, mayo 17, 2022

0 resultados encontrados con esta palabra

México CAMPEÓN OLÍMPICO en Londres 2012 🥇 Toda la historia, torneos de preparación y Olimpiadas


  •   26 minutos
México CAMPEÓN OLÍMPICO en Londres 2012 🥇 Toda la historia, torneos de preparación y Olimpiadas

La historia del deporte mexicano en Juegos Olímpicos no es tan basta como nos gustaría. Con 32 medallas de bronce, 24 de plata y sólo 13 de oro, nos ubicamos en el puesto número 41 de los 140 países que alguna vez han participado en el mayor evento deportivo del planeta.

Clavados, boxeo, atletismo y tae kwon do han llevado la batuta obteniendo 45 de las 69 medallas nacionales. Y el deporte con más aficionados del país, que definitivamente es el que más presupuesto posee, nunca había podido subir al podio.

Suscríbete a nuestro podcast

Sin embargo en 2012 un grupo de jóvenes menores a 23 años, reforzados por algunos de experiencia, lograron colgarse la medalla áurea en el césped del legendario Wembley, ante la selección de Brasil.

Ámsterdam 1928

La primera participación azteca en Olimpiadas se dio en Ámsterdam 1928. Ese torneo que era llamado Campeonato del Mundo, a reserva del torneo que se realizaría en Uruguay un par de años después.

Los mexicanos contaban en sus filas con El Trompo Juan Carreño, Óscar Bonfiglio y el Récord Rafael Garza Gutiérrez y tardaron 24 días en llegar por mar a la capital de los Países Bajos.

Ya establecidos, los mexicanos se enteraron de que enfrentarían a España sólo un día antes del debut. El encuentro terminó con un avasallador 7-1 a favor de los españoles, aunque México se defendió con gallardía y el héroe fue el portero, según rezan las crónicas de la época.

Londres 1948

En Londres 1948 la escuadra nacional liderada por el histórico Raúl Cárdenas, caía nuevamente en la primera eliminatoria, esta vez ante Corea del Sur por 5-3.

Tokio 1964

La siguiente participación era hasta Tokio 1964. Por primera vez se realizaba una fase de grupos, en donde México perdía 3-1 contra Rumania y 2 a 0 ante Alemania, pero ganaba el primer punto de la historia con su empate frente a la selección de Irán.

México 1968

Cuatro años después se realizaba el torneo en casa, en la Ciudad de México. El 13 de octubre Luis Estrada anotaba el gol definitivo con que se vencía a la selección colombiana en el Estadio Azteca. Luego Francia, con sólo un par de profesionales en el equipo, ganaba 4-1, también en el Coloso de Santa Úrsula.

Tras la victoria de 4 goles por cero ante Guinea, los nacionales quedaban en segundo lugar de grupo y como en el mundial de 1986, tenía que abandonar el Azteca para enfrentar los cuartos de final ante España en el Estadio Cuauhtémoc de Puebla.

Ahí, con mucha sorpresa, los mexicanos ganaban por 2-0 y la afición se volcaba con todo el apoyo para el partido del 24 de octubre, ahora en el Estadio Jalisco.

Sin embargo la derrota por 3-2 contra Bulgaria apagaba las esperanzas, a pesar de que se habían remontado dos goles.

El partido por el tercer lugar era la esperanza de por fin ganar una medalla, pero Japón, en los pies de Kamamoto, hacía que los mexicanos se fueran derrotados en una lluvia de cojines que lanzaban los aficionados presentes en el Azteca.

Múnich 1972

En Múnich 1972, México se dio el lujo de llevar un equipo amateur al torneo. Y aún así venció a Sudán y Birmania por la mínima, para luego caer 4-1 con la Unión Soviética.

En la segunda fase de grupos se empataba a 1 con Alemania Federal y se perdía 7-0 contra Alemania Democrática y 2-0 contra Hungría, con lo que nos quedábamos con el séptimo puesto, el mejor hasta entonces.

Montreal 1976

Para 1976 en Montreal ya se contaba con Hugo Sánchez y había grandes esperanzas. Pero un joven Michel Platini guio a Francia a la victoria de 4-1. Los subsecuentes empates frente a Israel y Guatemala dejaron eliminado a México.

Descalificación de México 1980

Otra vez los dirigentes nacionales hicieron el ridículo en 1980, al mandar un equipo de futbolistas profesionales, el Unión de Curtidores, a enfrentar el torneo preolímpico de la CONCACAF y después de vencer a Estados Unidos, eran descalificados por romper las reglas.

Barcelona 1992

El regreso se dio hasta Bracelona 1992, ya que la FIFA borró a México de las Olimpiadas de Seúl 1988, por el cientos de veces recordado caso de los cachirules.

En Cataluña el Tri empataba a unos sus tres partidos de grupo, con lo que le decía adiós a otra buena oportunidad de ganar algo.

Atlanta 1996

Por fin, en Atlanta 1996, se cumplía aunque fuera un poco con las expectativas del equipo nacional, que contaba con varias figuras.

