Santos desviaba con la espalda y eso hacía volar el balón a la posición correcta de Esparza, quien recorrió toda la banda para empalmar el balón con un extraordinario empeine y así vencer a Felipe por segunda ocasión en menos de tres minutos. Los brasileños seguían cayendo lesionados y la mentalidad mexicana sobrepasaba todas las expectativas.

Al 36’ Givoanni dos Santos regalaba un poco de magia y después un globito a la Ronaldinho, disparaba para hacer volar al portero. Luego le cedía un gran balón al número 9, pero la vaselina se iba muy elevada.

Villaluz peleaba con fiereza, pero su disparo también se escapaba por encima.

Los amazónicos ya no veían la suya y soñaban con el descanso. Con una espectacular barrida Sánchez desviaba la intentona de Celso y esa era la última de peligro. México, con la mejor defensa del campeonato, iniciaba tranquilo el complemento, conociéndose superior a su rival en la cancha.

Celso Luis Honorato Júnior, que alguna vez fue comparado con Ronaldinho y que hoy juega en la tercera división de Brasil con el Vila Nova, era el que mejor se mostraba para la Verdeamarela.

Al 48’ sacaba un buen disparo de tiro libre, pero Sergio Arias desviaba a tiro de esquina.

Un par de minutos después Hernández desperdiciaba un buen centro de Esparza y luego los brasileños exigían una mano inexistente dentro del área. Una vez más Hernández era protagonista, pero su disparo lejano era bien controlado por Felipe.

A pesar de que Brasil intentaba sobreponerse, México era feroz al contragolpe y al 56’ el arquero amazónico tuvo que probar su valía otra vez. Después de varios minutos de lucha en media cancha, Celsinho volvía a intentarlo de tiro libre, pero Arias ni se esforzaba en volar.

Chucho Ramírez saboreaba una Gudupop en su área técnica mientras planeaba sus cambios. Anderson volvía a la cancha apoyado en muletas para observar el final del encuentro y Moreno salía con dolores por Valverde. Los mexicanos ya se habían asentado en el campo, pero Ramírez quería revolucionar y amarrar el juego, por lo que le daba entrada a Ever Guzmán por Giovanni.

El moreliano quería dejar su marca en la final y vaya que así sería. Fue al minuto 86’. Guzmán recibía la pelota por delante de los centrales e intentaba recortar al guardameta mientras todo Brasil pedía el fuera de lugar.

Felipe desviaba la pelota, pero trastabillándose Éver volvía a tomar el control y con la izquierda la mandaba a las redes. La euforia en las casas mexicanas era inigualable, con todos saboréandonos lo que se venía. Chucho Ramírez les pedía calma a sus dirigidos, e incluso se alcanzó a escuchar esto: «no se desconcentren, tranquilos, ya van a empezar a patear, faltan tres minutos».

Y en efecto los sudamericanos enseñaron la furia y los patines se empezaron a repartir.

Torito Silva entraba por Vela y un frustrado Marcelo planchaba a Esparza, para irse expulsado.

México Campeón Mundial Sub-17

La banca nacional celebraba y el árbitro señalaba el final del épico encuentro. La Selección Mexicana de futbol ganaba la Copa del Mundo Sub 17 derrotando a Brasil.

Una historia que sólo habíamos soñado y que por fin se convertía en realidad.

El cambio de mentalidad que tanto se pedía y que tuvieron que ser un grupo de jovencitos quienes dieran el ejemplo.

Hace 15 años los Dos Santos, Vela, Villaluz, Guzmán y compañía nos demostraban que el futbol mexicano tiene con qué meterse en la mesa de los grandes del mundo, más allá de cualquier tipo de malinchismos.

Ese equipo que en 2005 nos hizo llorar de felicidad y que llevó a México a ser Campeón del Mundo se convirtió en una magnífica Leyenda del Futbol Mexicano.

¿Cómo recuerdas aquella emocionante final del mundial? ¿Crees que algún día podamos repetir esta hazaña, pero a nivel mayor? Déjamelo saber en tus comentarios. Si te gustó el video, te invito a compartirlo, darle like y suscribirte, para que no te pierdas de ninguna Leyenda del Futbol Mexicano.

Noticias Relacionadas

Te has suscrito exitosamente a Leyendas del Futbol Mexicano
¡Genial! Ahora completa el checkout para el acceso completo Leyendas del Futbol Mexicano
¡Bienvenido de vuelta! Has ingresado exitosamente
¡Felicidades! Tu cuenta está activada, ahora tienes acceso a todo el contenido
Tu información de pago fue actualizada con éxito
Actualización de la información de pago fallida.
Tu link ha expirado.