, mayo 17, 2022

0 resultados encontrados con esta palabra

Recordando a Pablo Hernán Gómez


  •   4 minutos
Recordando a Pablo Hernán Gómez

Pachuca ha tenido una gran cantidad de héroes e ídolos a lo largo de los años, muchos ellos responsables de llenar las vitrinas del cuadro hidalguense de éxitos envidiables como la Copa Sudamericana.

Pablo Hernán Gómez fue probablemente el primer referente de los Tuzos, gracias a su carisma, su enorme talento que los llevó a ganar un título de liga, y su trágica muerte.

El argentino nació un 20 de diciempre de 1977 en la ciudad de Mendoza. Se formó en Huracán Las Heras, club al que llegó a los 14 años, y tan sólo tres después debutó en el Apertura 1995 de su país.

Gómez anduvo en varios equipos como Unión de Santa Fe, Godoy Cruz y Argentinos Juniors, hasta que finalmente llegó a México con el Morelia.

Durante el Verano 98, Pablo Hernán jugó con los purépechas, sin embargo sus actuaciones no fueron muy destacadas, por lo que fue prestado al Veracruz para jugar en el ascenso.

Ahí, el pampero demostró su habilidad al marcar 12 goles en 19 partidos que disputó, todos como titular. Sus capacidades técnicas y explosividad lo llevaron al Pachuca, con la difícil misión de salvar la categoría.

Gómez se puso el traje de ídolo desde el minuto uno y colaboró con tres goles para salvar al club, lo que provocó que los Tuzos se convencieran de comprarlo, ya que se encontraba solamente a préstamo, la decisión cambiaría su vida.

Ya asentado con el conjunto de la Bella Airosa, Pablo Hernán tuvo un torneo de ensueño durante el Invierno 99. Dirigido por Javier Aguirre, fue titular 14 partidos y solamente se perdió uno de etapa regular por ser expulsado ante León.

Pachuca quedó en séptimo lugar de la tabla general tras sumar 26 puntos, fruto de ocho triunfos, dos empates y siete derrotas, a pesar de esto, debieron jugar repesca al quedar en tercer lugar de su grupo.

El repechaje fue ante Monarcas, su ex equipo. Pablo Hernán fue clave durante esta llave ya que en la ida anotó los dos goles en la derrota de su equpo por 4-2.

Pachuca logró calificar tras ganar en la vuelta 2-0, con un agónico tanto al minuto 92, que les permitió empatar el global y calificar por mejor posición en la tabla.

En Cuartos de Final el rival fue  el actual campeón Toluca, y otra vez, Gómez fue clave. En el partido de ida se llevaron el triunfo tras ganar 1-0, pero el segundo juego sería muy dificil al enfrentar a una escuadra choricera en el Nemesio Diez que había quedado en segundo lugar tras su gran torneo.

Pese a tener un verdadero monstruo enfrente, Pachuca no se intimidó, y de la mano del pamepero, que anotó dos goles, empataron 2-2 y eliminaron a los Diablos.

El reto de Semifinales fue aún más complicado, pues su rival era el Atlas dorado que había maravillado a todos con una campaña que los puso líderes y que seis meses atrás se quedó en la orilla de ser campeón tras fallar sus penales.

El argentino mostró una vez más su peso clave en estos duelos, y anotó los dos goles con los que Tuzos se llevó la ventaja de 2-0 a Guadalajara. En el Jalisco, Atlas se llevó la victoria 1-0, pero fue insuficiente.

Así, Pachuca estaba plantado en la gran Final ante Cruz Azul, un equipo que hace no mucho había sido campeón gracias a Carlos Hermosillo, y que dejó en el camino a su archirival América.

El partido de ida en Hidalgo fue peleado, Glaría anotó dos goles por los locales, y Pinheiro y Reséndiz marcaron por Cruz Azul. Todo estaba para reservado para la vuelta en la Ciudad de México.

Aquella tarde los Tuzos lograron la hazaña, llevaron el partido a tiempos extra y un gol de oro del Huesos Glaría le dio su primer título al equipo más viejo del futbol mexicano, la aportación ofensiva de Pablo fue clave para lograrlo, al marcar 10 goles, cuarta mejor cuota del torneo.

Llegaría el torneo de Verano 2000, donde Gómez anotó tres goles y seis asistencias, pese a esto el Pachuca no entraría a Liguilla.

Para el siguiente torneo el equipo llegó a Cuartos de Final, donde cayó ante Morelia; Pablo Hernán vio acción en 18 juegos y consiguió cuatro goles.

Su último gol en la Liga MX se dio en la fecha dos del Verano 2001 ante Necaxa, y su último partido fue tan solo dos juegos después, en la victoria 2-0 ante Irapuato donde hizo su última asistencia y salió ovacionado.

Un día después Pablo Hernán murió. Había solicitado un permiso exprés para visitar a su cuñado, el futbolista Ariel González, quien vivía en San Luis.

Manejaba su Lincoln Towncar a más de 170 kilómetros por hora acompañado de su esposa y sus dos hijos, cuando en la autopista Ciudad Juárez-México, en el tramo Portezuelo-Hiuchapan ubicado en Hidalgo, perdió el control. El auto se volcó unos cuatro metros aproximadamente hasta chocar contra un muro y tanto él como su esposa fallecieron, aunque sus hijos milagrosamente salieron con vida.

La tragedia impactó a la Liga MX, misma que perdió a uno de sus mejores jugadores, aquel que iba en camino a ser leyenda y que seguramente hubiera sumado más títulos en su palmarés, pues el cuadro Tuzo se volvió protagonista de nuestro futbol.

Javier Aguirre, técnico del equipo, quedó muy afectado al sentirse responsable de lo sucedido por no convencer a su jugador de no tomar ese permiso exprés.

"No pudimos hacerle entrar en razón que se comprara ese auto que le costó 45.000 dólares. Pablo tenía un carácter especial, pero un corazón tan grande que te compraba. Era el sostén familiar de todo su entorno. No fumaba ni tomaba, pero ese entorno suyo no era fácil. Se preveía que el pronóstico a futuro no era bueno para él... Pablito murió como vivió: a toda velocidad. Fue el jugador con el que más hablé en esos dos años. El luto va por dentro y seguirá toda la vida. Ese cabrón nos robó el corazón. Le quería como a un hijo"

El equipo hidalguense homenajeó a su jugador y retiró el número 20 en su honor, llegaron a la final de aquel torneo, sin embargo se quedaron en la orilla ante el Santos de Jared Borgetti.

Su hijo Pablo Leandro siguió sus pasos, y actualmente juega en el Ascenso MX con el Atlante, club con el que estuvo a nada de ser campeón jugando la final en el Estadio Azul, aquel donde su padre le dio a Tuzos su primer gran alegría.

Síguenos en Tik Tok

@leyfutmex

Cuando #pumas de la #unam le ganó un #trofeo al #realmadrid 🏆🇲🇽 #futbol #españa #ligamx

♬ Peace - Max Farrar

Noticias Relacionadas

Te has suscrito exitosamente a Leyendas del Futbol Mexicano
¡Genial! Ahora completa el checkout para el acceso completo Leyendas del Futbol Mexicano
¡Bienvenido de vuelta! Has ingresado exitosamente
¡Felicidades! Tu cuenta está activada, ahora tienes acceso a todo el contenido
Tu información de pago fue actualizada con éxito
Actualización de la información de pago fallida.
Tu link ha expirado.