La victoria sobre Italia con gol de Paco Palencia, el empate a ceros con Corea del Sur y la nueva igualada con Ghana con otro tanto de José Manuel Abundis, dejaba a México en primer lugar de grupo.

No obstante en cuartos de final éramos eliminados con facilidad por Nigeria, a la postre campeón olímpico.

Atenas 2004

Para Atenas 2004 Ricardo La Volpe decidió tomar el mando del equipo, que competiría en el país donde nació todo, pero el empate ante Mali, la derrota contra Corea y la sufrida victoria sobre los anfitriones, nos dejaban eliminados.

Una mención especial a la edición de 2008, a la cuál no se clasificó después de la bazofia que se dio en el preolímpico, donde el equipo de Hugo Sánchez falló muchísimas claras frente a Haití y por diferencia de goles, se quedaba fuera y el entrenador nacional era despedido.

Al igual que en el campeonato del mundo conseguido en 2005 por la selección sub 17, tuvieron que pasar muchas décadas llenas de decepciones, errores, trampas, suspensiones y frustraciones para que una serie de elementos se combinaran y México pudiera, por fin, hacerse de un puesto en el podio olímpico.

Copa América 2011

Luis Fernando Tena tomaba las riendas del equipo sub 23. El primer intento sería la Copa América de 2011, en donde hubo actos de indisciplina y se dio una de las peores participaciones en el torneo sudamericano, perdiendo los tres partidos de grupo.

Panamericanos 2011

No obstante la prueba de fuego eran los Panamericanos, disputados en Guadalajara en 2011. Ya con los refuerzos de José de Jesús Corona y Oribe Peralta, que atravesaba un momento de forma envidiable, se enfrentaba la fase de grupos.

El primer rival fue Ecuador. Tras un pésimo intento de dejar a Luis Congo en fuera de lugar, los sudamericanos iniciaban ganando.

México insistía, pero el árbitro y la defensa amarilla impedían el empate, que caería hasta el minuto 25’, después de que Peralta empujaba un recentro de Zavala.

El Tri era mejor y no paraba de apretar. No obstante el empate prevalecía y se acababa la primera parte. Oribe tuvo una clara, pero la bajó mal. Fue hasta el minuto 80, en tiro de esquina batallado, que el gol caía de rebote con el pecho de Enríquez. México ganaba 2-1 y se iba con dudas al segundo encuentro del grupo.

Contra Trinidad y Tobago Oribe mandaba un testazo al travesaño y luego los isleños aprovechaban una pésima marca de la defensa para poner el primero en el marcador, ante la sorpresa de todos.

El Hermoso driblaba con calidad a la defensa trinitaria, pero de nuevo se estrellaba en el palo. Sin embargo volvería a demostrar toda su categoría, para ahora con una exquisita pierna izquierda mandarla a guardar e ir a festejar con zapateado incluido.

En el segundo tiempo lo más destacado fue un intento de pelea en la media cancha y el encuentro se iba empatado, con lo que Trinidad y Tobago se llevaba el segundo de sus tres puntos, para acabar invictos, pero eliminados.

Contra Uruguay se cumplió con un partido casi perfecto. Empezaba Jerónimo Amione, que tras un lanzamiento larguísimo, definía cruzado.

Luego al 30 Ponce colocaba el balón en la esquina del área grande y con una zurda educada superaba a la barrera, para marcar un gol de buena calidad.

La defensa charrúa era un chiste y en un tiro de esquina donde había dos cabezazos dentro del área, Zavala ponía el tercero, para por fin responder a lo que se esperaba de la Selección.

Ya en el complemento, Oribe se botaba para recibir la pelota y de tres dedos cedía a Amione que puso duro el pecho y luego chutaba para meter el cuarto gol.

Uruguay tuvo una pequeña reacción marcando primero el 4-1 y luego el 4-2, sin embargo México se repuso y Ponce hizo una serie de regates, para luego pasar a Peralta, que únicamente tuvo que poner el pie y dejar el marcador definitivo.

Semifinales Panamericanos 2011

En las semifinales se topaban con Costa Rica. Otra vez los de negro tomaron la iniciativa y no pararon de apretar a los ticos, con algunas fallas frente al marco.

Pero al minuto 20, Oribe Peralta volvió a acomodarse a su izquierda y con toda la madurez del mundo le pegaba perfecto para marcar el primero.

El de Santos asumía su papel de refuerzo y con dos cañonazos probaba al guardameta, antes de que Amione le respetara la jerarquía y le pusiera un pastelito, que Oribe no dudaba en comerse.

El hat trick del número 9 llegó en el segundo tiempo, rematando con autoridad un centro de Bocanegra al centro del área. Peralta se confirmaba como el hombre gol de México y amarraba su lugar a las olimpiadas, a pesar de que falló una muy clara minutos después.

Final Panamericanos 2011

La medalla de plata estaba asegurada, pero estábamos en casa y se exigía el oro. Los rivales eran otra vez sudamericanos del Mar del Plata, sólo que ahora se llamaban Argentina.

El juego fue reñidísimo. Primero Ponce mandaba un zurdazo, pero Andrada contenía. Luego Amione recibía un buen centro, pero su recepción se abría demasiado y la jugada no prosperaba.

