, mayo 16, 2022

0 resultados encontrados con esta palabra

Óscar Bonfiglio, el primer arquero mexicano en un mundial


  •   4 minutos
Óscar Bonfiglio, el primer arquero mexicano en un mundial

El sueño de casi cualquier futbolista es disputar un mundial y ganar la gloria con su selección... o al menos estar dentro de la lista de selectos humanos que tendrán el honor de jugar la Copa del Mundo.

En 1930, esto no parecía un logro inmenso, e inclusive varios países desdeñaron el torneo, lo que llevó a que los equipos participantes llegaran hasta por invitación, sin embargo, esto no quita el hecho de que lo que cada jugador hiciera terminara por convertirse en un logro inmenso pues entraron en los anales de la historia en el deporte más querido del mundo.

Así, arrancamos este recuento, con miras a la Copa del Mundo de Catar 2022, en el que platicamos un poco sobre cada jugador azteca que compitió en dicho torneo.

Arrancamos con Óscar Bonfiglio, el primer guardameta mexicano que existió y que inclusive inspiró a Carlos Gardel a cantarle a la Selección Mexicana tras detener el primer penal en la historia del torneo.

De aspecto alejado al de un futbolista actual, cara regordeta y cabello difícil de peinar, Bonfiglio nació en Sonora un lejano 5 de octubre de 1905.

Su vocación lo llevó a ser militar, algo que pudo compaginar con su carrera de futbolista, por lo que jugó en equipos auspiciados por el Ejército, como el Guerra y el Marina, que a la postre se convirtió en Marte.

Entró a la inmortalidad al ser el primer portero que disputaba un partido oficial internacional, pues acudió a los Juegos Olímpicos de Amsterdam 1928, donde el Tri fue vapuleado por España 7-1, aún así, la prensa destacó su actuación bajo los tres postes.

Bonfiglio fue electo para formar parte del primer cuadro representativo en una Copa del Mundo, y alineó en el juego inaugural ante Francia, donde tuvo el dudoso honor de ser el primer arquero al que le convertían un gol en dicho torneo, cortesía de Lucien Laurent.

Pese a su esfuerzo, no pudo impedir que el Tri cayera 4-1, y acabó siendo sentado para el segundo partido ante Chile.

Aún así, Bonfiglio jugó en la despedida azteca, donde cayeron 6-3 contra Argentina, sin embargo el guardameta hizo historia al detener un penal a Fernando Partenoster, defensa central apellidado El Marqués, quien era reconocido por su talento para los tiros de castigo. Esta acción impresionó al propio Carlos Gardel, reconocido cantante de tango.

Respecto a eso, su nieto platicó lo sucedido en una entrevista que recopiló el Universal.

Era uno de sus más grandes orgullos, y no era tan vanidoso mi abuelo. Cuando me platicaba, él decía que fue intuición, porque en esa época el portero no se podía mover para nada, no había forma, sólo tratar de adivinar y tirarse a un lado. Aunque también decía que no fue bien tirado ese penalti, porque era muy difícil fallar un penalti, y más, este tiro fue detenido… Alguien tocó en el vestuario mexicano, y entró un personaje internacionalmente conocido, que preguntó: ¿Dónde está el joven Bonfiglio?. Mi abuelo levantó la mano y fue hacia él… ‘déjeme felicitarlo porque le ha parado un penalti a uno de los hombres más infalibles de la historia… Y déjeme darle un abrazo y complacerle en lo que usted me pida. Pídame lo que quiera’…. Ese hombre era nada menos que Carlos Gardel, el mejor cantante de tangos de la historia.

Ante este inusual encuentro, Bonfiglio tuvo una petición especial, que le cantara una canción, a lo que Gardel cumplió con el tema "El día que me quieras".

Tras la desaparición del Marte, jugó en el Asturias, donde se retiró. Aunque fue General de División del Ejército Mexicano, siguió ligado al deporte y se convirtió en entrenador, dirigiendo a equipos como Chivas en la Temporada 1938-1939, la Selección de Jalisco en 1940, el Puebla FC y el Irapuato en los 50's entre otros.

Su nieto lo recordó en una entrevista en la que lo definió así:

Mi abuelo era un hombre muy divertido, un gran jugador de dominó, gente de deporte, gente institucional, fue jefe de intendencia de la secretaría de la defensa nacional en la época del presidente Lázaro Cárdenas… Era un tipo que sabía de números, un gran contador, un gran administrador, esa es el lado que poca gente sabe de él. Además de gran deportista, dicen que era un gran rompecorazones que anduvo con grandes actrices de la época que no voy a decir quiénes eran… Y además, buen portero…  Mi tío Vicente “Chamaco” García que era de los once hermanos del Necaxa, decía que mi abuelo era un gran portero, era muy seguro de mano, y salidas espectaculares y  eso no era normal en la época y mucho menos de este país. Me contaba anécdotas de cuando jugaba en el Asturias, me decía que después de dar un buen partido en el parque del Asturias, se iba al club asturiano a tomar café y todos los españoles llegaban y lo felicitaban y le me metían dinero en la bolsa de su saco, que era la forma de agradecerle el partido que había dado… Decía que de ahí sacaba más dinero de lo que le pagaban en el equipo.

Bonfiglio falleció en 1987, 5 años después de ingresar al Salón de la Fama del Deportista Sonorense, sin embargo su legado permanecerá por siempre no sólo en las canchas, sino también en el espectáculo mexicano pues es padre del actor Oscar Morelli y abuelo de Óscar Bonfliglio.

Síguenos en Tik Tok

@leyfutmex

Se rompe la##maldiciónde ##columbus el ##tri le gana a ##estadosunidos 🇲🇽 ##leyfutmex ##usa ##selecciónmexicana ##eliminatoriasmundialqatar2022 ##concacaf

♬ sonido original - Leyendas del Futbol Mexicano

Noticias Relacionadas

Te has suscrito exitosamente a Leyendas del Futbol Mexicano
¡Genial! Ahora completa el checkout para el acceso completo Leyendas del Futbol Mexicano
¡Bienvenido de vuelta! Has ingresado exitosamente
¡Felicidades! Tu cuenta está activada, ahora tienes acceso a todo el contenido
Tu información de pago fue actualizada con éxito
Actualización de la información de pago fallida.
Tu link ha expirado.