Los argentinos tuvieron dos disparos, pero el capitán Corona relucía la enorme experiencia que le acompañaba.

En la segunda mitad Miguel Ponce tuvo una solo en el área, pero su cabezazo se fue directo al mono. El mismo número 16 recortaba por su banda y pasaba a Oribe, pero el guardavallas achicaba con prontitud.

Una vez más Ponce desperdiciaba un centro en movimiento de Aquino, aunque debió marcarse penal del defensor de la albiceleste.

El héroe volvió a ser Jerónimo Amione. El hombre del Atlante, que desafortunadamente no ha conseguido una carrera sobresaliente, se movía correctamente entre los centrales y Aquino le filtraba un balón exacto, que el delantero definía por abajo.

Brizuela pudo anotar el segundo gol, pero se ofuscó y ya no supo cómo definir. Con una tarjeta roja para Argentina se terminaba el partido y la Selección Mexicana conseguía la medalla de oro en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011.

Preolímpico de la CONCACAF

Cinco meses después se disputaría el Preolímpico de la CONCACAF, que daba sólo dos boletos para los Juegos Olímpicos de agosto. Sólo llegar a la final aseguraba el pase.

El primer rival era una vez más Trinidad y Tobago, pero a diferencia del partido en Guadalajara, México aniquilaba a su rival. Pulido, Reyes, Jiménez y Cortés, además de tres anotaciones de Marco Fabián, daban la victoria por 7-1, para otorgar la confianza necesaria y poner en el olvido el ya recordado preolímpico de cuatro años antes.

En el segundo partido de grupos contra Honduras las cosas no cambiarían mucho. Apenas al 12, en un contragolpe que Aquino entregaba de manera incorrecta, Alan Pulido corregía y de derecha metía un golazo, pero que se quedaba corto.

Y es que al 40’ Marquito le cedía la pelota al de los Tigres, quien después de un par de toquecitos sacar un bombazo incontestable, para luego festejar con todo.

El gol con el que se llevaba la pelota a su casa era también de contragolpe y otra vez con asistencia de Javier Aquino, que en la carrera centraba para la llegada de Pulido, que hacía uno de los mejores partidos que ha dado con México.

El último encuentro de grupos fue muy aburrido y se resolvía hasta el 91’, con un gol del Cubo Torres.

Semifinal Preolímpico de la CONCACAF

La semifinal fue contra Canadá. Los de la hoja de maple iniciaron fuerte, pero Jiménez desviaba su intentona. Luego Pulido se comía una increíble, abanicando el balón.

En un tiro de esquina con tres centros seguidos no se conseguía el gol de ninguna manera, pero luego Fabián corría como gacela por el medio y tocaba hacia la derecha anotar el primero del partido.

Alan volvía a encontrarse con el portero antes de que Canadá empatara, con un cabezazo que se iba entre las piernas de Liborio Sánchez.

No obstante un minutito después Pulido apuntaba otro tanto a su cuenta personal, tras una pared en corto con Marco Fabián.

El tercero y definitivo de México fue de Miguel Ponce, gran protagonista de esa generación. Cabrera le punteaba el balón y el de Guadalajara recortaba con mucha agilidad, para luego darle de derecha y doblarle las manos al portero. La pelotaba agitaba las redes y se aseguraba el pase a las Olimpiadas.

Con tristeza atestiguábamos la desafortunada lesión de David Cabrera, que lo deshabilitaba y borraba de la lista rumbo a Londres, además de que su carrera iría en picada desde entonces.

El último partido era de trámite. Sin embargo Honduras no la puso fácil y le iniciaba ganando, con un buen remate de Quioto.

El combinado nacional lo intentaba, pero los catrachos tenían muy claro que querían quedarse con el primer sitio, además del pase a las Olimpiadas.

No obstante el número 10 de México sacó uno de sus acostumbrados cañonazos de fuera del área y empataba el juego para irse a tiempos extra.

Ya ahí los aztecas se fueron encima y aunque fallaron varias veces, el gol de Ponce al minuto 116 era suficiente para que México se fuera a descansar rumbo al siguiente torneo.

Esperanzas de Toulon

En el mes de mayo se participaba en el Esperanzas de Toulon, en donde habría cinco selecciones olímpicas, incluyendo por supuesto a la mexicana.

Con una sufrida victoria en los últimos minutos frente a Marruecos, una desalentadora derrota contra Francia y los otros tres puntos conseguidos con Bielorrusia, el Tri pasaba a las semifinales.

Ahí esperaba la Naranja Mecánica que empezaba ganando con gol de Van Haaren al minuto 10. Pero 120 segundos después Héctor Herrera y Jiménez se combinaban adecuadamente para que el de Tijuana empatara.

Holanda se iba de nuevo al frente y entre tumbos Van Haaren marcaba su doblete. Sin embargo la fortaleza mental de los del Flaco Tena les despertaba en el complemento.

Cándido Ramírez, que se encontraba en la flor de su carrera en Santos, regateaba dentro del área y definía picadito, para volver a empatar el juego.

Otra vez pasarían dos minutos para el siguiente tanto. Jiménez condujo y le puso medio gol a Cándido, quien quiso devolver el favor al americanista, que con su uña ponía su nombre en el marcador.

Un Héctor Herrera lleno de juventud y velocidad cabalgaba por la banda derecha para mandar una diagonal perfecta, que Marco Fabian empujaba a la portería para marcar su séptimo gol del torneo y de paso ser el máximo goleador de esa edición.

Final Esperanzas de Toulon

La final ante Turquía era la confirmación de que el equipo nacional de México estaba preparado para afrontar los Juegos Olímpicos sin ninguna clase de complejos.

Herrera, que todavía jugaba para Pachuca, conducía con una calidad de jugador grande y cedía para Marquito, que mandaba desviado su disparo.

Luego en un centro de Aquino que Raúl dejaba pasar, Cándido no dudaba y de zurda la mandaba al fondo.

En el segundo tiempo HH la prendió de izquierda, en un tiro que ha repetido muchas veces con la casaca de México y aunque todavía no lo ha logrado concretar, siempre deja temblando a sus rivales.

Fabián tuvo otros dos tiros potentes, pero los dos eran bien contenidos por el arquero Mahmut Ertuğrul. No obstante al 69’ centraba con la izquierda para que Hiram Mier cerrara la pinza y acabara con las pocas esperanzas turcas.

El tercero y último fue de Pulido, quien buscaba asegurarse un lugar rumbo a Londres, cosa que al final no lograría, a pesar de todas sus anotaciones en el proceso.

México ganaba el último torneo de preparación para, ahora sí, lanzarse con todo al torneo de futbol masculino de Londres 2012.

Londres 2012

Sólo había 18 lugares para el equipo que viajaría a Inglaterra. Tres de ellos estaban reservados para los refuerzos mayores de 23 años, que serían José de Jesús Corona, con 31. Oribe Peralta que apenas tenía 28 y Carlos Salcido, jugador de 32 años que no había participado del proceso, pero que era una adición excepcional debido a su espectacular trayectoria.

Afuera se quedaban futbolistas que habían demostrado sus capacidades, como Jerónimo Amione, Cándido Ramírez y Alan Pulido, que era descartado a favor de Giovanni dos Santos, que no había acompañado al equipo por jugar en Europa, pero que apenas llegaba al límite de edad, con 23 años cumplidos.

También se hablaba de que Carlos Vela podría asistir al torneo, pero sus problemas con algunos directivos y con Carlos Salcido le hicieron decir que no. Chicharito Hernández sí quería asistir, pero el Manchester United decidió no prestarlo.

Desde abril se realizó el sorteo de grupos, del cual México fue cabeza de serie. Se enfrentarían primero contra Corea del Sur, que había participado en las últimas siete ediciones, pero que sólo una vez superó la fase de grupos.

El segundo rival era Gabón, escuadra africana debutante en Olimpiadas, pero campeón de su confederación con la mayor.

Y el que cerraba todo era Suiza, que recientemente había quedado en segundo lugar del Sub 21 europeo, además de que su base era de los jugadores campeones del mundo sub 17 en 2009. Es decir que no era un grupo fácil definitivamente.

Primer partido del grupo Londres 2012

El 26 de julio de 2012 comenzaba todo. En el estadio St James Park de Newcastle, los de verde se presentaban contra los asiáticos.

Tahee disparaba de fuera, pero desviado. Luego Diego Reyes se revolvía para repeler un remate y los coreanos pedían el penal. HH lo intentaba de derecha, pero se iba directo a las manos de Jung Sung-Ryong y se acababa la primera mitad.

En la segunda parte el número 13 blanco la agarraba de botepronto, pero el balón se estrellaba en el travesaño. Corea apretaba y Corona era exigido.

México no lograba hacerse con el control del partido y parecía inminente el gol asiático. Nam Tae-Hee también asustaba con tiro de parte interna, que rozaba el poste.

Fabián se encontraba con el balón de frente en el área chica, pero no lograba darle con puntería. El capitán sudcoreano tuvo una de cabeza, pero no atinaba y su técnico sufría en silencio.

Chávez mandaba un centro impoluto, al que Gio le dijo adiós con la pierna izquierda. La última de los aztecas fue en los pies de Jiménez, que después de su slalom le pegaba duro, pero se iba directo al poste y luego para afuera.

Segundo partido del grupo Londres 2012

El segundo partido era ahora en el la Ricoh Arena, de Coventry ante el equipo del mismísimo Pierre-Emerick Aubameyang.

Primero Herrera le pegaba de izquierda, para encender los ánimos del equipo de rojo. Otra vez Fabián empezaba fuerte, impactando la pelota y dejando las manos del portero en fuego. En esa misma jugada Ponce le daba descompuesto y se perdía el primero.

En un disparo chueco que se convertía en centro llegaba la primera de peligro gabonesa. Luego de un peloteo a lo ping pong, Oribe se elevaba cuán alto es, pero el balón se iba débil.

La última de la primera parte rebotaba en el pecho de Mier y los africanos pedían penal, que no se concedió.

Al volver Peralta volvía a probar con la chueca, pero el portero se lucía y la mandaba a la esquina. Luego en un despeje larguísimo Oribe retenía el balón para la llegada de Gio, quien en tres toques se acomodaba para luego disparar y justificar su llamado extemporáneo.

Las panteras africanas no se rendían y Aubameyang le pegaba con la izquierda para que Corona desviara. No obstante en las postrimerías del partido, el refuerzo estrella mexicano era derribado en la orilla del área y el árbitro no dudaba.

Dos Santos tomaba el balón y de izquierda vencía al guardameta Ovono, para darle los tres puntos a México y encarrilar el pase a segunda ronda. Todavía el Chatón hizo la mejor jugada de su vida y se perdía el gol que pudo hacer la goleada.

Tercer partido de grupo Londres 2012

El combinado nacional se iba a Cardiff, la capital de Gales, seguidos de decenas de aficionados mexicanos que, como siempre, hacían mucho ruido en el estadio.

Suiza empezaba con disparo cruzado y luego Diego Reyes salvaba en urgencia. Aquino mandaba un centro elevado que Gio no alcanzaba a conectar. El mismo Dos Santos sacaba un chanflazo, pero se iba abriendo hasta escaparse de la cancha.

El único gol del partido llegaba hasta el 69. Gio se hacía un embrollo en el área y tenía que llegar el infalible Oribe Peralta para horadar la meta europea y quedarse con el primer lugar del grupo B.

Cuartos de final Londres 2012

Los cuartos de final estaban en el horizonte y se disputarían en el mítico y renovado Estadio de Wembley. El rival, una vez más venía de África y tenía muchas credenciales, pero sobre todo un buen juego.

El Senegal de Sadio Mané arrancaba desde la media cancha y nos alistábamos para ver uno de los mejores partidos de la justa. Marco Fabián iniciaba bailoteando, pero le robaban el balón; sin embargo en medio de la duda, el número ocho le pegaba durísimo y la pelota hacía vibrar el larguero.

Al minuto 10 Javier Aquino caía por una zancadilla y Giovanni tendía el balón, que Jorge Enríquez peinaba con su cabeza rasurada y anotaba un gol muy bonito que sorprendía a los senegaleses.

Los Leones del Teranga no bajaron los brazos y hacían volar a Corona, que con el gafete amarillo en el brazo daba tranquilidad a los suyos. En ese mismo tiro de esquina Moussa Konate se quedaba con las ganas de empujar la pelota, pero se levantaba para seguir en el juego.

En un desborde por izquierda el Piloto Jiménez perdía por velocidad y otra vez Chuy Corona era exigido. Otro tiro de esquina que terminaba en otra buena parada del cancerbero azteca, que empezaba a ser el mejor del partido.

México no tenía creación de juego y estaba confundido, mientras que Senegal esperaba la suya. Tuvo que ser hasta el minuto 40 para que pudiéramos ver otra aproximación verde, que también terminaba en la nada.

Pero un par de minutos después Marquito le ponía un centro perfecto al Cepillo Peralta, pero el de Torreón cabeceaba sin dirección y se lamentaba viendo hacia el cielo de la capital inglesa.

Luis Fernando Tena estaba muy incómodo, pues sabía que los suyos no estaban jugando bien y algo tenía que cambiar para la segunda parte.

No obstante en el complemento las cosas se ponían oscuras. Tras un despeje de Jiménez el balón le caía a Kouyate, que disparaba de lejos y la esférica le rebotaba con suspenso a J J Corona.

Marco Fabian y Giovanni hacían una jugada de videojuego y con pases consecutivos entre ellos se metían en el área grande, pero Dos Santos no se tenía confianza y la jugada se acababa.

En otro centro por derecha, José de Jesús volvía a endurecer las muñecas y expulsaba el potente cabezazo de Pape Souare.

A pesar de las aproximaciones senegaleses, sería México el que pusiera el segundo. Tras una gambeteada de Fabián y otra duda de Giovanni dentro del área, la pelota se deslizaba hasta el pie derecho de Aquino, quien no se la pensaba y con el pie derecho mandaba la pelota al ángulo, para evitar la barrida del defensa.

Parecía que los nuestros tenían amarrado el partido, pero Luis Fernando preocupado veía algo que nosotros no.

Primer al 67’ Konate hacía un remate acrobático, pero no inquietaba a Corona. Oribe otra vez hacía el intento con la izquierda, pero era el preámbulo del regreso africano.

Una vez más por la banda izquierda salía volando un centro impoluto del número 16, que Konate ahora sí mandaba a guardar.

Sadio Mané, hoy estrella mundial, se lanzaba de paloma, aunque no atinaba a la puerta. La saga nacional ya estaba haciendo agua y era cuestión de tiempo para que cayera el del empate.

LLegaba otro centro más que el portero mexicano alcanzaba a escupir. Al 75’ entraba Héctor Herrera, con ganas de que empezara a guardar el balón en la media cancha.

No obstante sólo 60 segundos después Oribe se perdía en la marca y dejaba que Ibrahima Balde empatara los cartones.

La semilla de la duda empezaba a germinar en los corazones mexicanos y a la memoria llegaban todos los anteriores fracasos, acumulados en una pila de vergüenza y frustración.

De manera sorprendente el árbitro le perdonaba una roja más roja que la sangre a Souare, que casi le revienta la cara a HH, y luego Peralta le daba un tallón al guardameta, que también pudo traer malas consecuencias

En el último suspiro el número 9 se perdía de la oportunidad de acabar todo rápido, mandando su testazo por encima del arco.

A pesar de todas las dudas, la última media hora del alargue traería calma, emotividad y muchas esperanzas de llegar a lo más alto del Olimpo.

México se adueñaba de las acciones y primero el Hermoso disparaba desde fuera del área y el portero se hacía bolas. Herrera volvía a ponerlo nervioso con un remate de derecha y luego el toque fallido de Marquito lo dejaba acalambrado.

Senegal ya no pudo con la presión y en un bárbaro descuido defensivo, Dos Santos robaba la pelota y de su educada pierna izquierda salía el tiro con que México volvía a ponerse en ventaja y les hacía bailar, muy feo, pero contentos.

Herrera daba un innecesario pisotón y con su amarilla se perdería las semifinales. Después Jesús Corona atajaba otra y ya todos habían perdido la cuenta de sus salvadas.

Al arranque del segundo tiempo Senegal tuvo un tiro libre en buena posición, pero se estrellaba con la barrera y Darvin Chávez la mandaba a la Luna, pero al bajar la pelota la defensa africana clavaba el último clavo en su propio ataúd.

Jiménez la ganaba y después de un intento de globear al portero, que por cierto metía la mano afuera de su área, llegaba HH para anotar su único gol del torneo y regalarnos otro baile, más feo que el anterior, pero también más emocionante, ya que aseguraba al menos la medalla de bronce.

Antes de acabar el juego el portero del Cruz Azul nos regalaba su enésima atajada y con eso el Tri se iba a descansar, con la mente en la semifinal frente a Japón.

Semifinal Londres 2012

El 7 de agosto era el día marcado para el partido contra los nipones, otra vez en Wembley, aunque ahora vestidos de blanco. Peralta hacía el primer intento, pero la mandaba a la tribuna.

Luego Kiyotake hacía un tiro de lejos que rozaba el poste. Pocos minutos después Otsu disparaba con mucha calidad y la mandaba directo al ángulo, donde Chuy Corona no iba a llegar ni en esta ni en otra vida.

Japón se iba adelante y los mexicanos mirábamos expectantes para descubrir cómo reaccionaría la Selección Nacional. Pasaron varios minutos para ver el primer asomo de ataque azteca, con un débil toque de Fabián.

Después de otro buen rato mucha lucha en media cancha, Gio le pegaba de tres dedos pero se iba apenitas por un costado.

El del empate caía al 31’ en tiro de esquina. Dos Santos cobraba y Marco Fabián la empujaba. Un gol sencillo que aliviaba la ansiedad blanca. Instantes después Gio se quería lucir con una vaselina, pero tenía a Oribe en mejor posición.

Hasta el 37’ Japón volvía a levantar la mano, aunque el disparo de Kiyotake se iba volando hasta Tokio. La primera parte ya no daba para más y se iban para cargar las pilas.

Desgraciadamente la parte complementaria empezaba con la pésima noticia de la lesión de Giovanni dos Santos, quien horas más tarde era diagnosticado con ruptura muscular del bíceps femoral, por lo que esa fallida cucharita fue su última jugada del torneo y Raúl entraba en su puesto.

A pesar de todo los últimos 45 minutos se pintaban de verde, blanco y rojo. Primero Oribe remataba de izquierda y enseguida recuperaba la pelota para pegarle como genio y meter un gol de antología, que se convertía en el de la remontada.

Los japoneses generaban cero peligro y México se sabía con el partido en el bolsillo. Ya muy cerca del final Aquino le daba mal de volea y luego luego salía de cambio por Javier Cortés.

Cinco minutos después el canterano de los Pumas recibía un exquisito taco de Peralta y con su punterazo hacía los honores al hombre de Santos, para poner el tercero y definitivo, que llevaba a México, por primera vez en la historia, a disputar la medalla de oro.

En los medios nacionales se hablaba de felicidad por asegurar la medalla de plata. Brasil estaba arriba en las casas de apuestas y todo apuntaba al favoritismo de la Canarinha.

Sin embargo los futbolistas nacionales estaban decididos y hambrientos de colgarse la medalla del primer lugar, que estaba reservada sólo para la mejor selección olímpica del mundo.

Brasil en Londres 2012

El equipo brasileño era muy fuerte, comandado por Neymar y Thiago Silva. Primero se enfrentaron a Egipto, donde Rafael abría el marcador. Luego Leandro Damião pateaba con fuerza un centro fuerte de derecha.

Al 30’ Neymar, con ese peinado tan reconocible en el pasado, empujaba la pelota con la frente. No obstante los egipcios demostraban las vulnerabilidades defensivas de Brasil y con tantos de Aboutrika y Mohamed Salah se acercaban en el marcador, aunque no les alcanzaba el tiempo.

Después se topaban con Bielorrusia, que iniciaba ganando, pero que no podía resistir los embates sudamericanos y con anotaciones de Pato, Neymar y Oscar, Brasil se llevaba otros tres puntos.

En el tercer juego del grupo C los neozelandeses también eran poca pieza para una embalada Verdeamarelha, aunque esta vez los de los goles fueron Danilo, Damião y Sandro. Brasil se calificaba con paso perfecto.

Honduras llegaba a los cuartos de final con el papel de víctima tatuado en la frente, pero con mucho coraje deportivo se fueron arriba en el marcador con un golazo de Mario Martínez.

Todo parecía irle bien a los catrachos, pero la expulsión de Crisanto por dos amarillas en dos minutos, inclinaba la balanza. Hulk lanzaba un centro fuerte y ante la duda de la defensa, Damião se arrojaba para empatar el marcador.

Honduras era un huracán en el inicio del complemento y Espinoza marcaba con la zurda, aunque parecía que ni él se la creía. No obstante Damião era derribado en el área sólo unos instantes después y Neymar hacía valer su enorme nivel.

El tercero y último estuvo a cargo de Leandro Damião, que protegía muy bien el balón para luego mandarla a guardar.

Antes de llegar a la gran final contra México, los brasileños tuvieron que superar a Corea del Sur. Aunque al principio los asiáticos tuvieron varios acercamientos e incluso pedían un penal, los sudamericanos terminaron por imponer su calidad.

Primero fue Rómulo, que le pegaba despacito y el arquero se la comía en su poste. Ya en el segundo tiempo el número 7 de los rojos era derribado flagrantemente, pero el colegiado no pitó la falta dentro del área.

Al 57’ Leandro volvía a confirmar que era el número 9 y ponía el segundo en el tanteador. Siete minutos después el delantero ponía su nombre otra vez, para concretar el quinto partido consecutivo de Brasil anotando tres goles, para llegar a la final con paso perfecto.

Final Londres 2012

La catedral del futbol mundial abría sus puertas a más de 86 mil espectadores, de los cuales una gran parte se volcaba del lado verde, apoyando desde el inicio.

El compromiso del vestuario quedó en evidencia en este clip, donde se escucha a un Luis Fernando Tena en su papel de motivador y a los jugadores listos para el enfrentamiento final.

La alineación titular mexicana presentaba al capitán Chuy Corona en la puerta. La defensa tenía a los laterales Israel Jiménez y Darvin Chávez, mientras que en la central se encontraban Diego Reyes e Hiram Mier. La mediacancha era dominada por la experiencia de Carlos Salcido, Jorge el “Chatón” Enríquez y Héctor Herrera, la sorpresa en el arranque.

Abiertos veríamos a Marquito Fabián y a Javier Aquino, encargados de dotar de pelotas al máximo referente del momento, Oribe Peralta. Se confirmaba entonces la ausencia de Giovanni Dos Santos, que vería el partido desde la banca, pero sin posibilidades de ingresar.

Desde todos los rincones de México podía sentirse el aliento contenido, expectantes sobre lo que podría pasar. ¿Sería que conseguiríamos la medalla de oro o que, como en la historia del pasado, nos conformaríamos con un meritorio segundo puesto?

El Himno Nacional mexicano resonó en tierras inglesas y los jugadores se saludaron respetuosamente con el hermoso mosaico del evento en el fondo.

México ganaba el volado y movería la pelota, lo que daba un augurio positivo rumbo a las acciones del encuentro, que tardaría menos de medio minuto para abrir el marcador.

Las palabras de Tena en el vestidor dieron en el clavo. Corona despejaba la bola y tras el bote, Fabián presionaba en la banda. Aquino robaba el balón, que le caía al Hermoso Peralta, que con toda la madurez y ese futbol que tanto tardó en llegarle, definía con su pie derecho, para marcar el gol más rápido en la historia de las finales olímpicas.

El festejo en la banda estuvo dedicado a Dos Santos, celebrando incluso con una seña particular en honor a Belinda, su novia por aquel entonces.

El encuentro arrancaba con todo y a partir de ahí sería una lucha de poder a poder, con la Selección Mexicana aventajada y con un muy buen trato de balón.

La batalla en media cancha se hizo muy fuerte y pesada, por lo que había pocas llegadas de peligro. Fue hasta el 20’ que Oscar tuvo una, pero su remate se iba a las manos de Corona.

Neymar comenzaba a desesperarse y no lograba ayudar a su escuadra. Oribe se barría enérgicamente y Marcelo solicitaba la amarilla. Luego Reyes entraba por detrás, pero también se iba impune.

El técnico amazónico ya no esperó más y mandó a llamar a Hulk. El futbolista que a partir de ese año jugaría en el Zenit ruso entraba a la cancha por un extraviado Alex Sandro.

Marco se acomodaba para el disparo, pero se iba muy por encima. Luego Aquino cedía para Salcido, mas su derechazo no llevaba dirección. Después José de Jesús Corona se volvía a poner la capa de Superman y volaba para parar un potente remate de Hulk, para a continuación achicar el contrarremate.

Al 40’ Damião tocaba para Marcelo, pero el zapatazo del lateral se iba por un lado, para luego ir a tomar revancha con Oribe, dejándolo tumbado con mucho dolor.

El último acercamiento brasileño fue en el tiempo de compensación, con un tiro de Neymar que tampoco llevaba dirección al arco. México se iba con la ventaja al descanso, para tomar un respiro y regresar a hacer historia.

Después de los 15 minutos reglamentarios, los de amarillo se reunían una vez más para ver si con palabras podían reordenar lo que sus piernas no lograban.

En la primera aproximación Reyes era superado y cometía una falta clara sobre Hulk, para recibir la amarilla. Neymar también probó su suerte, pero no las traía consigo.

El estratega Mano Menezes pensaba y pensaba, pero las ideas no fluían como su equipo lo acostumbró en todo el torneo. Al jugador del Santos de Brasil lo arrollaba un tren llamado Jesús Corona y a partir de ahí sus capacidades se vieron disminuidas.

Al 64’ Marquito Fabián tuvo una muy clara, pero en el achique le rebotaba el balón. Intentó hacer una chilena espectacular, pero la pelota caía en parábola directo al travesaño, para desgracia de toda la afición azteca.

Cuatro minutos después HH mandaba un pase por delante de los centrales y caía el gol de Oribe, pero el asistente de la mirada perdida levantaba su bandera y marcaba el fuera de juego. Luego el portero Gabriel se iba en banda en un tiro de esquina, aunque Fabián erraba su cabezazo.

Los jugadores de la pentacampeona del mundo entraron en desesperación y hacían faltas por toda la cancha. En una de Marcelo, el número 8 mexicano tomaba la esférica y centraba de manera precisa al excelente movimiento de Oribe Peralta, que remataba con la testa y con su segundo gol del partido, tomaba una pluma de oro y escribía su nombre con mayúsculas en el libro de la historia de los máximos referentes del futbol mexicano; uno de los que no sólo jugó bien, si no que marcó el tanto que prácticamente dejaba aniquilado a los amazónicos y le daba el triunfo a los mexicanos.

Silva pudo cerrar la pinza, pero no atinaba. El técnico brasileño ya discutía por todo y Luis Fernando Tena hacía su gesto de siempre. Herrera se animaba de izquierda, pero completamente desviado.

En una carrera Hulk intentaba filtrar para la estrella del Peixe, pero el portero del Cruz Azul corría para mandarla a volar. Rafael hacía una falta y Juan le fallaba al espíritu olímpico al encarar a su compatriota, quien se iba del campo aplaudiendo a sus fans, al igual que el Cepillo Peralta.

Parecía que los últimos minutos serían de trámite, pero la Canarinha tenía guardada una última bala en la recámara.

Marcelo mandaba un largo pase que dominaba Hulk y con toda su potencia alcanzaba a empujar el balón por entre las piernas de JJ, a falta de un par de minutos de juego.

El último suspiro de angustia que soltaban nuestros corazones era en el centro que el poderoso delantero mandaba a Oscar, quien solo en el área chica no lograba apuntar con la frente y volaba la pelota.

Chuy Corona hacía el último saque de meta del campeonato y el árbitro Mark Clattenburg soplaba su ocarina, con lo que se confirmaba que la Selección Mexicana de futbol conseguía la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Los suplentes, los técnicos y los protagnositas en el campo se fundieron en un solo abrazo que incluía también a toda la afición nacional en el estadio y en nuestro país. Neymar quedaba tendido en el césped y los de verde brincaban en el mismo lugar donde la Tota Carbajal hizo historia 46 años atrás.

El Himno mexicano sonaba en el territorio de la Reina por segunda vez en menos de tres horas y con las preseas colgadas alrededor del cuello, los Salcido, Dos Santos, Aquino, Corona, Peralta y compañía, nos hacían volar a lo más alto, acumulando un éxito tras otro y dejando la mesa servida para los futbolistas del futuro.

Este enorme grupo de futbolistas se convertían ese 11 de agosto de 2012 en una majestuosa Leyenda del Futbol Mexicano.

¿Cómo viviste esta gran final de Londres 2012? ¿Cuándo crees que podamos repetir este primer lugar? Para ti cuál torneo tiene más valor, ¿la Copa Confederaciones de 1999, los mundiales sub 17 de 2005 y 2011 o la medalla de oro de estos Juegos Olímpicos? Déjamelo saber en tus comentarios.

Si te gsutó el video, regálanos un like y compártelo con un amigo que ame las historias de nuestro futbol. También te invitamos a ver el resto de nuestro contenido y suscribirte, para más Leyendas del Futbol Mexicano.

Noticias Relacionadas

Te has suscrito exitosamente a Leyendas del Futbol Mexicano
¡Genial! Ahora completa el checkout para el acceso completo Leyendas del Futbol Mexicano
¡Bienvenido de vuelta! Has ingresado exitosamente
¡Felicidades! Tu cuenta está activada, ahora tienes acceso a todo el contenido
Tu información de pago fue actualizada con éxito
Actualización de la información de pago fallida.
Tu link ha expirado.